¿Cuál es el santo más poderoso?

Santos populares

El 19 de marzo es el día de San José. San José, el esposo de la Virgen María, es uno de los patrones de San Miguel y el patrón de la iglesia católica. Hoy se celebra un desfile a última hora de la tarde con muchas representaciones de San José, fuegos artificiales y una misa especial en la iglesia del Oratorio.      También hay celebraciones durante todo el día en la iglesia de San José de la Montaña, en la calle San José (llamada Homobono hacia el mercado).

San José apenas se menciona en la Biblia, pero se le considera el más poderoso de los santos y el único que tiene dos fiestas.    El 17 de marzo es para San José, patrón de la paternidad y la familia, y el 1 de mayo, patrón de los trabajadores.

Hasta hace poco era común que la mayoría de los hombres mexicanos se llamaran José (y las mujeres, María).    Pepe (Joe), el apodo de José, proviene de la combinación de las palabras para padre adoptivo en español, ya que José fue el padre adoptivo de Jesús.

Los colores tradicionales de San José son el amarillo y el verde, y las banderas de estos colores adornan la calle San José y las calles vecinas, incluida la Presa (donde se encontraba la Hacienda de San José).    A menudo se le representa en el arte sosteniendo al niño Jesús y un lirio.    El lirio con San José nos recuerda que su esposa era la inmaculada Virgen María.

Santos poderosos

Todos los cristianos utilizan las medallas religiosas para venerar a los principales personajes del catolicismo y obtener la protección de los santos que han desempeñado un papel notable dentro de la religión. Cada medalla tiene un significado, una imagen, una inscripción o una finalidad específicos relacionados con cada santo. Se pueden regalar, sobre todo, para algunos acontecimientos importantes, como los Sacramentos (Bautismo, Primera Comunión, Confirmación, Matrimonio, etc.).Si quieres una medalla para ti o para un ser querido, ¿cómo saber cuál adquirir? ¿Cómo saber cuál es la que más se ajusta a tus necesidades o a las de tu ser querido? Descubre ahora las 5 medallas más poderosas para tu protección diaria y encuentra la que más te conviene.

  ¿Cuándo es el Corpus Christi Toledo?

La historia de la Medalla Milagrosa es bastante famosa entre los cristianos. Tras una aparición de la Virgen, la novicia Santa Catalina Labouré, en 1830, diseñó esta medalla religiosa tan popular. La propia Virgen compartió la imagen de la medalla con Santa Catalina y le habló del simbolismo que había detrás de cada aspecto del diseño. Además, la Santísima Virgen prometió que se conferirían grandes gracias al portador de la Medalla Milagrosa.

Santo de la curación

Este post contiene enlaces afiliados o patrocinados. Es posible que nos paguen por publicarlos o si haces clic en ellos o compras a través de ellos.  Si el enlace de afiliación aumentara sus costes, no lo utilizaríamos. Tu confianza es más importante que cualquier comisión. Más información sobre nuestra política de enlaces aquí.

El catolicismo da mucha importancia a los santos como ejemplos a seguir, pero también por su papel de mediadores entre nosotros los mortales y Dios. No en vano muchos de ellos sufrieron martirios espeluznantes, o realizaron milagros o curaciones sorprendentes, o tuvieron el privilegio de encontrarse con Jesús o algún otro personaje santo en persona a lo largo de su vida.

Sus supuestas biografías (o como lo llaman los expertos, su hagiografía) los han asociado a menudo a profesiones, tierras, acciones, objetos, partes del cuerpo o problemas concretos, convirtiéndose así en santos patronos o protectores.

Reza al adecuado, enciéndele una vela o llévale un regalo (ya sean flores u otro objeto relacionado con la especialidad del santo), y te ayudará a que tu oración sea escuchada por el Señor. Y es que hay un santo para cada necesidad. Hoy te presentamos algunos de los más populares que encontrarás en la Catedral de Barcelona.

  ¿Cómo eran las viviendas en el tiempo de Jesús?

Santos cristianos

Padre Celestial, te agradezco por amarme. Te agradezco por enviar a Tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, al mundo para salvarme y liberarme. Confío en Tu poder y gracia que me sostienen y restauran.Padre amoroso, tócame ahora con Tus manos sanadoras, porque creo que Tu voluntad es que esté bien en mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la Preciosísima Sangre de Tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la cima de mi cabeza hasta la planta de mis pies.Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Desarraiga cualquier célula malsana y anormal. Abre cualquier arteria o vena bloqueada y reconstruye y repone cualquier área dañada. Deja que el fuego de tu amor sanador pase a través de todo mi cuerpo para sanar y hacer nueva cualquier área enferma para que mi cuerpo funcione de la manera en que Tú lo creaste.  Toca también mi mente y mis emociones, hasta lo más profundo de mi corazón. Satura todo mi ser con tu presencia, amor, alegría y paz y acércame más a ti en cada momento de mi vida.Y Padre, lléname con tu Espíritu Santo y dame poder para hacer tus obras para que mi vida traiga gloria y honor a tu Santo Nombre. Te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo.    Amén.