¿Cómo era considerado el gaucho en la sociedad?

¿Cómo era considerado el gaucho en la sociedad?

Por qué los gauchos son importantes para Argentina

El gaucho se asemeja en algunos aspectos a los miembros de otras culturas rurales del siglo XIX basadas en el caballo, como el vaquero norteamericano, el huaso de Chile central, el chalán o morochuco peruano, el llanero venezolano y colombiano, el chagra ecuatoriano, el paniolo hawaiano,[2] el charro mexicano y el campino portugués.

Otra teoría es que la palabra puede derivar del portugués gaudério, que se designaba a los habitantes de las vastas regiones de Río Grande do Sul y Río de la Plata en el siglo XVIII, o del portugués garrucho, que señala un instrumento utilizado por los gauchos para atrapar y atar al ganado. El cronista del siglo XVIII Alonso Carrió de la Vandera habla de gauderios cuando menciona a los gauchos o huasos como hombres mal vestidos.

Los jinetes itinerantes, que cazan ganado salvaje en las pampas, se originaron como clase social durante el siglo XVII. “La gran abundancia natural de la pampa”, escribió Richard W. Slatta, con su plétora de ganado, caballos, avestruces,[6] y otros animales de caza silvestre, significaba que un jinete y cazador hábil podía vivir sin un empleo permanente vendiendo cueros, plumas, pieles y comiendo carne gratis. Esta generosidad pampeana configuró la existencia independiente y migratoria del gaucho y su aversión al régimen sedentario”[7] Oficial español Félix de Azara, de Goya

Gauchos

La Guerra de la Independencia provocó la movilización popular en el norte de Argentina. Mientras la guerra se libraba en las provincias de Salta y Jujuy, la población rural se alistó en batallones de milicias desde 1814. El reglamento de milicias en la zona del Río de la Plata exigía la extensión del fuero militar a todos los soldados, así como la indemnización cuando se movilizaban para el combate. La movilización popular en el norte del Río de la Plata suponía una amenaza para el poder de las élites, ya que desafiaba las jerarquías y los patrones de deferencia social que databan de la época colonial. Acciones como la intimidación, la incautación de ganado y las ocupaciones de tierras eran comunes entre los gauchos y eran consideradas por ellos como actos de justicia social. La élite los consideraba actos arrogantes y violentos destinados a recortar su poder y despojarles de sus propiedades y su poder.

  ¿Qué tradiciones son tipicas de Argentina?

En los últimos treinta años, los historiadores de la vida rural del Río de la Plata de fines de la colonia y principios de la independencia han puesto en tela de juicio la imagen que hasta ahora se tenía de un campo habitado por gauchos que vagaban por la extensa pampa en busca de trabajo ocasional e inestable en las grandes estancias ganaderas. Al poner el dedo en la llaga de la producción y el trabajo agrario, estos historiadores han transmitido una imagen del campo bonaerense -y en cierta medida de todas las provincias del litoral- habitado por pequeños productores agrícolas a los que llaman “campesinos”. En esta renovada representación del medio rural, el gaucho en el sentido tradicional del término parece haber tenido una presencia marginal en la pampa.6

Pampas argentinas

Ya había pasado la hora del té cuando salimos de la carretera de un solo carril, atravesamos una puerta de madera sin marcar y cruzamos un retículo de ovejas hasta llegar a la pista de tierra. Hacía horas que no veíamos a nadie más, desde la hosca policía fronteriza al cruzar de Argentina a Chile, sólo la inmensidad de las llanuras patagónicas. El paisaje había cambiado poco, interminables ovejas pastando en estepas onduladas y guanacos como llamas galopando hacia cordilleras que se perfilaban contra el cielo siempre cambiante mientras cóndores de dedos negros costeaban en la brisa. Sin embargo, más adelante había movimiento: grandes nubes de polvo salían doradas de detrás de un rancho de poca altura y el sonido de cascos y balidos frenéticos se colaba por la ventana abierta. “Llegan tarde”, explicó Christian, nuestro guía, mientras salía del camión. Detrás de la casa había un mar de blanco; los perros ladraban, corriendo para acorralar a los últimos rezagados mientras tres gauchos, arrastrados por el tumulto, se movían sin esfuerzo en sus monturas. Los gauchos, en plena sesión anual de esquilado de ovejas, se perfilaban bajo la luz del verano y eran un espectáculo magnífico.

  ¿Cuál es la vestimenta del gaucho y la paisana?

Cultura gaucha argentina

[Nota histórica: Extraído de LA VIDA EN LA REPÚBLICA ARGENTINA EN LOS DÍAS DE LOS TIRANOS; O, LA CIVILIZACIÓN Y EL BARBARISMO. Por DOMINGO F. SARMIENTO, MINISTRO PLENIPOTENCIARIO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA A LOS ESTADOS UNIDOS. Traducido por MRS. HORACE (Mary) MANN Original español 1845; traducción inglesa 1868

En gran medida autodidacta, Sarmiento comenzó su carrera como maestro rural a la edad de 15 años y pronto entró en la vida pública como legislador provincial. Sus actividades políticas y su franqueza provocaron la ira del dictador militar Juan Manuel de Rosas, que lo exilió a Chile en 1840. Allí, Sarmiento se dedicó a la política y se convirtió en una figura importante del periodismo a través de sus artículos en el periódico de Valparaíso El Mercurio . En 1842 fue nombrado director fundador de la primera escuela normal de Sudamérica y comenzó a hacer realidad la convicción de toda una vida de que el principal medio para el desarrollo nacional era un sistema de educación pública.

Durante ese período en Chile, Sarmiento escribió Facundo, una apasionada denuncia de la dictadura de Rosas en forma de biografía de Juan Facundo Quiroga, el tiránico lugarteniente gaucho de Rosas. El libro ha sido criticado por su estilo errático y sus excesivas simplificaciones, pero también ha sido calificado como el libro más importante producido en Hispanoamérica.