¿Cuál es la ideología de los rastas?

¿Cuál es la ideología de los rastas?

¿Qué simbolizan las rastas?

Debido a esta extrema variación en estos diferentes relatos, Knotty Boy ha optado por incluir documentación escrita por una variedad de autores para dar una visión general del origen y la historia de las rastas. Las opiniones expresadas en los siguientes artículos no son necesariamente las de Knotty Boy. Por favor, póngase en contacto con los autores directamente con sus preguntas o comentarios sobre sus artículos. Gracias.

Los primeros ejemplos conocidos de este peinado se remontan al antiguo Egipto, donde las rastas aparecían en artefactos egipcios. Incluso se han recuperado restos momificados de antiguos egipcios con rastas en yacimientos arqueológicos.

El Antiguo Testamento también cuenta la historia de Sansón y Dalila, en la que la potencia de un hombre está directamente relacionada con “los siete mechones de su cabeza” y, según los relatos romanos, los celtas tenían “el pelo como una serpiente”.

Sin embargo, el rastafarismo es algo totalmente distinto. Nació en la década de 1930, cuando Ras Tafari fue coronado emperador de Etiopía. Cuando el emperador se vio obligado a exiliarse durante una invasión, los guerrilleros juraron no cortarse el pelo hasta que el emperador fuera restituido. La religión resonaba con las ideologías de la época, como el socialismo, el marxismo, el nacionalismo y el poder negro. Por ello, se consideraba una amenaza para el cristianismo y fue atacada por las autoridades, que trataron de suprimir el movimiento rasta y encarcelaron a los que poseían “ganja”. Los rastafaris fumaban cannabis porque pensaban que les provocaba un estado de bienestar más claro. Sus rastas se consideraban repugnantes y aterradoras, de ahí el término “dread”, que más tarde fue reclamado por la comunidad rasta.

Los celtas tenían rastas

Al igual que la base de la ideología rastafari está arraigada en la tradición africana, también lo está el peinado conocido como “rastas” (“Rastafari – Way of Life | JahWorks.Org | The Intelligent Online Caribbean Music, Culture, and Travel Magazine”). Las rastas se originaron en el este de África y el peinado fue llevado por muchos. En Dominica, el peinado se consideraba de aspecto “espantoso” y enseguida se localizaron las ‘rastas’.

  ¿Qué tipo de eventos culturales hay?

Sin embargo, los rastafaris empezaron a llevar el pelo y la barba largos debido a una escritura del Antiguo Testamento (Número 6:5), también seguida por los judíos ortodoxos, según la cual “ninguna navaja de afeitar tocará sus cabellos”, y llevar rastas siempre ha sido sinónimo de ellos desde los años 40 hasta los 70, e incluso hasta hoy.

En aquella época, los rastas recibían una fuerte persecución sólo por ser quienes eran. Sin haber cometido ningún delito, los rastas eran tratados con brutalidad, maltratados y detenidos por la policía, que a menudo les cortaba los mechones delante de los demás y los convertía en un ejemplo. Hoy en día, muchos de los que llevan rastas como peinado informal saben muy poco sobre los orígenes de las rastas y cómo se llevaban como declaración política y religiosa contra “el establishment”. Muchos fueron sacrificados sólo para tener el derecho de llevar sus mechones como les parecía. Estas persecuciones hicieron que los rastafaris se adentraran en las zonas del “monte” para mantener su estilo de vida sin la amenaza constante de la brutalidad policial.

Antecedentes culturales de las rastas

“¿Rastas? Mi pelo no tiene nada de espantoso”. He escuchado esta expresión y he leído algunos posts interesantes en Tumblr sobre el uso de la palabra “rastas” para describir el peinado enmarañado en forma de cuerda que popularizó Bob Marley en los años 70. Como nací y me crié en el Caribe en los años 90, podía entender el punto muy válido que hacían estos locístas y activistas afrocéntricos sobre el uso del lenguaje para elevarnos y no denigrarnos, pero la chica de campo que hay en mí tenía algunas reservas y, si tienes tiempo, te diré por qué nunca tendrás rastas y, si las tienes, por qué es, por el contrario, un ting maravilloso y poderoso.

  ¿Qué son costumbres de una región?

Me he referido a mi edad y a mis raíces caribeñas porque en los años 90 el rastafari era todavía muy influyente en la cultura caribeña en general. En la Martinica rural, si no eras rastafari, no tenías locs, tenías una permanente… y punto. El peinado estaba demonizado y cualquiera que llevara rastas era sospechoso, un ladrón en potencia, definitivamente un drogadicto cuya madre rezaba fervientemente por su liberación. Utilizo los pronombres masculinos porque durante mucho tiempo, en Martinica, el rastafari fue un asunto mayoritariamente masculino. Tenían cónyuges y parejas, pero la mujer rastafari era rara. Estos hombres llevaban rastas y tenían que sufrir a diario los prejuicios de la población. Se decía que eran sucios, las leyendas rurales situaban innumerables milpiés en sus cabezas e incluso mi siempre escéptica abuela estaba convencida de que utilizaban el buen pelo de los canekalon para obtener los locs o bongos hasta la cintura. En este contexto de ignorancia, las rastas equivalían a un estilo de vida espantoso… Pero como francófonos y criollos no podíamos distinguir la diferencia, ¿verdad? Las rastas significaban que eras un rasta y traían la vergüenza a tu familia, ya que no podrías integrarte en la sociedad educada. Este es el punto histórico que la mayoría de nosotros no entendimos en su momento.

Apropiación cultural de las rastas

Un debate sobre el popular peinado “dreadlooks” no puede comenzar sin destacar que probablemente el 90% de los “dread locked individuals” que se pueden encontrar en Jamaica y que se autodenominan rastafaris, no son verdaderos rastafaris.

El misticismo, la posibilidad de usar la ganja bajo la defensa de la justificación religiosa y todos los beneficios monetarios que uno puede obtener de esto ha hecho que esto se convierta en una “moda” y que muchos hombres jamaicanos lleven rastas y se llamen a sí mismos rastafaris cuando no lo son. El estereotipo de “alquilar una rasta” es cierto en muchos casos.

  ¿Cuál es el protocolo en la mesa?

Muchos hombres ven en el rastafari una forma de salir de la pobreza o un medio para emigrar a un país con mejores oportunidades. El estereotipo ha hecho que todos los que tienen rastas sean considerados rastafaris. Un verdadero rastafari es amante de la paz, amable, muy afrocéntrico y rechaza todos los “esquemas” utilizados para obtener ganancias monetarias.

La primera tribu a la que se puede atribuir este peinado es la de los masai de Kenia. Muchos de los guerreros de esta tribu llevaban este peinado. Estos hombres a veces se teñían el pelo de rojo con extractos de raíces.