¿Qué comen los italianos a diario?

¿Qué comen los italianos a diario?

Primo secondo menú italiano

La cocina italiana (en italiano: Cucina italiana, pronunciada [kuˈtʃiːna itaˈljaːna]) es una cocina mediterránea[1] compuesta por los ingredientes, las recetas y las técnicas culinarias desarrolladas en la Península Itálica desde la antigüedad, y que posteriormente se extendieron por todo el mundo junto con las oleadas de la diáspora italiana. [2] [3] [4] Se produjeron cambios significativos con la colonización de las Américas y la introducción de patatas, tomates, pimientos, maíz y remolacha azucarera, esta última introducida en cantidad en el siglo XVIII.[5] [6] Es una de las gastronomías más conocidas y apreciadas en todo el mundo.[7]

La cocina italiana incluye tradiciones muy arraigadas y comunes a todo el país, así como todas las gastronomías regionales, diferentes entre sí, sobre todo entre el norte y el sur de Italia, que están en continuo intercambio[8][9][10] Muchos platos que antes eran regionales han proliferado con variaciones en todo el país[11][12] La cocina italiana ofrece una abundancia de sabores, y es una de las más populares y copiadas en todo el mundo[13] La cocina ha influido en varias otras cocinas de todo el mundo, principalmente en la de Estados Unidos[14].

Qué desayunan, comen y cenan los italianos

En primer lugar, Italia está dividida en 20 regiones, desde el norte hasta el sur; cada región tiene sus propias tradiciones alimentarias locales. Pueden diferir mucho de una región a otra, de una ciudad a otra, incluso de un pueblo a otro.

En Italia hay innumerables recetas que surgen de la historia local de las regiones y que utilizan sus propios productos típicos. Por ejemplo, el Trentino Alto Adigio es famoso por los Canederli, ñoquis o albóndigas con mantequilla derretida. Los Cappelletti, pasta rellena de carne, se encuentran en Emilia Romagna. La Carbonara es un plato muy conocido en el Lacio. En Sicilia se encuentran los Arancini, bolas de arroz fritas y rellenas. Estos son sólo algunos ejemplos. Como tenemos una gran variedad de alimentos, no puedo decirle lo que comen los italianos aunque yo sea italiana, pero sí destacaré lo básico:

La dieta mediterránea tradicional, en la que los platos se componen de unos pocos ingredientes simplemente cocinados, es muy saludable. Por desgracia, los hábitos alimentarios de los italianos han empeorado: con nuestro ajetreado estilo de vida, queda poco tiempo para hacer la compra consciente, para cocinar platos sanos y para comer tranquilamente. Como resultado, hemos perdido algunas de nuestras tradiciones alimentarias y nos hemos aficionado a comer comida preparada.

Típico de Italia

Un consejo para todos aquellos cuya fruta y verdura tiende a pudrirse en tan poco tiempo: No te resistas del todo a comprar verduras y frutas frescas (contienen muchas vitaminas y nutrientes importantes), pero reduce la cantidad y añade algo de comida congelada que puedas utilizar varias veces y cuando quieras.  Si sigues teniendo dificultades para comer de forma saludable, ahorrando tiempo y dinero, y tampoco puedes ir al comedor, todavía existe la posibilidad de pedir algo de comida a un servicio de reparto. Especialmente la resaca de un estudiante puede mejorar mucho con esta alternativa. Pero ten en cuenta que esto no debe convertirse en tu rutina diaria. Ni sería saludable para ti ni podrías ahorrar dinero.

Lo que prefieras comer exactamente y dónde y cómo se prepara está finalmente en tus manos – o debería decir: ¿En tu boca? Estos consejos sólo deben servirte de ayuda y mostrarte cómo es la situación de los estudiantes en Alemania en cuanto a la alimentación sana y consciente. Ten siempre presente: ¡Quien estudia mucho también tiene que comer lo suficiente!

Dieta italiana

Los italianos. Es interesante lo mucho y lo poco que significa esa palabra. Poco porque, como hemos explorado en Select Italy y en los 20 pasos para convertirse en un foodie italiano, cada una de las veinte regiones de Italia es ricamente diversa y variada. Sin embargo, hay algunas similitudes sorprendentes en los hábitos que unen a los ciudadanos de este país tan regional. ¿Qué hace que un italiano sea italiano? Como diría el campo de la antropología cultural, que estudia las particularidades culturales a través de la investigación etnográfica: ¡sólo hay que seguir a uno, observarlo, y lo averiguará rápidamente!

Las horas de la mañana. Levántese, métase en la ducha y empiece a pensar en lo que va a comer ese día. Tal vez pregunte a su cónyuge, a sus padres, a su compañero de piso, a la persona que pasa por la calle o al gato lo que piensa que va a comer en la cena. Mantén una conversación de 20 minutos sobre este tema. Echa un vistazo al Corriere della Sera para ver las últimas noticias y a la Gazzetta dello Sport para ver los resultados de fútbol de la última noche, que ya conoces. Desayuna un poco de biscotti y té (OPCIONAL) antes de ir a la cafetería local a tomar un espresso (OBLIGATORIO).