¿Cuál es el objetivo de la ceremonia del té?

¿Cuál es el objetivo de la ceremonia del té?

Boda de la ceremonia del té

La ceremonia del té puede explicarse con esta sencilla frase: ichi go ichi e, que significa que cada momento sólo ocurre una vez. El objetivo de la ceremonia del té es estar presente en el momento y recordar que este mismo momento no volverá a repetirse.  Cuando participamos en la ceremonia tenemos que olvidarnos de todo y centrarnos únicamente en beber té en armonía con las personas que nos rodean. Partiendo de esta filosofía, Rikyu introdujo los 4 principios fundamentales de la ceremonia del té:  WA, KE, SEI y JAKU, también conocidos como, armonía, respeto, pureza y tranquilidad.

Todo el procedimiento de la ceremonia del té consiste en que el anfitrión y el invitado disfruten maravillosamente de un tazón de té en armonía.  La armonía tiene tanta importancia en la cultura japonesa que el carácter kanji del japonés (和) es similar al carácter kanji de la armonía (和). La armonía es la base de la cultura japonesa y los japoneses creen que la armonía no se limita a los humanos, sino que puede darse entre los humanos y los objetos y entre los humanos y la naturaleza.

La ceremonia del té puede parecer sencilla pero, en realidad, el anfitrión da muchos pasos para complacer al invitado y éste responde con un agradecimiento continuo en todo momento. Cada pequeño detalle, desde el arreglo floral hasta el pergamino en la pared, indica la máxima atención prestada a la preparación del ritual. Uno de los muchos aspectos de la ceremonia del té que los invitados extranjeros pueden desconocer es la forma ritual de mostrar el agradecimiento por parte de los invitados. Por ejemplo, la persona que se sienta cerca del pergamino colgado debe hacer algún comentario positivo sobre el diseño de la sala preparado para ese día. Después de beber el té, los invitados deben dejar su cuenco en el suelo y luego recogerlo y mirarlo de cerca para luego hacer algunos comentarios positivos sobre lo interesantes y únicos que son los cuencos. Todo esto es para mostrar aprecio y el respeto subyacente. Como se dice en el libro cha no yu “El invitado debe darse cuenta de las molestias que se toma el anfitrión, para darle las menos posibles. La relación ideal entre ellos es una comprensión y aprecio mutuos que no necesitan palabras para expresarse”.

Ceremonia china del té

El ritual del té, influenciado por el budismo zen, fue evolucionando en Japón hasta convertirse en una ceremonia muy codificada. El maestro de ceremonias, la preparación de la bebida y los gestos y la decoración asociados se unen para crear un momento único de armonía y serenidad.

Cómo evolucionó la ceremonia Se dice que los monjes zen descubrieron un té verde en polvo, conocido como matcha, en el siglo IX en China y que un monje budista lo llevó a Japón a finales del siglo XII. El uso de este polvo se extendió rápidamente. En la corte, el té se convirtió en un pretexto para las reuniones sociales. Los samuráis organizaban banquetes, con catas a ciegas, en las que el reto consistía en reconocer el origen de los distintos tipos de té. Los monjes también apreciaban el té, porque promovía la meditación. Poco a poco fue evolucionando un ritual preciso y codificado, marcado por los principios zen de ascetismo y austeridad. Los gestos que acompañan a la preparación del té son tan importantes como el hecho de beberlo. La ceremonia alcanzó su punto álgido en el siglo XVI y desempeñaría un papel fundamental en el modo de vida de los samuráis. Durante este periodo de agitación política, se produjeron interminables guerras entre señores rivales. Los guerreros se refugiaban en este ritual, que ofrecía un entorno sereno, lejos del combate y de la agitación del mundo. La ceremonia del té también tenía una vertiente más social, en la que la apreciación estética era sumamente importante, pero llevada a cabo según las reglas reconocidas del arte.

Ceremonia del té sencilla

Los maestros modernos se adhieren a las mismas reglas, aunque hay docenas de escuelas diferentes de la ceremonia del té, cada una con sutiles diferencias. El maestro de té utiliza una serie de utensilios especializados, como el cuenco de té chawan, una cuchara para el té en polvo hecha de bambú y un batidor de té, conocido como chasen, también tallado en bambú.

Aunque las acciones precisas de la ceremonia del té varían ligeramente entre las distintas escuelas, hay una serie de similitudes. Los invitados se quitan los zapatos antes de ser conducidos a la sala de espera de la casa de té. Recibidos con una silenciosa reverencia del anfitrión, se purifican ritualmente en una pila de piedra lavándose las manos y enjuagándose la boca antes de entrar en la sala de tatamis, donde se espera que comenten el pergamino que cuelga en la alcoba o el arreglo floral de temporada.Tan pronto como los invitados se sientan en la posición arrodillada seiza, el maestro de té comienza la ceremonia limpiando los utensilios meticulosamente y en un orden preciso. El té se prepara en una tetera sobre un fuego de carbón con la misma atención al detalle, y la infusión final se vierte en un cuenco que se entrega al primer invitado, el más importante. Se espera que el receptor levante el cuenco en señal de respeto al maestro del té, lo gire ligeramente para evitar beber de frente, tome un sorbo y luego felicite al maestro por el sabor y el cuenco en el que se sirve. A continuación, se pasa el cuenco al siguiente invitado, que repite el procedimiento hasta que todos los invitados hayan probado el té.

Ceremonia del té de los samuráis

La ceremonia del té japonesa proviene de siglos de enseñanzas y tradiciones de las escuelas de té. Su práctica es un profundo viaje espiritual que comienza con un sencillo principio: compartir el té es mejor cuando el corazón es humilde y puro.

La ceremonia del té es una mezcla de diferentes artes y escuelas de té a lo largo de los siglos de tradición japonesa. Su enfoque simple es saborear espiritualmente cada momento con el conocimiento de que ese momento nunca volverá a repetirse.

La ceremonia del té en japonés tiene diferentes nombres, el más conocido es “sado” o la traducción directa es “camino del té”. Otro nombre es Chanoyu, que se traduce como “agua caliente para el té”. ¿Puede ser más sencillo que eso? Pero la ceremonia del té es una forma de arte del espíritu, plasmada en la preparación, el servicio y la degustación de un simple tazón de té.

La ceremonia del té también se conoce como “reunión del té”. Describe el proceso que va desde la preparación hasta el servicio del té verde matcha en polvo en un evento bellamente coreografiado. Su proceso encarna la armonía práctica y refinada de las artes, la arquitectura, la etiqueta y el paisaje.