Costumbres de la gente

Costumbres de la gente

Costumbres de la gente

india

La religión, la cultura, las creencias y las costumbres étnicas pueden influir en el modo en que los pacientes entienden los conceptos de salud, en cómo cuidan de su salud y en cómo toman decisiones relacionadas con ella. Sin la formación adecuada, los médicos pueden dar consejos médicos sin entender cómo las creencias y las prácticas culturales en materia de salud influyen en la forma en que se reciben esos consejos. Preguntar sobre la religión, la cultura y las costumbres étnicas de los pacientes puede ayudar a los médicos a involucrarlos para que, juntos, puedan elaborar planes de tratamiento que sean coherentes con los valores de los pacientes.

francia

Una costumbre se define como una idea cultural que describe un comportamiento regular y pautado que se considera característico de la vida en un sistema social. El apretón de manos, la reverencia y el beso, todas ellas costumbres, son métodos de saludo. El método más utilizado en una sociedad determinada ayuda a distinguir una cultura de otra.

Las costumbres pueden persistir durante generaciones, ya que los nuevos miembros de una sociedad aprenden las costumbres existentes a través de un proceso de socialización. Por lo general, como miembro de la sociedad, la mayoría de las personas se adhieren a las costumbres sin entender realmente por qué existen o cómo se iniciaron.

Las costumbres sociales suelen comenzar por costumbre. Un hombre estrecha la mano de otro al saludarlo por primera vez. El otro hombre -y quizás otros que lo observan- toman nota. Cuando más tarde se encuentran con alguien en la calle, le tienden la mano. Al cabo de un tiempo, el apretón de manos se convierte en algo habitual y adquiere vida propia.

Con el tiempo, las costumbres se convierten en leyes de la vida social, y como las costumbres son tan importantes para la armonía social, su ruptura puede provocar, en teoría, un trastorno que poco o nada tiene que ver con la costumbre en sí, sobre todo cuando las razones que se perciben para romperla no tienen ninguna relación con los hechos.  Por ejemplo, después de que el apretón de manos se convierta en una norma, un individuo que se niega a ofrecer su mano al conocer a otro puede ser despreciado o percibido como sospechoso. ¿Por qué no da la mano? ¿Qué le pasa?

importancia de las costumbres y tradiciones

Las normas sociales, o costumbres, son las reglas de comportamiento no escritas que se consideran aceptables en un grupo o sociedad. Las normas funcionan para proporcionar orden y previsibilidad en la sociedad. En general, la gente quiere aprobación, quiere pertenecer, y quienes no sigan las normas sufrirán la desaprobación o incluso podrán ser expulsados del grupo. Así es como mantenemos el funcionamiento de la sociedad, no sólo con reglas directas sino también con expectativas. Cuando la gente sabe lo que se espera de ella, tiende a cumplirlo. Aunque algunas personas buscan ser diferentes, la mayoría sólo quiere formar parte del grupo. Las normas pueden cambiar según el entorno, la situación y la cultura en la que se encuentren, y el comportamiento de las personas también cambiará en consecuencia. Las normas sociales también pueden cambiar o modificarse con el tiempo.

Hay ciertas normas esperadas para cada género que han existido durante mucho tiempo. Aunque se trata de ejemplos de normas que han cambiado a lo largo del tiempo y siguen cambiando, todavía persisten en muchas comunidades. Muchas de las normas de género son estereotipos y pueden considerarse discriminatorias. Algunos ejemplos de normas específicas de género son los siguientes:

ejemplos de costumbres en la sociedad

Vivimos en un mundo verdaderamente conectado. Puedes acceder a cualquier cultura que quieras con un golpe de dedo. Puedes conocer tradiciones que tal vez nunca experimentes de primera mano. Pero si no entiendes sus significados, puedes acabar apropiándote culturalmente y ofendiendo, aunque tus intenciones sean honrarlas.

Hace unos 2.300 años, los japoneses empezaron a llevar zapatos para ayudar al cultivo del arroz. Los llevaban para mantener los pies secos durante los largos, húmedos y mojados días que pasaban al aire libre. Por eso, antes de entrar en la casa cada noche, se quitaban los zapatos para evitar traer la suciedad al interior.

Se sugiere que el origen de esto vino del almacén de piso elevado utilizado para albergar los arrozales durante el periodo Meiji. La cantidad de arroz en cáscara que se recogía representaba el poder, por lo que introducir suciedad en el almacén después de un largo día se consideraba un insulto al trabajo realizado.

Comenzó una tradición que aún se practica en todo el Japón actual. No sólo en los hogares, sino en ciertos restaurantes, escuelas, templos e incluso en las ceremonias del té. La tradición se ha convertido en parte de la cultura japonesa.

  Costumbres y tradiciones de venecia