¿Cuando llegaron los celtas a Galicia?

Callaeci

Aunque existe incertidumbre sobre el origen de los íberos, hay acuerdo en que otro grupo significativo, los celtas, formó parte de un fenómeno migratorio general europeo que, en España, está marcado por dos oleadas, la primera tradicionalmente situada en torno al 900 a.C. y la segunda en torno al 700-600 a.C.

Sin embargo, investigaciones recientes tienden a identificar a los primeros llegados como tribus indoeuropeas y defienden un proceso de infiltración a lo largo de un periodo prolongado, desde el año 1000 al 300 a.C. aproximadamente, más que de invasiones.

Los primeros llegados parecen haberse establecido en Cataluña, habiendo entrado probablemente por los pasos orientales de los Pirineos. Grupos posteriores (más identificables como celtas) se aventuraron hacia el oeste a través de los Pirineos para ocupar la costa norte de la península, y hacia el sur, más allá de las cuencas del Ebro y del Duero, hasta el valle del Tajo. No se sabe por qué los celtas no continuaron por la costa mediterránea, pero probablemente la fuerte presencia ibérica fue un factor inhibidor.

Lo que ocurrió a lo largo de las fronteras comunes es una conjetura. Algunos creen que las tribus celtas e ibéricas se mezclaron y formaron una cultura separada, especialmente en las proximidades del Ebro Medio, la cuenca del Duero y la Meseta oriental hasta el alto Tajo.

Lengua gallega

Muchos de nosotros -interesados en los estudios irlandeses- habremos oído hablar del Lebor Gabála (traducido como Libro de las Invasiones o Libro de la Toma de Irlanda), un importante texto irlandés (con diferentes versiones) compuesto durante la Edad Media que narra los orígenes de las diferentes tribus celtas que poblaron Irlanda. Si ya lo conocía, es posible que también haya oído hablar de los últimos pobladores, los milesios, procedentes del noroeste de España.

  ¿Quién realiza el matrimonio hindú?

[Encontrará mucha información sobre la leyenda de los Milesianos, o los “Hijos de Mil”, haciendo una simple búsqueda en Internet. Pero, si quiere conocer la realidad, pulse aquí para acceder al texto editado y traducido por el profesor Robert Armstrong Stewart Macalister, que incluye las diferentes versiones de la leyenda].

Entonces, ¿los irlandeses vinieron de España? Puedes encontrar la respuesta en diferentes artículos, pero para una lectura rápida te recomiendo el artículo de John Carey “Did the Irish come from Spain?”, publicado en History Ireland.

Sin embargo, cuando los hechos fallan a nuestros propósitos, aún podemos optar por creer.  El vínculo original entre los gallegos y los irlandeses podría ser sólo un mito, pero eso ya no es la cuestión; el vínculo irlandés-gallego va mucho más allá. Manuel Alberro habla de los contactos entre Gallaecia e Irlanda desde el Neolítico, acrecentados durante la “Era Atlántica” de la Edad del Bronce, hasta mediados del s. I d.C.; y de las “estrechas semejanzas entre los cuentos y leyendas populares de Galicia y los de Irlanda” (3).

Galicia Polonia

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Diciembre 2019)

Galicia, el norte de Portugal, Asturias, el oeste de León y Zamora formaron un único espacio megalítico desde[aclaración necesaria] el Neolítico y el Calcolítico (también llamado Edad del Cobre), hacia el 4500-1500 a.C.

Esta fue la primera gran cultura que apareció en Galicia, con una gran capacidad constructiva y arquitectónica. Esto se combinaba con un profundo sentido religioso, basado en el culto a los muertos, mediadores entre el hombre y los dioses.

  Tradiciones de la epoca colonial

Muchos historiadores consideran que la cultura megalítica tuvo dos fuentes: una oriental, predominante en el área mediterránea, y otra atlántica, originada al norte del río Tajo [cita requerida] Esta última, por su proximidad geográfica a Galicia, explicaría los abundantes vestigios de cultura megalítica en esta zona. Al ser ésta la primera gran cultura, fue una fuente importante de la personalidad cultural de Galicia.

Gallegos

Con tu verdor ceñido y estrellas benignas, fronteras de los castros verdes y tierra valiente, no des al olvido de la injuria la amargura grosera; despierta de tu sueño Hogar de Breogán.

Cuenta la leyenda que, como venganza, Mil, que era nieto del rey, volvió a navegar a la isla y conquistó sus tierras. Aunque nadie sabe qué hay de cierto en estos textos o en el himno regional, que describe a Galicia como el hogar de Breogán, estudios como The Blood of the Isles, escrito por Bryan Sykes, han encontrado relaciones genéticas entre los pueblos de Irlanda y el Reino Unido y los gallegos.

La Liga Celta y el Congreso Celta Internacional reúnen a Irlanda, Gales, Escocia, la Isla de Man, la Bretaña francesa y Conualles, naciones unidas por lenguas de origen celta y que se han convertido en las más conocidas y reconocidas herederas de la cultura.

Galicia, cuya lengua, el gallego, no conserva más que topónimos y palabras sueltas originarias de estas civilizaciones, queda excluida del grupo a pesar de su verdor y de sus montañas, plagadas de innumerables castros, piedras en pie y símbolos grabados en ellas, cuyo origen se remonta a más de 3.500 años.