¿Dónde vivían los hombres del Paleolítico?

¿Dónde vivían los hombres del Paleolítico?

El neolítico

Los hombres de las cavernas son vistos como brutos primitivos en una visión evolutiva del mundo. Pero, desde el punto de vista bíblico, eran humanos, descendientes de Adán y Eva. Esta gente vivía en el duro mundo post-diluviano de la Edad de Hielo. Utilizaban cuevas para refugiarse y fabricaban herramientas sencillas, pero eficaces, mientras viajaban y cazaban.

El término cavernícola se utiliza a menudo para designar a los pueblos que vivieron en una época anterior de la historia de la humanidad: la Edad de Hielo. Nos centraremos en cinco de estos grupos: Los neandertales, los primeros Homo sapiens (hombre de Cromañón), los Homo erectus, los denisovanos y los Homo floresiensis.

Los doscientos años posteriores a Babel (más de 300 años después del Diluvio) fueron una transición caótica en la historia del mundo. La Biblia sólo nos da una breve visión de ese tiempo y lugar, pero los fósiles insinúan una historia sombría.

Los artistas han mostrado su interpretación de los homínidos y los llamados hombres mono durante muchos años. Sea intencionado o no, el aspecto final del modelo o del dibujo está moldeado por los prejuicios del artista y de los científicos. En otras palabras, los puntos de partida de las personas influyen en su visión de las pruebas.

Humanos prehistóricos

Una percepción popular de nuestros lejanos ancestros es que vivían en cuevas. Pero, ¿realmente vivieron los humanos en cuevas en masa o es algo que sólo existe en la conciencia popular y no en la realidad?

Para empezar, cuando uno piensa en los hombres de las cavernas, probablemente se imagina a unos simplones de cejas gruesas vestidos con pieles raídas, sentados alrededor de un fuego en una cueva. Esta caricatura de los albores de la humanidad existe desde antes de que se encontraran los primeros fósiles de personas prehistóricas. Cuando finalmente se encontraron los primeros fósiles humanos en el siglo XIX y se reconocieron como restos de personas prehistóricas a finales de ese mismo siglo, a menudo se encontraban en cuevas, lo que parecía reforzar este estereotipo.

Desde entonces, los científicos han averiguado mucho sobre estos supuestos cavernícolas. La investigación fue especialmente intensa en Europa, Siberia y Oriente Medio. Por eso sabemos mucho sobre los habitantes de esta región durante el periodo de tiempo que hoy conocemos como la Edad de Piedra, y más concretamente: La Antigua Edad de Piedra, también llamada Paleolítico.

La edad de piedra

El Paleolítico o Paleolítico o Paleolítico (/ˌpeɪl-, ˌpælioʊˈlɪθɪk/), también llamado Edad de Piedra Antigua (del griego palaios – viejo, lithos – piedra), es un período de la prehistoria que se distingue por el desarrollo original de las herramientas de piedra y que abarca el 99% del período de la prehistoria tecnológica humana. [Se extiende desde el primer uso conocido de herramientas de piedra por parte de los homínidos, hace 3,3 millones de años, hasta el final del Pleistoceno, hace 11.650 cal BP[2].

El Paleolítico en Europa precedió al Mesolítico, aunque la fecha de la transición varía geográficamente en varios miles de años. Durante el Paleolítico, los homínidos se agrupaban en pequeñas sociedades, como bandas, y subsistían recolectando plantas, pescando y cazando o carroñeando animales salvajes[3] El Paleolítico se caracteriza por el uso de herramientas de piedra tallada, aunque en esa época los humanos también utilizaban herramientas de madera y hueso. Otros productos orgánicos fueron adaptados para su uso como herramientas, incluyendo el cuero y las fibras vegetales; sin embargo, debido a la rápida descomposición, éstos no han sobrevivido en gran medida.

Prehistoria

Se llama Edad de Piedra porque se caracteriza por el momento en que los primeros humanos, a veces conocidos como cavernícolas, empezaron a utilizar la piedra, como el sílex, para fabricar herramientas y armas. También utilizaban piedras para encender el fuego. Estas herramientas de piedra son las primeras herramientas humanas conocidas.

Durante el Paleolítico (el periodo más antiguo de la Edad de Piedra) había varias especies humanas en el mundo, entre ellas el Homo erectus (los primeros humanos) y los neandertales. Los primeros humanos evolucionaron en África y luego se extendieron a otras partes del mundo.  Los primeros humanos llegaron a Gran Bretaña alrededor del año 700.000 a.C., y hace 40.000 años el Homo sapiens (¡nosotros!) llegó a Gran Bretaña.

Las personas que vivían en la Edad de Piedra tenían dos preocupaciones principales: la comida y el refugio. Los habitantes de la Edad de Piedra eran cazadores-recolectores. Esto significa que cazaban los alimentos que necesitaban o los recogían de los árboles y otras plantas. Al principio de la Edad de Piedra, la gente vivía en cuevas (de ahí el nombre de cavernícolas), pero a medida que avanzaba la Edad de Piedra se desarrollaron otros tipos de refugio. Durante la Edad de Piedra no había asentamientos permanentes. La gente se desplazaba de un lugar a otro para poder conseguir los alimentos y el refugio que necesitaban.