¿Cuál es la religión de los chibchas?

¿Cuál es la religión de los chibchas?

Religión incaica

En los altiplanos y valles de la cordillera oriental colombiana, nació una civilización llamada Muisca o Chibchas, también conocidos como los fundadores de la leyenda de El Dorado. A continuación, te invitamos a conocer un poco más sobre la cultura muisca, sus costumbres, religión, ubicación y más.

La cultura Muisca o Chibcha es una población nativa que vivió en el altiplano cundiboyacense y el territorio del sur de Santander (en la actual región de Colombia), entre el siglo VI antes de nuestra era. Sin embargo, durante el año 1600 la conquista española llegó a dominar este pueblo; en la actualidad, sus descendientes inmediatos residen en pueblos del distrito de Bogotá como Suba y Bosa, y en otros vecinos como Cota, Chía y Sesquilé.

La palabra muyska representa “pueblo” o “gente” en la lengua muisca. La cultura muisca está vinculada a una población de la cultura chibcha, que estableció la mancomunidad muisca. Los muiscas forjaron monedas de oro utilizando la técnica de la tumbaga, que consiste en aplicar una mayor proporción de cobre a la aleación de oro.

Religión muisca

El español de Colombia se aproxima al español europeo, aunque hay una serie de variantes locales agrupadas bajo los nombres de “dialectos de la montaña”, “dialectos de las tierras bajas” y “dialecto de Bogotá”. El 80% de los colombianos habla una o varias de estas versiones del castellano. En las comunidades afrocolombianas, tres siguen siendo criollas: El anglojamaicano, el sanandresano y el palenquero. Los indígenas colobianos hablan lenguas pertenecientes a una docena de familias lingüísticas: las principales son el arawak, el chibcha, el quechua y el tupí-guaraní; pero dada la reducción del número de hablantes, estas lenguas corren el riesgo de desaparecer.

Los mestizos representan el 58% de la población y los blancos europeos el 20%. Los afrocolombianos son oficialmente el 18%, pero algunas estimaciones llegan a superar el 30%, lo que pone en duda las cifras oficiales. En cuanto a los indígenas colombianos/americanos, sus 85 naciones en todo el país representan sólo el 3,7% de los colombianos. Los arawaks, los embera, los paez, los guahibos y los guambianos siguen teniendo una población relativamente importante.

Huitaca

La religión muisca describe la religión de los muiscas que habitaban el altiplano central de los Andes colombianos antes de la conquista española de los muiscas. Los muiscas formaban una confederación de gobernantes sagrados y tenían una variedad de deidades, templos y rituales incorporados a su cultura. El ser supremo de los muiscas era Chiminigagua, que creó la luz y la Tierra. No se le honraba directamente, sino que se hacía a través de Chía, diosa de la Luna, y su esposo Sué, dios del Sol. La representación de los dos principales cuerpos celestes como marido y mujer mostraba el carácter complementario del hombre y la mujer y el carácter sagrado del matrimonio[1].

Los muiscas rendían culto a sus dioses en lugares sagrados, tanto naturales, como el lago de Guatavita, las lagunas de Siecha y el lago de Tota, como construidos; los templos del Sol y de la Luna en Suamox (la “Roma” o “Meca” de los muiscas) y Chía, ciudad de la Luna, respectivamente. Durante estos rituales los sacerdotes, obgues, realizaban sacrificios, a veces de carácter humano. La última ceremonia religiosa pública de los muiscas se realizó en Ubaque el 27 de diciembre de 1563[2].

Nombres de chibcha

BOGOTÁ, 30 nov 2007 (IPS) – El uso de la hoja de coca sagrada, el respeto por el agua y la naturaleza y otras prácticas de la cultura precolombina chibcha o muisca sobreviven en Colombia a pesar de cinco siglos de ataques. La cultura estaba tan desarrollada como las de los pueblos inca, maya y azteca, más conocidos, según los estudiosos.

“Sin embargo, la cultura chibcha no ha desaparecido. Hemos empezado a demostrar que no éramos nosotros los ignorantes”, comentó a IPS el físico y biólogo indígena Alfonso Fonseca, jefe del cabildo chibcha de Cota, a media hora al norte de Bogotá por carretera.

Al igual que los mayas y los aztecas de México, los incas de Perú y los aymaras de Bolivia, los muiscas en la época del descubrimiento se habían desarrollado más allá de la civilización primitiva, y eran gobernados por caciques, señala el libro “Culturas indígenas colombianas”, de Rafael Martín y José Puentes.

Esa lengua se extendió y se dividió en diversas variantes en Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y algunas regiones de Colombia, Venezuela y Ecuador, según el libro “Precolombia: Introducción al estudio del indígena colombiano” de Teresa Arango.