¿Cuáles son los sacramentos de la Iglesia Anglicana?

¿Cuáles son los sacramentos de la Iglesia Anglicana?

Rituales de la iglesia anglicana

Dios dio a Adán toda la creación como un sacramento, una representación de su provisión para él. Aquellas cosas que Dios había hecho y dado no eran vida, sino sólo indicadores de la vida que está en Dios y de la que el hombre participa. Al igual que un sarmiento no puede rebelarse contra la vid y seguir obteniendo vida de ella, el hombre no podría desafiar a su Fuente de vida y existir.

La visión sacramental de la vida y del mundo, pues, está presente desde el principio. La creación revela su Creador a su criatura.  La creación, la palabra escrita y la Palabra encarnada comparten el propósito de dar a conocer a Dios.  Todo lo que es viene de Dios y habla de Él. Todo es sacramento. Cuando el hombre toma el sacramento de Dios en sí mismo en la fe, logra la comunión con su Hacedor. Alexander Schmemann escribió:

“Todo lo que existe es un don de Dios al hombre, y todo existe para dar a conocer a Dios al hombre, para hacer que la vida del hombre sea comunión con Dios. Es el amor divino hecho alimento, hecho vida para el hombre. Dios bendice todo lo que crea, y, en lenguaje bíblico, esto significa que hace de toda la creación el signo y el medio de su presencia y sabiduría, amor y revelación: ‘Gustad y ved que el Señor es bueno'”.

Creación de la iglesia anglicana

El Libro de Oración Común define un sacramento como un signo exterior y visible de una gracia interior y espiritual. Los sacramentos son actos rituales de la Iglesia que expresan la conexión entre Dios y el pueblo de Dios. La Iglesia Episcopal reconoce siete sacramentos:    El Santo Bautismo El Santo Bautismo es la iniciación plena por el agua y el Espíritu Santo en el cuerpo de Cristo, la Iglesia. El Santo Bautismo para adultos, niños o bebés puede ser programado en el servicio matutino del domingo a las 9 a.m. o a las 11:15 a.m. en cualquier momento del año, excepto durante la Cuaresma. Para programar un bautismo, por favor contacte a Annie Slaughter, Coordinadora Litúrgica, al 336-272-6149, ext. 223 o

  ¿Cómo mantener vivas las tradiciones?

Ceremonias de la iglesia anglicana

Un sacramento es un signo exterior y visible de una gracia interior y espiritual. Dios nos da el signo como un medio por el cual recibimos esa gracia y como una garantía tangible de que de hecho la recibimos.To Be a Christian: Un catecismo anglicano

Un sacramento es un signo exterior y visible de una gracia interior y espiritual. En otras palabras, es algo tangible que se puede ver, tocar, saborear y sentir y que apunta a algo igualmente real, pero espiritual e intangible.

El sacramento de la Comunión es una parte habitual de nuestro culto y nos permite participar en la realidad de la muerte sacrificial de Cristo y en la familia que se crea a través de nuestra fe en él.    En el pan partido vemos su cuerpo partido, en el vino vemos su sangre derramada por nosotros, al compartir la comida juntos lo hacemos en la comunidad de fe.

Diferencia entre los sacramentos católicos y anglicanos

Los otros cinco son “comúnmente llamados sacramentos, pero no deben ser considerados como sacramentos del Evangelio” y son la confesión y la absolución, el santo matrimonio, la confirmación, la ordenación (también llamada órdenes sagradas) y la unción (unción de los enfermos).

El bautismo -también llamado christening- en la Iglesia de Inglaterra suele celebrarse en la iglesia parroquial de los padres. La mayoría de las iglesias prefieren que el bebé sea bautizado durante un servicio dominical regular, a menudo al mismo tiempo que otras familias. A veces es posible celebrar un bautizo privado en una iglesia de su elección.

Durante el servicio de bautismo, los padres y padrinos se reúnen con el bebé y el sacerdote alrededor de la pila bautismal de la iglesia para hacer una serie de declaraciones. Deben declarar, al unísono, su creencia en Dios y que el niño será educado siguiendo a Jesús. El sacerdote marca la señal de la cruz en la frente del niño y dice: “Cristo te reclama como suyo. Recibe la señal de su cruz. No te avergüences de confesar la fe de Cristo crucificado”. A continuación, el sacerdote derrama agua sobre la cabeza del niño, simbolizando el lavado de todos los pecados para comenzar una nueva vida con Dios, diciendo: “Te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Si la ceremonia tiene lugar durante un servicio normal, la congregación puede unirse en este momento, y se enciende una vela que simboliza a Jesús como la luz del mundo.

  ¿Qué materiales se usa para construir una vivienda en la costa?