¿Cómo se celebra Semana Santa en Valencia?

¿Cómo se celebra Semana Santa en Valencia?

3 días valencia

Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional en 1997, la procesión del Domingo de Ramos que se celebra en Elche es una de las tradiciones de Semana Santa más espectaculares de la Comunitat. Este acontecimiento está marcado por la gran cantidad de personas que participan pero, sobre todo, por las singulares palmas blancas de los palmerales de la zona. Los fieles llevan estas palmas en sus manos o las cuelgan de sus ventanas, lo que da a las celebraciones un carácter único. Los que quieran participar en las fiestas no deben perderse el famoso Mercado de la Palma Blanca, que se celebra unos días antes de la Semana Santa, donde pueden conseguir su propia palma blanca.

Unos días antes de la Semana Santa, panaderías, pastelerías y supermercados comienzan a vender monas de Pascua: un dulce difícil de resistir. Comer una mona en Semana Santa es una de las tradiciones valencianas más deliciosas, aunque hay otras regiones, como Murcia y Cataluña, que también tienen esta costumbre. Según la tradición, el padrino debe regalar una mona a su ahijado para que se la coma el lunes de Pascua, cuando se reúne toda la familia.

La visita obligada de Valencia

Si vas a la Semana Santa de León, uno de los momentos más destacados es el encuentro entre San Juan y la Virgen María en la Plaza Mayor, que marca el final de la Ronda y la Procesión de los Pasos. En la Semana Santa de Zamora, el sonido del canto gregoriano da un ambiente increíble a las procesiones nocturnas.Durante las procesiones de la Semana Santa de Valladolid no deje de mirar de cerca las estatuas religiosas, algunas de San Juan de Juni o Gregorio Fernández, y todas ellas obras de arte barroco de incalculable valor. La Semana Santa salmantina es espectacular gracias al impresionante patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Domingo de Ramos en Valencia

En el Reino Unido, para mucha gente, la Semana Santa consiste en regalar y comer huevos de chocolate. En España, las tradiciones religiosas siguen siendo importantes. Y ese es el caso, sobre todo, de la Semana Santa.

La Semana Santa es una celebración de una semana de duración que tiene lugar en ciudades de toda España, especialmente en Andalucía. Durante la fiesta, miles de personas participan en procesiones en las que se llevan enormes carrozas con estatuas religiosas a la iglesia. También les acompañan bandas de música que tocan música religiosa, y las multitudes se alinean en las calles para presenciarlo todo.

De todas las fiestas de España, la Semana Santa es la más sombría, pero también una de las más cautivadoras. La fiesta rinde homenaje a los últimos días de Jesucristo antes de ser crucificado. Muchas carrozas llevan una efigie de él, ya sea portando un crucifijo o sobre él. La Virgen María también es una efigie destacada.

Durante la semana que precede al Domingo de Resurrección se celebran varias procesiones diarias. Y se prolongan durante todo el día y hasta la noche. Los participantes son miembros de una cofradía, lo que suele significar que pertenecen a la misma iglesia. Como en otras fiestas españolas, hay meses de preparación previa. Y la gente considera un honor participar.

Semana santa marinera valencia

Es posible que haya oído hablar de las emotivas procesiones de Semana Santa en Sevilla, o de otras celebraciones piadosas en diferentes destinos españoles. España se toma muy en serio la Semana Santa, como momento para recordar la Pasión de Cristo con actos religiosos. También en Valencia encontrará misas y procesiones junto al mar, pero también mucho colorido, risas, buena comida y, por supuesto, fuegos artificiales. La Semana Santa en Valencia es diferente.

Valencia se vuelca con el mar en Semana Santa. No sólo porque es un buen momento para disfrutar de los primeros rayos de sol de la primavera en la playa, sino porque es en los barrios marineros del Cabanyal, el Canyamelar y el Grao donde encontrará las celebraciones más especiales, durante la Semana Santa Marinera. Estos antiguos pueblos de pescadores han conservado su identidad y tradiciones a pesar de estar incorporados a la gran ciudad. Puede recorrer sus calles con sus típicas casas de tejas en cualquier época del año, pero en Semana Santa cobran verdadera vida con una mezcla de devoción y ambiente carnavalesco.