¿Cuáles son las fiestas y tradiciones de Italia?

¿Cuáles son las fiestas y tradiciones de Italia?

La cultura italiana

Italia es uno de los países más pintorescos de Europa y, por supuesto, es aún más hermosa en Navidad. Aunque rara vez nieva, las fiestas son suficientemente divertidas sin ella. Ya sea en una excursión por Roma o esquiando en los Alpes italianos, aquí tiene 8 tradiciones navideñas de toda Italia.

Una de las mejores tradiciones navideñas italianas es que se celebran durante mucho más tiempo que en otros países. Su temporada festiva comienza oficialmente el 8 de diciembre, con la fiesta de la Inmaculada Concepción. Se prolonga hasta el 6 de enero, el duodécimo día de Navidad, conocido como la Epifanía. Esto significa que el resto de las tradiciones navideñas que se describen a continuación duran incluso más de lo que imagina.

Durante todo el mes de diciembre, puede combinar las visitas turísticas con las actividades de temporada. Realice una visita a las Catacumbas de Roma seguida de toda la diversión festiva que pueda imaginar, o haga un recorrido por la ciudad de Roma y vea cuántas de las tradiciones que se describen a continuación puede ver en acción.

En lo que es una tradición muy tradicional, los italianos no comen carne en Nochebuena, o la Vigilia. En su lugar, comen una variedad de platos de pescado, a veces hasta siete platos de marisco. Esto es típico en el día y la noche anteriores a cualquier celebración religiosa; se supone que hay que “comer magro” y purificar el cuerpo antes de las fiestas. Los platos de pescado más populares varían según el país. En Roma, disfrutan del plato local de pezzetti: alcachofa, calabacín y brócoli fritos juntos, mientras que en Nápoles, el marisco y el brócoli se saltean.

Tradiciones de las bodas italianas

Aunque algunas fiestas italianas se celebran a nivel nacional, muchas tienen un enfoque regional y exaltan las leyendas locales. Una anciana sin pretensiones que vuela en una escoba para llevar dulces a los zapatos y calcetines de los niños. Una efigie en llamas en el centro de la ciudad que dice finalmente 2020 y forza 2021. Una batalla campal en la que la gente se lanza naranjas durante tres días. Un festival dedicado a un preciado hongo subterráneo. Estas son sólo una muestra de las ricas tradiciones que celebramos cada año en nuestra cara bell’Italia.

Desde la presepe en la Plaza de San Pedro y las luces parpadeantes que adornan las calles hasta los mercados navideños en la plaza, Natale es la quintaesencia de Italia en su plenitud de vida y luz. Una de las fiestas más entrañables del año, los italianos dan el pistoletazo de salida a la temporada navideña con la fiesta de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre, decorando sus árboles y hogares para la temporada. La alegría continúa con la Fiesta de los Siete Peces en La Vigilia, la víspera de Navidad, y se prolonga con gran expectación hasta el día de Navidad. Muchos se reúnen en su iglesia local para celebrar el nacimiento del niño Jesús y esperan la visita del Babbo Natale, que trae regalos a los niños entusiasmados y bien portados. Como en la mayoría de las fiestas italianas, Natale nos reúne en torno a una mesa para comer tortellini in brodo o agnolotti y una rebanada de panettone o pandoro de postre, seguido de unas cuantas rondas de Tombola con la familia.

Valores culturales de Italia

Italia es uno de los países más pintorescos de Europa y, por supuesto, es aún más hermosa en Navidad. Aunque rara vez nieva, las fiestas son suficientemente divertidas sin ella. Ya sea en una excursión por Roma o esquiando en los Alpes italianos, aquí tiene 8 tradiciones navideñas de toda Italia.

Una de las mejores tradiciones navideñas italianas es que se celebran durante mucho más tiempo que en otros países. Su temporada festiva comienza oficialmente el 8 de diciembre, con la fiesta de la Inmaculada Concepción. Se prolonga hasta el 6 de enero, el duodécimo día de Navidad, conocido como la Epifanía. Esto significa que el resto de las tradiciones navideñas que se describen a continuación duran incluso más de lo que imagina.

Durante todo el mes de diciembre, puede combinar las visitas turísticas con las actividades de temporada. Realice una visita a las Catacumbas de Roma seguida de toda la diversión festiva que pueda imaginar, o haga un recorrido por la ciudad de Roma y vea cuántas de las tradiciones que se describen a continuación puede ver en acción.

En lo que es una tradición muy tradicional, los italianos no comen carne en Nochebuena, o la Vigilia. En su lugar, comen una variedad de platos de pescado, a veces hasta siete platos de marisco. Esto es típico en el día y la noche anteriores a cualquier celebración religiosa; se supone que hay que “comer magro” y purificar el cuerpo antes de las fiestas. Los platos de pescado más populares varían según el país. En Roma, disfrutan del plato local de pezzetti: alcachofa, calabacín y brócoli fritos juntos, mientras que en Nápoles, el marisco y el brócoli se saltean.

Navidad en Italia

La Navidad, tal y como se celebra en Italia, tiene dos orígenes: las tradiciones familiares del cristianismo mezcladas con las tradiciones paganas anteriores a la época navideña. La mayor fiesta del antiguo Imperio Romano, la “Saturnalia” (una celebración del solsticio de invierno), coincide justamente con las celebraciones navideñas del Adviento. En consecuencia, las ferias navideñas, la alegría y las procesiones de antorchas, honran no sólo el nacimiento de Cristo, sino también el del “Sol Invicto”.     “Natale”, la palabra italiana para Navidad, es literalmente la traducción de “cumpleaños”.

Una tradición encantadora, pero que está desapareciendo rápidamente en Italia, es la inauguración de las próximas fiestas por los “Piferari” o flautistas. Descienden de las montañas de los Abruzos y el Lacio tocando con sus gaitas melodías atractivas y características, llenando el aire de expectación por la alegre celebración que se avecina.

La Nochebuena es el momento de ver las artísticas y elaboradas escenas del pesebre italiano o belenes. Consisten en figuras, de arcilla o yeso, del niño Jesús, María y José. Un buey y un asno están cerca porque, según la leyenda, calentaban al niño con su aliento. Alrededor de este punto focal básico, los artesanos individuales crean sus propios paisajes intrincados. Puede haber grutas, arbolitos, lagos, ríos, las luces de “Belén” de fondo, ángeles colgados de cables y, en ocasiones, incluso héroes locales. Los belenes más bonitos se instalan en las iglesias. A menudo hay un concurso entre iglesias de la misma ciudad para el mejor Belén. La gente va de iglesia en iglesia para ver y comparar los belenes y las exposiciones.