¿Cuántos días dura el recorrido del Camino de Santiago?

Caminos de la vida

Teniendo en cuenta el número de rutas del Camino de Santiago, y el hecho de que muchas personas no completan una ruta entera, viajar a lo largo de esta antigua red española de caminos de peregrinos, puede llevar entre unas pocas semanas y varios meses para completar.

Sin embargo, si planea completar la ruta más popular del Camino de Santiago, el Camino Francés desde St. Jean Pied de Port en Francia hasta Santiago de Compostela en España, la caminata debería llevarle entre 30 y 35 días; para lograr este tiempo, necesitaría caminar entre 23 y 27 kilómetros por día (14 a 16 millas).

El Camino de Santiago se conoce en español como el Camino de Santiago. El Camino de Santiago sirve de peregrinaje -muy parecido al viaje de la primogenitura judía- al santuario del apóstol Santiago el Mayor en Galicia, en la catedral de Santiago de Compostela.

Hay varios lugares estupendos para empezar el Camino de Santiago, así que, dependiendo del tiempo que tenga para vivir esta aventura y de la época del año, puede elegir un destino más corto o más largo para su primera etapa del viaje.

Días del Camino de Santiago

Cuánto tiempo dura el Camino de Santiago es una pregunta muy frecuente entre los peregrinos primerizos. No hay una respuesta única. En primer lugar, porque el Camino de Santiago se compone de varias Rutas Jacobeas con diferentes longitudes. Y, en segundo lugar, porque cada peregrino decide hasta dónde quiere llegar y durante cuánto tiempo.

A pesar de todas estas variables, podemos dar algunos datos básicos que ayudarán en la planificación de cada Ruta: cuántos kilómetros tiene el Camino de Santiago, cuántas etapas, cuál es el número medio de días…

  ¿Por qué y cómo se anexiona la Isla de Pascua al territorio chileno?

El Camino de Santiago a pie se suele recorrer a un ritmo medio de 4-5km/h o 2,5 millas/h.  Y la distancia por día no debe superar los 25km ni quedar por debajo de los 20km, aunque esto dependerá de la dificultad de la etapa y de la condición física del peregrino. Así, el tiempo medio de cada día sería de unas 5-6 horas, dejando tiempo para descansar y empaparse de la cultura local.

Tomando estas medias como referencia, cada peregrino podrá calcular el tiempo que tarda en recorrer el Camino de Santiago, dependiendo de su punto de partida pero también de los motivos que le llevan a vivir esta experiencia.

Qué se puede hacer en España

Recorrer el Camino de Santiago es una de las peregrinaciones más solicitadas de la historia de la humanidad. Hoy en día, casi 350.000 caminantes de todo el mundo siguen completando el Camino cada año, y por una buena razón.

El Camino de Santiago invita a innumerables peregrinos de toda Europa y del mundo a llegar a Santiago de Compostela, una ciudad de casi 100.000 habitantes en el noroeste de España, a 22 millas al este del Océano Atlántico.

El viaje -conocido comúnmente como El Camino, The Way, o el Camino- concluye en la Catedral de Santiago de Compostela, que alberga la tumba de Santiago, uno de los doce apóstoles y el primer mártir de Jesucristo.

El Camino se remonta al año 800. Técnicamente, puede comenzar su Camino en cualquier lugar del continente europeo. Sin embargo, las siete rutas tradicionales del Camino tienen su origen en toda España y oscilan entre los 71 y los 621 kilómetros. Cada una de ellas está bien señalizada para los peregrinos con conchas de vieira de tono dorado colocadas en hitos de color azul y flechas amarillas pintadas.

  ¿Qué representa la Isla de Pascua para Chile?

Camino

Un incensario de plata humeante se abalanzó sobre los arcos góticos, con un rico aroma a incienso que salía de sus lados. Ocho sacerdotes con pesadas túnicas hacían de contrapeso, controlando una cuerda tan gruesa como mi antebrazo. Me estremecí al pensar en lo que podría ocurrir si la cuerda se rompiera, derramando 175 libras de metal caliente y 90 libras de carbón sobre la multitud que estaba debajo.

El ritual centenario que se estaba celebrando ante mí, y la caminata de un mes que había hecho para llegar hasta allí, parecían sacados de un libro de George R.R. Martin. Pero éste era el final real de mi viaje por el Camino de Santiago, una peregrinación católica que fue la respuesta de la Europa medieval al Camino de los Apalaches.

Hoy en día, los creyentes constituyen una pequeña proporción de personas que recorren el Camino de Santiago. La gran mayoría de los peregrinos se dedican a su propia búsqueda, ya sea recreativa o espiritual. Para mí, una caminata de un mes sonaba como un reto increíble, pero también alcanzable.

Estar lejos de los amigos y la familia, de los compromisos laborales y de la conexión a Internet me dio el tiempo que necesitaba para descomprimirme y seguir mis pensamientos hasta donde quisieran llegar; hay una especie de espiritualidad en eso también. Como cualquier otra caminata de larga distancia, hay un compromiso físico y mental con la tarea, un simple ritmo de necesidades diarias que satisfacer.