¿Cuál es la comida de los toltecas?

Arquitectura tolteca

Según los historiadores, las tribus migrantes comenzaron a asentarse en México antes del año 1100 de la era cristiana. Se formaron pequeñas “ciudades-estado”, cada una de ellas una entidad independiente gobernada por un tlatoani, que dirigía un consejo de nobles. A medida que estas ciudades-estado crecían y prosperaban, las que tenían más poder comenzaron a dominar. A finales de 1200, se habían formado varios imperios separados en México.

De esos imperios, el que existía en la ciudad de Tenochtitlan era el más poderoso. Los guerreros de esta zona dominaban las ciudades-estado vecinas y permitían al gobernante, Motechuhzoma II, imponer los ideales y la religión azteca en una enorme zona geográfica de México.

Para los estudiosos de la historia resulta sorprendente que la capital azteca cayera en manos de los españoles, dirigidos por Cortés, en agosto de 1521. Una de las teorías es que la viruela, llevada a Tenochtitlan por uno de los soldados de Cortés, desempeñó un papel importante en la caída del imperio azteca. Tantos guerreros sucumbieron a la enfermedad que fueron incapaces de detener el ataque de los españoles, que quizá ganaron simplemente porque sus sistemas inmunitarios eran un poco más resistentes a la viruela.

La sociedad azteca

El cacao, que se prepara a partir del grano de cacao, el fruto del árbol del cacao, se utilizó por primera vez mucho antes. Los olmecas, la primera cultura altamente desarrollada de América Central, vivían en el actual México hace más de 3000 años. Su clima cálido y húmedo era ideal para cultivar el sensible árbol del cacao.  Los mayas, que se asentaron en la región unos siglos después de la desaparición de los olmecas, utilizaban los granos de cacao para preparar una bebida amarga y muy especiada. Esta bebida se bebía y sacrificaba en rituales sagrados realizados

  Costumbres extrañas de paises

Pero la civilización maya también tuvo un final misterioso y fue sustituida por los toltecas, aproximadamente en el año 900, y luego por los aztecas. Estas dos culturas adoptaron la tradición de la bebida sagrada, que denominaron “xocoatl” (xoco = amargo; atl = agua). Para los aztecas, esta bebida amarga y picante era una fuente de sabiduría y energía, un afrodisíaco y un bálsamo calmante. El grano de cacao también servía de moneda en la época y se ofrecía a los dioses como sacrificio.

La comida de los aztecas

La historia culinaria del México antiguo comenzó hace unos 9.000 años, alrededor del 7.000 a.C., cuando la cultura maya ocupó las zonas que hoy llamamos Belice, Guatemala y Ecuador, donde alcanzó su apogeo entre el 300 y el 1.000 d.C.    La cultura se trasladó entonces a la península de Yucatán, tal vez porque se habían quedado sin árboles que quemar en la fabricación de estuco/cemento de piedra caliza para la construcción, donde el imperio volvió a alcanzar niveles sorprendentes de sofisticación.    Entre los siglos XIV y XV, la deforestación, la sequía y 100 años de guerra civil redujeron a los mayas a una dinastía fácilmente conquistable por los españoles, que mezclaron su cocina con la de los locales para iniciar la historia de la comida mexicana. La comida de los antiguos mayas, mixtecos, olmecas, toltecas, incas y aztecas, aunque separada por el tiempo y la distancia, existía dentro de un universo agrícola común, fecundado por siglos de conquista y comercio, que formó la cocina mexicana como la conocemos hoy.

El traslado de los mayas a la selva supuso que la nobleza tuviera ahora acceso a ciervos, iguanas, monos, armadillos, pecaríes, agutíes y jabalíes como la jabalina, además del pato moscovita, el pavo y los perros xoloitzcuintli y chihuahua, de los que se alimentaban desde el año 5500 antes de Cristo.    La cría de estos perros fue una lucrativa y estimada ocupación de la clase media en la historia de la alimentación mexicana.    Estos perros, alimentados con una dieta de aguacates y maíz, eran sacrificados antes de cumplir el primer año de vida, de forma parecida a la ternera actual.    Sus descendientes, que durante mucho tiempo se creyeron extintos, se encontraron en el interior hace varias décadas y ahora son una raza sancionada por el equivalente mexicano del AKC.    Los nuevos asentamientos mayas en la costa construyeron grandes canoas marítimas convirtiéndose en los comerciantes fenicios del Nuevo Mundo y diseñaron un magnífico sistema de carreteras y puentes para el comercio interior con centros como Chichén Itzá y Teotihuacán.

  ¿Cuál es el país de los gitanos?

Religión tolteca

La civilización tolteca dominó el centro de México entre los años 900 y 1150 d.C. desde su ciudad natal, Tollan (Tula). Los toltecas eran poderosos guerreros que difundieron el culto a su dios mayor, Quetzalcóatl, hasta los rincones más lejanos de Mesoamérica. Las evidencias en Tula sugieren que los toltecas tenían una red de comercio y recibían bienes de lugares tan lejanos como la costa del Pacífico y América Central, ya sea a través del comercio o del tributo.

Los toltecas no fueron la primera civilización mesoamericana en tener una red comercial. Los mayas eran comerciantes dedicados cuyas rutas comerciales llegaban lejos de su tierra natal de Yucatán, e incluso los antiguos olmecas -la cultura madre de toda Mesoamérica- comerciaban con sus vecinos. La poderosa cultura teotihuacana, que fue preeminente en el centro de México entre el 200 y el 750 d.C., tenía una extensa red comercial. Cuando la cultura tolteca alcanzó la prominencia, la conquista militar y la subyugación de los estados vasallos aumentaron a expensas del comercio, pero incluso las guerras y la conquista estimularon los intercambios culturales.