¿Cómo duermen los beduinos?

¿Cómo duermen los beduinos?

¿Dónde viven los beduinos?

Tenemos diferentes opciones para que pase sus noches en Wadi Rum, como nuestro campamento beduino, dormir en una cueva, acampar bajo las estrellas o alojarse con una familia beduina. Si está interesado en una de estas opciones, póngase en contacto con nosotros para que podamos hacer los arreglos necesarios.

El campamento se encuentra a 12 km del pueblo de Rum, a unos 20 minutos en coche, contra las rocas rojas en el corazón de la zona desértica protegida. Alrededor del campamento se encuentra el desierto entre las altas montañas de Khazali y Rum, encontrándose en fuerte contraste con el desierto Rojo y el Blanco. La base es ideal para el senderismo, y hay muchas características interesantes del desierto a poca distancia del campamento.

Nuestro campamento cuenta con la aprobación del Gobierno de Jordania. Esto es importante porque Wadi Rum es una zona protegida, por lo que es vital que la presencia humana y sus actividades no dañen o destruyan la zona para que las generaciones futuras puedan disfrutar de este magnífico lugar.

El campamento es sencillo, auténtico y cómodo. Dispone de coloridas tiendas hechas con pelo de cabra tradicional, una cocina, aseos y duchas (agua caliente calentada con energía solar). Contamos con 15 tiendas que pueden albergar de dos a cuatro personas cada una, una tienda grande que acoge a grupos de hasta dieciséis personas, y otra tienda grande que sirve de zona común donde servimos el desayuno y la cena.

Datos de los beduinos

Tradicionalmente, los beduinos han evitado las casas permanentes, prefiriendo tiendas o refugios portátiles que les permiten desplazarse con sus animales. Los beduinos que vuelven al mismo lugar cada año para pasar el invierno suelen construir casas de piedra. Una casa beduina típica contiene una sala de estar, una cocina, dormitorios, cuartos para las mujeres y un patio para los animales. Alrededor de las casas hay construcciones con techos, paredes y vallas hechas de bastani, hojas de palmera. Un “apartamento” beduino es una casa del tamaño de un bolardo con un voladizo suficiente para dar sombra al sol del mediodía.☻

  ¿Cuál es la invocación de Madara Uchiha?

Las casas y tiendas beduinas suelen estar divididas en dos, a veces tres, con una sección para las mujeres -que también contiene una cocina y zonas de almacenamiento- y otra sección para los hombres y los visitantes, donde se reúnen los hombres y se ofrece hospitalidad a los invitados, parientes y socios comerciales. La tercera sección es para los enfermos o donde se cuidan los animales muy jóvenes. En la actualidad, los campamentos de invierno suelen estar ocupados, al menos parcialmente, durante todo el año, y los jóvenes y los ancianos se quedan para aprovechar la educación y la asistencia sanitaria patrocinadas por el gobierno.

Música beduina

La historia de la tienda de campaña es larga e interesante. La tienda, una de las primeras formas de cobijo, se asocia con los vagabundos y los nómadas. Desde los tiempos más primitivos del hombre, la tienda se utilizó como forma de refugio. Incluso las estructuras más rudimentarias tienen atributos comunes a las viviendas actuales: secciones divididas para diferentes funciones vitales, estructuras de soporte, un techo, un suelo y una entrada de algún tipo.

Mientras que el hombre primitivo utilizaba la tienda como refugio improvisado, a medida que el hombre evolucionaba también lo hacía la tienda. Asociada a los primeros nómadas, la tienda de campaña se convirtió en un equipo necesario para las tribus que necesitaban un refugio que debía montarse y desmontarse con rapidez.

Aunque el nomadismo se extendió por todo el mundo, se convirtió en sinónimo de las tribus beduinas de la antigua Nabatea, el Sinaí y Mesopotamia, que hoy en día incorpora gran parte de la Península Arábiga. Aunque se trata de una enorme región geográfica habitada por muchas tribus diferentes, había una cosa que todas tenían en común: la tienda beduina.

  ¿Cuáles son las tradiciones navideñas en el mundo?

¿Qué comen los beduinos?

Al principio parecía una idea descabellada: llevar a los niños al desierto y pasar la noche en un campamento beduino durmiendo dentro de una gran tienda negra. Pero a los pocos minutos de llegar a nuestro remoto destino y tras ser recibidos al clásico estilo de la hospitalidad beduina con una refrescante taza de té dulce, nuestros temores iniciales se disiparon.

Aunque no soy un gran aficionado a dormir bajo las estrellas -dame el lujo de un hotel antes que una aventura al aire libre en cualquier momento-, pasar la noche en un campamento beduino fue un compromiso al que llegamos mis hijos, nacidos en Sabra y amantes de la naturaleza. Les daría la oportunidad de dar rienda suelta a su lado más salvaje y de espíritu libre, mientras que yo podría asegurarme de dormir bien gracias a un colchón proporcionado por nuestros anfitriones beduinos.

La experiencia, esperaba, sería también una oportunidad para abrir la mente de mis hijos al hecho de que, incluso en nuestro Estado dominado por los judíos, hay otras minorías que tienen una forma de vida diferente y estilos de vida interesantes o únicos.

Definidos como nómadas árabes, los beduinos que pueblan la región del Néguev de Israel se estiman en más de 160.000 personas y constituyen aproximadamente el 25% de los residentes en el sur del país. En la actualidad, más de la mitad de ellos viven en ciudades construidas especialmente para ellos por el gobierno israelí entre 1979 y 1982, mientras que la otra mitad vive en lo que se conoce como “pueblos no reconocidos”.

  ¿Cómo conseguir la compostelana?