¿Cuándo salen las cerezas en el Valle del Jerte?

¿Cuándo salen las cerezas en el Valle del Jerte?

Las auténticas cerezas de Picota vienen del Valle del Jerte

La temporada de fruta de hueso en España está a la vuelta de la esquina, y nuestras cerezas del Valle del Jerte están creciendo bien. Tenemos previsto comenzar la temporada de cerezas a finales de la semana 18/principios de la 19. Nuestros productores esperan una gran cosecha de hermosos frutos, ya que las condiciones durante el cultivo han sido excelentes, sin daños por heladas.

Como especialistas en fruta de hueso española, prestamos especial atención a la disponibilidad y calidad de nuestras cerezas. Se cultivan en terrazas en las laderas de las montañas del hermoso Valle del Jerte en Extremadura. El cultivo en terrazas contribuye significativamente a la alta calidad de estas cerezas. Además, los cultivadores mantienen el aspecto natural del valle con su artesanía tradicional. Llevamos más de 25 años suministrando grandes volúmenes de cerezas de esta región.

Producción tradicionalEl cultivo de cerezas de esta forma tradicional es especialmente ecológico. La polinización es totalmente natural y sólo se utiliza una cantidad muy limitada de productos fitosanitarios cuidadosamente seleccionados. Las cerezas que no cumplen las especificaciones no se tiran, sino que se convierten en mermeladas y licores. Incluso los huesos se utilizan en productos como cojines, por lo que no se desperdicia nada.

La despensa española: Cerezas del Valle del Jerte

Los primeros kilos de la cosecha serán entregados simbólicamente a cajeros, personal de supermercados, transportistas, agricultores y trabajadores del campo; un colectivo que tuvo un papel esencial y estratégico en la producción y la cadena alimentaria durante la pandemia y que no ha sido tenido en cuenta en los planes de vacunación del Gobierno.

  ¿Cuáles son las tres republicas balticas?

Tras una campaña pasada marcada por la pandemia y las inclemencias del tiempo, los productores tienen muchas esperanzas puestas en la cosecha que comienza el 14 de abril, una semana antes que en las dos campañas anteriores. Las primeras cerezas recogidas fueron llevadas a las instalaciones de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte.

El primer día de cosecha es siempre muy esperado por los agricultores y cooperativistas, y las primeras cajas van llegando poco a poco. Los volúmenes iniciales suelen destinarse al mercado nacional, pero en esta ocasión, las cerezas que lleguen en estos primeros días se entregarán a los grupos esenciales que hicieron posible que las cerezas del Jerte llegaran a muchos destinos de España y de Europa en la pasada campaña, a pesar de la amenaza del virus.

Los cerezos en flor marcan la llegada de la primavera

En la sierra de Gredos hay un valle fluvial que parece anormalmente recto en el mapa. No es casualidad. El río Jerte fluye a lo largo de la mayor falla de España, que se formó en una época en la que los dinosaurios aún vagaban por el planeta.

En España, es un hecho conocido que las mejores cerezas de la península, la cereza picota, proceden de Extremadura y, más concretamente, del Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres. Dos veces al año, este lugar único en la vertiente sur de la sierra de Gredos se ve inundado de visitantes. En primavera florecen los cerezos, lo que da lugar a hermosas panorámicas de cuento. En verano, los árboles se cargan de diferentes variedades de cerezas picota.Hordas de madrileños reservan entonces una fórmula de todo a cien: un día de ida y vuelta en autobús para recoger todas las cerezas que se puedan llevar y asistir a la “feria de la cereza picota y cereceras”, todo tipo de actividades y fiestas relacionadas con la recogida de cerezas.  Pero el Valle del Jerte es algo más que un punto de encuentro de la fruta.

  ¿Cuáles eran las costumbres de la cultura muisca?

Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Una intervención en el valle del Jerte debe participar del carácter ETÉREO, VOLÁTIL y FESTIVO que despliegan sabiamente las flores de CEREZO, un espectáculo visual y olfativo que remueve profundamente nuestra sensibilidad año tras año. El emplazamiento del concurso se encuentra en medio de este inesperado escenario, fuertemente contenido por las terrazas que colonizan el espacio, haciéndolo habitable. La primera decisión de nuestra propuesta es mantener esta forma TRADICIONAL de trabajar el terreno, definiendo una serie de plataformas capaces de establecer una gradación de accesos y programa. Siguiendo esta idea, nos parece adecuado comenzar desde el punto más ALTO del solar, dominando el paisaje, descendiendo en sucesivos saltos. La primera plataforma, en la cota +104m, se utiliza como acceso rodado y está dotada de plazas de aparcamiento para necesidades especiales (vehículos oficiales, minusválidos). La siguiente terraza en el nivel +103m es el verdadero punto de encuentro de quienes se reúnen para disfrutar del ilimitado espectáculo natural. Está modelada como una gran plaza con vistas al valle. Deambulando entre los cerezos que jalonan nuestro recorrido, nos dejamos deslizar por la suave pendiente hasta llegar al acceso principal del edificio situado en la cota +101m. Acompañados por los cerezos, las diferentes terrazas nos indican el recorrido a seguir.