¿Cuáles son las manifestaciones culturales del Renacimiento?

El humanismo renacentista

Este artículo trata del Renacimiento europeo de los siglos XV y XVI. Para el Renacimiento europeo anterior, véase Renacimiento del siglo XII. Para otros usos, véase Renacimiento (desambiguación).

El Renacimiento (UK: /rɪˈneɪsəns/ rin-AY-sənss, US: /REN-ə-sahnss)[1][a] es un periodo de la historia europea que marca la transición de la Edad Media a la modernidad y que abarca los siglos XV y XVI, caracterizado por un esfuerzo por revivir y superar las ideas y los logros de la antigüedad clásica. Tuvo lugar tras la crisis de la Baja Edad Media y se asoció a un gran cambio social. Además de la periodización estándar, los partidarios de un “largo Renacimiento” pueden situar su comienzo en el siglo XIV y su final en el siglo XVII[3].

La visión tradicional se centra más en los aspectos modernos tempranos del Renacimiento y sostiene que fue una ruptura con el pasado, pero muchos historiadores actuales se centran más en sus aspectos medievales y sostienen que fue una extensión de la Edad Media[4][5] Sin embargo, los inicios del periodo -el Renacimiento temprano del siglo XV y el Proto-Renacimiento italiano de alrededor de 1250 o 1300- se solapan considerablemente con la Baja Edad Media, convencionalmente datada en c.  1250-1500, y la propia Edad Media fue un largo periodo lleno de cambios graduales, como la Edad Moderna; y como periodo de transición entre ambos, el Renacimiento tiene estrechas similitudes con ambos, especialmente con los subperiodos tardío y temprano de ambos[b].

Cronología del Renacimiento

La cultura es como un árbol, un árbol fabuloso, en el que cada rama se forma de forma diferente a su vecina, cada flor tiene su propio color y fragancia, cada fruto su dulzura especial. Esta riqueza y abundancia se ha desarrollado de forma natural. Cada cultura y cada pueblo llevan su sello individual, pero las ramas son todas brotes del mismo tronco y se alimentan de la misma savia. Si las ramas se cortan y se separan del tronco, las flores se marchitan. Todos somos miembros de la gran sociedad de la humanidad; nuestras culturas nacionales forman parte de la cultura del mundo entero, que debemos seguir construyendo.-Kaj Birket-Smith (1965), p. v

  ¿Qué es Wicca y paganismo?

1Para que en el futuro florezca una era cultural, será imprescindible una nueva visión. Esta visión debe ser capaz de producir una transformación del sistema mundial, de la condición humana y de las formas en que las personas interactúan entre sí, así como con el entorno natural y otras especies.

2La clave para hacer realidad esta visión reside en un renacimiento, no en una revolución o en una evolución general. La evolución general no es posible porque la era económica actual se basa en fundamentos que no son compatibles con el bienestar medioambiental, humano y global, ni con la resolución de los problemas más difíciles, exigentes y debilitantes del mundo. La revolución no es posible porque es demasiado aterradora para contemplarla, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez más naciones poseen capacidades biológicas, químicas y nucleares capaces de causar destrucción masiva. Esto deja al renacimiento como la única alternativa viable. Este renacimiento debe ser tan audaz en su diseño y atrevido en su ejecución que haga posible que las personas, las ciudades y los países de todo el mundo miren al futuro con esperanza y entusiasmo, en lugar de con pesimismo y ansiedad.

Sociedad inglesa del renacimiento

Parece que estás usando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, puede ver resultados inesperados.

El Renacimiento fue un ferviente período de “renacimiento” cultural, artístico, político y económico europeo que siguió a la Edad Media. Generalmente descrito como que tuvo lugar desde el siglo XIV hasta el siglo XVII, el Renacimiento promovió el redescubrimiento de la filosofía, la literatura y el arte clásicos. Algunos de los más grandes pensadores, autores, estadistas, científicos y artistas de la historia de la humanidad prosperaron durante esta época, mientras que la exploración global abrió nuevas tierras y culturas al comercio europeo. Al Renacimiento se le atribuye el mérito de haber tendido un puente entre la Edad Media y la civilización moderna.

  ¿Por qué son importantes las normas y los valores?

Durante el siglo XIV, un movimiento cultural llamado humanismo comenzó a ganar impulso en Italia. Entre sus muchos principios, el humanismo promovía la idea de que el hombre era el centro de su propio universo, y la gente debía abrazar los logros humanos en la educación, las artes clásicas, la literatura y la ciencia.

Arte del Renacimiento

El Renacimiento fue un movimiento cultural, académico y sociopolítico que hizo hincapié en el redescubrimiento y la aplicación de los textos y el pensamiento de la antigüedad clásica. Trajo consigo nuevos descubrimientos científicos, nuevas formas de arte en la escritura, la pintura y la escultura, y exploraciones de tierras lejanas financiadas por el Estado. Gran parte de esto fue impulsado por el humanismo, una filosofía que enfatizaba la capacidad de los seres humanos para actuar, en lugar de simplemente confiar en la voluntad de Dios. Las comunidades religiosas establecidas experimentaron batallas tanto filosóficas como sangrientas, que condujeron, entre otras cosas, a la Reforma y al fin del dominio católico en Inglaterra.

Esta línea de tiempo enumera algunas de las principales obras de la cultura junto con importantes acontecimientos políticos que ocurrieron durante el período tradicional de 1400 a 1600. Sin embargo, las raíces del Renacimiento se remontan unos cuantos siglos más atrás. Los historiadores modernos siguen mirando cada vez más lejos en el pasado para entender sus orígenes.

En 1347, la peste negra comenzó a asolar Europa. Irónicamente, al matar a un gran porcentaje de la población, la peste mejoró la economía, permitiendo a la gente rica invertir en arte y exhibiciones, y dedicarse a estudios académicos seculares. Francesco Petrarca, el humanista y poeta italiano llamado el padre del Renacimiento, murió en 1374.

  ¿Cuáles son las características del Estado Monagas?