¿Cuáles son las horas judías de oración?

¿Cuáles son las horas judías de oración?

Oraciones tradicionales judías

El judaísmo es una religión muy compleja, llena de complicados rituales y elaborados rezos y textos. En la antigüedad, la actividad religiosa giraba en torno al sacrificio de animales y al Templo. Tras la destrucción del Templo en el año 70 d.C., el centro de la vida religiosa pasó a ser la oración y la incorporación de la religión a la vida cotidiana. Muchos judíos ven cada aspecto de la vida como una oportunidad para expresar su fe y su amor a Dios.

Para ser un verdadero judío, la mayoría de los judíos ortodoxos y no ortodoxos creen que hay que seguir la ley judía y comprometerse con el estilo de vida ortodoxo. Esto implica comer sólo alimentos kosher, rezar y leer regularmente las escrituras religiosas y seguir una miríada de reglas que muchos aspectos de la vida cotidiana. Los textos religiosos proporcionan reglas detalladas sobre el matrimonio, el sexo, el nacimiento, la crianza de los hijos, los negocios y la muerte, así como qué hacer en las fiestas religiosas y cómo practicar su religión.

En la época del Templo, el vino se vertía sobre el altar durante los sacrificios de animales. Hoy se bebe al final del sábado, se ofrece como señal de bienvenida y se utiliza en las ceremonias de la circuncisión y la Pascua. “Sin el Templo no hay forma de cumplir muchas de las obligaciones religiosas, como los sacrificios rituales, que exige la Torá. En la teología ortodoxa, eso significa que todos los judíos están atrapados en un estado de impureza y, por lo tanto, no pueden estar en la presencia de Dios.

Oración de la Amidah

La Liturgia de las Horas (en latín: Liturgia Horarum) u Oficio Divino (en latín: Officium Divinum) u Opus Dei (“Obra de Dios”) son las horas canónicas,[a] a menudo también denominadas breviario,[b] de la Iglesia latina. La Liturgia de las Horas constituye el conjunto oficial de oraciones que “marcan las horas de cada día y santifican la jornada con la oración”[4] El término “Liturgia de las Horas” se ha aplicado retroactivamente a las prácticas de rezo de las horas canónicas tanto en el Oriente como en el Occidente cristiano -en particular dentro de los ritos litúrgicos latinos- antes del Concilio Vaticano II,[5] y es el término oficial para las horas canónicas promulgado para su uso por la Iglesia latina en 1971. [6] Antes de 1971, la forma oficial de la Iglesia latina era el Breviarium Romanum, publicado por primera vez en 1568 con ediciones importantes hasta 1962.

  ¿Cuándo empiezan las vacaciones de verano en UK?

La Liturgia de las Horas, al igual que muchas otras formas de las horas canónicas, se compone principalmente de salmos complementados por himnos, lecturas y otras oraciones y antífonas rezadas en momentos fijos de oración[7] Junto con la Misa, constituye la oración pública de la Iglesia. Los cristianos de las tradiciones occidentales y orientales (incluidas las iglesias católica latina, católica oriental, ortodoxa oriental, asiria, luterana, anglicana y algunas otras protestantes) celebran las horas canónicas de diversas formas y con distintos nombres. El canto o la recitación del Oficio Divino constituye, por tanto, la base de la oración dentro de la vida consagrada, y algunas de las órdenes monásticas o mendicantes producen sus propias permutaciones de la Liturgia de las Horas y del antiguo Breviario Romano[2].

Oraciones diarias judías

Tal vez haya visto la historia en Los Angeles Times o en Internet de cómo un vuelo de Ciudad de México a Los Ángeles se vio sumido en el pánico cuando los auxiliares de vuelo observaron que tres hombres se ponían de pie, comenzaban a envolverse con correas de cuero y se colocaban cajas en la cabeza. Temiendo, como es lógico en nuestra cultura posterior al 11 de septiembre, que se tratara de terroristas suicidas, se tomaron medidas de emergencia.

Resultó que los tres caballeros eran judíos ortodoxos que se ponían el tefilín y se preparaban pacíficamente para la hora de la oración. Tal vez sea necesario informar al público de este bello y antiguo rito.

Los hombres judíos ortodoxos rezan tres veces al día. La primera de ellas es el sajrit, que se reza en cualquier momento desde el amanecer hasta un tercio del día, aunque la costumbre devota aconseja que se haga al levantarse, después de lavarse y antes de sentarse a comer.

  ¿Qué costumbres tenemos en Navidad?

Una costumbre muy antigua vincula estas tres a los antiguos patriarcas, sugiriendo que Abraham estableció la oración de la mañana, Isaac la del mediodía y Jacob la de la tarde. Otra tradición dice que las dos primeras horas de oración correspondían a los tiempos de sacrificio en el antiguo templo salomónico.

A qué hora es la oración matutina judía

El término hebreo para la oración es ‘tefillah’. La palabra ‘rezar’ en hebreo es ‘pallel’, de la raíz, pe, lamed lamed, que significa ‘juzgarse a sí mismo’. Así, para los judíos, el momento de la oración es el momento del autojuicio y la autoevaluación. Para un judío observante, la oración forma parte de su vida cotidiana, no es sólo algo que se hace en la sinagoga una vez a la semana. Los judíos rezan tres veces al día entre semana y otras veces en Shabat y en las fiestas.

Rezar es un momento en el que miramos dentro de nosotros mismos y vemos nuestra relación con Dios. No nos limitamos a rezar para pedir a Dios nuestras necesidades diarias. Rezar implica mucho más que eso. La razón más importante por la que los judíos rezan es para dar gracias a Dios, o para confesarse.

Dios nos ha ordenado rezar a Él y sólo a Él. Rezamos a Dios por todas las cosas: en tiempos de angustia pedimos ayuda; en tiempos de consuelo expresamos nuestra gratitud; y cuando todo va bien pedimos que siga mostrando misericordia hacia nosotros.

Muchas personas no rezan porque la oración no es algo natural para el espíritu humano. Al ser humano hay que enseñarle a rezar, igual que hay que enseñarle otras diversas habilidades de sentimiento y comunicación.

  ¿Cómo impactan las costumbres en nosotros?