¿Cuáles son los bailes tradicionales de Oaxaca?

¿Cuáles son los bailes tradicionales de Oaxaca?

Danza de la pluma

El movimiento nos permite aumentar nuestra conciencia e identificarnos con el espacio infinito. Las esferas metálicas que vienen de China producen un sonido interno que es una impresión rítmica del equilibrio del movimiento de las estrellas. Cuando bailamos buscamos fuerzas mágicas, la posibilidad de hacer realidad nuestros sueños, de comulgar con los poderes de la oscuridad, de interpretar nuestra memoria histórica e incluso de cambiar el curso de los acontecimientos futuros. La gente también ha bailado como “terapia de grupo” en algunos de los momentos más críticos del pasado. También se ha utilizado así para atraer la lluvia, una buena cacería, la victoria en la guerra, la fertilidad, para dar la bienvenida al recién nacido y para despedir a los muertos.

Una serie de acontecimientos históricos condujeron a la gente a la costa del Pacífico Sur de México, creando un crisol cultural con raíces culturales indígenas, españolas y africanas. Existen innumerables relatos y descripciones de estas danzas, algunos hablan de su carácter seductor y otros de su contenido ritual. El clímax de cualquier fiesta de pueblo está marcado por la danza, ya que la esencia de su gente se transforma en movimiento.

Guelaguetza oaxaca

Oaxaca es un estado del sur de México. Su capital, con el mismo nombre, está considerada Patrimonio de la Humanidad. Conocida también como la Antequera Verde por sus hermosas construcciones de cantera verde de estilo colonial, se puede visitar durante todo el año. Cada estación la llena de su propia belleza, desde marzo, cuando la primavera hace florecer las jacarandas, hasta los meses de invierno que invitan a disfrutar de un mezcal. Sin embargo, el mes de julio es, con diferencia, la mejor época para visitarlo. Se celebra la Guelaguetza, donde hombres y mujeres de las ocho regiones del estado se reúnen para compartir su cultura, música, folclore y gastronomía.

En Oaxaca conviven más de dieciséis grupos étnicos, como los mixtecos, los zapotecos y los afromexicanos. Esta composición multicultural hace que la música y los bailes estén estrechamente vinculados al patrimonio folclórico del estado.

Esta danza, originaria de Tuxtepec Oaxaca, es un baile tradicional creado por la coreógrafa Paulina Solís con el propósito de recuperar las raíces indígenas de la Cuenca y tener una identidad propia para alejarse de la identidad jarocha (costumbres veracruzanas).

Flor de piña oaxaca

Esta historia oral y escénica tiene siglos de antigüedad, transmitida de generación en generación como homenaje a la supervivencia indígena. Aunque los españoles diezmaron la población nativa mesoamericana hasta en un 95 por ciento como consecuencia de las enfermedades (viruela, gripe, etc.) y la superioridad del armamento, las ricas tradiciones culturales han sobrevivido. La Danza de la Pluma existía antes de la conquista española, según Uriel Santiago, uno de los bailarines con los que hablé. Originalmente era una danza ritual azteca para comunicarse con sus dioses por la lluvia, el sol y el maíz. Los aztecas dominaban gran parte de Mesoamérica, incluidos los mixtecos y zapotecas de la región de Oaxaca. Cuando los españoles conquistaron a los aztecas, no habían visto la danza en Tenochtitlan, la capital azteca. El obispo Manuel Gricida Martínez vio por primera vez la danza en el pueblo mixteco de Cuilapam. Pensó que era una buena manera de modificar la tradición e incorporar la nueva religión católica, por lo que la mayoría de la música y las canciones utilizadas en la danza son ahora españolas y francesas. Los españoles también introdujeron los pantalones largos y la gran corona de plumas que vemos hoy en día. Los diálogos fueron diseñados por los españoles para demostrar el poder del imperio. En Teotitlán, Uriel me dice que hay tres códices diferentes con tres diálogos distintos, y hay una controversia sobre cuál es la versión exacta.

¿Cuáles son los bailes tradicionales de oaxaca? 2022

La Guelaguetza, o Los lunes del cerro, es un evento cultural indígena anual en México que tiene lugar en la ciudad de Oaxaca, capital del estado de Oaxaca, así como en los pueblos cercanos. La celebración se centra en el baile tradicional con trajes en grupos, a menudo separados por sexos, como es tradicional, e incluye desfiles con bandas de música indígenas, comida autóctona y artesanía estatal, como los tejidos de estilo prehispánico. Cada traje y danza suele tener un significado histórico y cultural indígena local. Aunque la celebración es ahora una importante atracción turística, también conserva una profunda importancia cultural para los pueblos del estado y es importante para la continua supervivencia de estas culturas.

La celebración tiene lugar los lunes consecutivos de finales de julio en pueblos de todo el estado y en el anfiteatro al aire libre de la capital, construido en el “Cerro del Fortín”, una colina que domina el centro de la ciudad de Oaxaca. La palabra Guelaguetza procede de la lengua zapoteca y suele interpretarse como el “intercambio recíproco de regalos y servicios”, en consonancia con la importancia que tienen en las culturas indígenas el compartir, la reciprocidad y la comunidad ampliada. La celebración de la Guelaguetza incluye también muchos otros actos paralelos, como la representación de la “Princesa Donají”, una épica representación teatral prehispánica que se representa el día antes de que comience la Guelaguetza propiamente dicha.