¿Cuáles eran las costumbres de la cultura muisca?

Oro muisca

BOGOTÁ, 30 nov 2007 (IPS) – El uso de la hoja de coca sagrada, el respeto por el agua y la naturaleza y otras prácticas de la cultura precolombina chibcha o muisca sobreviven en Colombia a pesar de cinco siglos de ataques. La cultura estaba tan desarrollada como las de los pueblos inca, maya y azteca, más conocidos, según los estudiosos.

“Sin embargo, la cultura chibcha no ha desaparecido. Hemos empezado a demostrar que no éramos nosotros los ignorantes”, comentó a IPS el físico y biólogo indígena Alfonso Fonseca, jefe del cabildo chibcha de Cota, a media hora al norte de Bogotá por carretera.

Al igual que los mayas y los aztecas de México, los incas de Perú y los aymaras de Bolivia, los muiscas en la época del descubrimiento se habían desarrollado más allá de la civilización primitiva, y eran gobernados por caciques, señala el libro “Culturas indígenas colombianas”, de Rafael Martín y José Puentes.

Esa lengua se extendió y se dividió en diversas variantes en Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y algunas regiones de Colombia, Venezuela y Ecuador, según el libro “Precolombia: Introducción al estudio del indígena colombiano” de Teresa Arango.

Confederación muisca

Los antiguos pueblos de la actual Colombia vivían a lo largo de las rutas comerciales que conectaban América del Norte y del Sur. Las ideas y los conocimientos técnicos también viajaban por estas rutas. Es posible que los conocimientos sobre el trabajo de los metales hayan viajado hacia el norte, desde Perú a los pueblos de Colombia, y finalmente a otros pueblos situados más al norte, en América Central. La orfebrería de Colombia se clasifica tradicionalmente por zonas arqueológicas, o regiones, cada una con asociaciones estilísticas. Los muiscas, también llamados a veces chibchas, vivían en el altiplano central al sureste de Bogotá, cerca de la actual capital de Colombia, Santa Fe de Bogotá.

  Costumbres de carnaval

El pueblo de Muisca

En las tierras altas y valles de la cordillera oriental colombiana, nació una civilización llamada Muisca o Chibchas, también conocidos como los fundadores de la leyenda de El Dorado. A continuación, te invitamos a conocer un poco más sobre la cultura muisca, sus costumbres, religión, ubicación y más.

La cultura Muisca o Chibcha es una población nativa que vivió en el altiplano cundiboyacense y el territorio del sur de Santander (en la actual región de Colombia), entre el siglo VI antes de nuestra era. Sin embargo, durante el año 1600 la conquista española llegó a dominar este pueblo; en la actualidad, sus descendientes inmediatos residen en pueblos del distrito de Bogotá como Suba y Bosa, y en otros vecinos como Cota, Chía y Sesquilé.

La palabra muyska representa “pueblo” o “gente” en la lengua muisca. La cultura muisca está vinculada a una población de la cultura chibcha, que estableció la mancomunidad muisca. Los muiscas forjaron monedas de oro utilizando la técnica de la tumbaga, que consiste en aplicar una mayor proporción de cobre a la aleación de oro.

Muisca kolumbien

La llanura de la sabana de Bogotá, territorio del sur de la Confederación Muisca, no sólo proporcionaba tierras fértiles para la agricultura, sino también muchas arcillas diferentes para la producción de cerámica, abrigos rocosos donde se hacían petroglifos y petrografías y un acceso estratégico central a las regiones de alrededor. Esto posibilitó el comercio con varios grupos indígenas vecinos mediante el cual los muiscas obtenían plumas, algodón, pigmentos y las grandes cantidades de oro y cobre que utilizaban para sus finos tunjos, joyas y otros artefactos de oro y tumbaga

  ¿Qué es lo que hacian los indígenas?

Este artículo describe el arte producido por los muiscas. Los muiscas establecieron una de las cuatro grandes civilizaciones de la América precolombina en el Altiplano Cundiboyacense, en el actual centro de Colombia. Sus diversas formas de arte se han descrito con detalle e incluyen cerámica, textiles, arte corporal, jeroglíficos y arte rupestre. Aunque su arquitectura era modesta en comparación con las civilizaciones inca, azteca y maya, los muiscas son más conocidos por su hábil orfebrería. El Museo del Oro de la capital colombiana, Bogotá, alberga la mayor colección de objetos de oro del mundo, procedentes de varias culturas colombianas, incluida la muisca.