¿Cómo son las costumbres de los haitianos?

¿Cómo son las costumbres de los haitianos?

Tilbakemelding

El arte haitiano es a la vez alegre y espiritual. Las pinturas son coloridas y se centran en escenas de mercado, comida suntuosa, hermosos paisajes y elementos abstractos del “vudú”. La música haitiana es vibrante, con influencias francesas, africanas, españolas y taínas, y a veces con rastros de ceremonias vudú. Aunque la mayoría de los haitianos son cristianos, la vida y el arte haitianos aluden a menudo al vudú, un conjunto de prácticas e ideas extraídas de muchas de las tradiciones entrelazadas con la compleja historia cultural de Haití. Las imágenes occidentales del vudú como una especie de brujería vengativa son inexactas y estigmatizantes. Aunque tiene elementos más oscuros, el vudú abarca un ámbito más amplio que los actos maliciosos, y tiene facetas alegres y amorosas tanto como cualquier otro conjunto de creencias.

La cultura haitiana se caracteriza por su resistencia frente a la esclavitud, la pobreza extrema, las catástrofes naturales y los desplazamientos, así como la corrupción política y la violencia constantes. El país tampoco es inmune a las catástrofes naturales, como atestigua el terremoto de 2010 que devastó galerías, museos, teatros, edificios históricos y mercados en gran parte del país. Se han llevado a cabo intervenciones internacionales para intentar ayudar a los haitianos a proteger y restaurar su cultura, que sigue asediada por una serie de complejos factores.

La cultura de Haití

Cultura y costumbres de Haití comienza con una visión general de la isla montañosa que parecía prohibida para los colonizadores europeos. Se repasan los periodos históricos, que incluyen la colonización francesa, la ocupación estadounidense a principios del siglo XX, la Independencia y los reinados de los Duvalier, hasta la actualidad, y proporcionan el marco del volumen. Un capítulo sobre el pueblo y la sociedad detalla el orgullo del estado negro que gestionó la única revolución esclavista exitosa de la historia. Se describen los extremos de la sociedad, desde la élite hasta el campesinado y los habitantes de los barrios marginales, junto con los haitianos en la diáspora. A continuación se explica la religión en Haití, con la fuerte amalgama de catolicismo romano y vaudou, una importación de África occidental. Un capítulo sobre las costumbres sociales señala la alegría que se encuentra en una cultura tan deprimida económicamente. Los capítulos sobre los medios de comunicación y la literatura y la lengua se desarrollan necesariamente en el contexto de la historia política de Haití. Una sección sobre la escritura en criollo es especialmente intrigante. Por último, los capítulos sobre las artes escénicas y las artes visuales evocan la energía y el color del pueblo en formas como el jazz y la danza vaudou, el rara rock contemporáneo y la influencia folclórica en la pintura haitiana. El texto se completa con una cronología y un glosario.

  ¿Qué se celebra el 18 de noviembre en Haití?

Religión y cultura haitianas

nota: las estimaciones para este país tienen en cuenta explícitamente los efectos del exceso de mortalidad debido al SIDA; esto puede dar lugar a una menor esperanza de vida, una mayor mortalidad infantil, mayores tasas de mortalidad, menores tasas de crecimiento de la población y cambios en la distribución de la población por edad y sexo de lo que cabría esperar en otras circunstancias

Haití ocupa el tercio occidental de la isla caribeña de La Española. La capital es Puerto Príncipe. El terremoto del 12 de enero de 2010 dañó significativamente la infraestructura clave y redujo la capacidad de las instalaciones médicas de Haití. Si bien ha mejorado lentamente, la infraestructura de Haití sigue estando en malas condiciones, incapaz de soportar la actividad normal, y mucho menos las situaciones de crisis. La Policía Nacional de Haití (PNH), con la asistencia de la Fuerza de Estabilización de las Naciones Unidas para Haití (MINUSTAH), es responsable de mantener la paz en Haití y prestar asistencia en momentos de disturbios civiles. El nivel de delincuencia violenta en Puerto Príncipe, incluidos los asesinatos y los secuestros, sigue siendo preocupante y Haití se considera un puesto de “amenaza crítica” para la delincuencia.

La cultura haitiana americana

La población de Haití, de 10 millones de habitantes, disminuye actualmente a un ritmo del 0,79% según los expertos. El país tiene una alta tasa de natalidad, pero la emigración debida a la alta tasa de desempleo (80,3%), la falta de servicios y la mala salud mantienen bajas las tasas de crecimiento general. La mayoría de la población vive en la pobreza. Hasta 300.000 personas murieron en enero de 2010, cuando un terremoto sacudió Puerto Príncipe y otras regiones del país, causando daños por valor de hasta 7.900 millones de dólares. La mayoría de los haitianos son descendientes de esclavos africanos que llegaron a la isla a partir del siglo XVI. Una pequeña proporción de los haitianos (5%) es de herencia mixta o blanca, conocida como (les Mulatres).  Un gran número de haitianos vive en Florida, Nueva York, la zona de Boston y Montreal, formando lo que la mayoría de la gente llama (la Diáspora).  También hay comunidades haitianas en otras partes de Canadá, Estados Unidos y otros países. Los haitianos llevan décadas viviendo y trabajando en la República Dominicana, de hecho, desde 1844. A lo largo de la década de 1900, la mayoría de los haitianos que viajaron a la parte dominicana de la isla trabajaron en la industria agrícola, concretamente con la caña de azúcar (Nan Batey).

  ¿Cómo se saluda en haitiano?