Porque son importantes las tradiciones

Porque son importantes las tradiciones

Tradiciones familiares italianas

Por lo tanto, el contenido de este artículo puede ser válido para muchas tradiciones de todo el mundo, aunque ciertamente se pueden encontrar en las tradiciones de Cerdeña claras referencias a cada punto que vamos a tocar.

Por lo tanto, los conceptos de las siguientes líneas se han redactado con la intención de valorar por qué las tradiciones pueden ser fundamentales y preciosas (y, por lo tanto, merecen ser protegidas y valoradas), pero con la conciencia de que esto no se aplica a priori y a todas las tradiciones.

Las tradiciones dan lugar a bailes, canciones, ambientes, trajes, comida, música, gestos y muchas otras creaciones que probablemente no sean iguales en otras regiones, naciones y continentes: quizás elementos similares, pero nunca idénticos.

Las tradiciones nos permiten crear aniversarios significativos y a menudo profundos, que, si se toman, pueden interrumpir la rutina y llevarnos a redescubrir sensaciones, reflexiones, conocimientos e incluso nuevas experiencias si se trata del descubrimiento de una tradición que aún no conocíamos.

Hay que respetar las tradiciones

Las tradiciones representan las costumbres y tradiciones de larga duración de una determinada población. Podría referirse simplemente a pequeñas tradiciones familiares, como abrir los regalos de Navidad en Nochebuena, iniciadas por los propios padres porque eran demasiado impacientes e incapaces de esperar.

La palabra proviene de la raíz latina de la palabra “tradere”, que significa entregar y transmitir; así, cuando hablamos de una tradición, pensamos inmediatamente en la cultura que se transmite de una generación a otra.

Las tradiciones son frases importantes

Cuando un país pierde el contacto con su pasado, con sus raíces, cuando pierde el orgullo por su historia, su cultura y su lengua, se deteriora rápidamente, deja de pensar, deja de crear y desaparece.

  ¿Cuál era la maldad de Nínive?

Hoy en día, en todas partes oímos hablar de “tradiciones”, pero casi siempre no nos damos cuenta de lo que son: las tradiciones son sagradas y deben ser aceptadas como reglas de vida, son una herencia moral recibida de nuestros antepasados que debemos atesorar en vida, transmitiéndola a las generaciones más jóvenes.

De vez en cuando, una mujer con una bandeja se paseaba en medio de este caos ofreciendo algún refrigerio: galletas caseras y vino o agua, los niños jugaban alegremente entre la paja. La vida sencilla y modesta de los campesinos permitía a la familia hablar e intercambiar ideas, y todos se respetaban.

Viejas tradiciones

La palabra tradición tiene su origen etimológico en la palabra latina “traditio”, que se utiliza para indicar un conjunto de bienes heredables. Tiene una fuerte connotación social porque engloba todos aquellos rasgos que caracterizan a un grupo.

Por otro lado, a nivel micro, significaría que las celebraciones tienen lugar sólo en el entorno familiar o en un pequeño grupo. En ambos casos, las celebraciones influyen en el modo de vida tanto a nivel individual como comunitario.

Los cementerios de todo México son visitados por personas que buscan hacer ofrendas a sus familiares o amigos. Se construyen sobre lápidas, y pueden incluir cualquier número de objetos, incluso comida, como el famoso Pan de muerto. También se utilizan flores amarillas y rojas, generalmente consideradas un signo de respeto.