¿Qué conservamos de las culturas prehispánicas?

Museo Nacional de Arqueología, Lima, Perú

En la actualidad, esta vibrante cultura es una de las tribus más fascinantes de México y del mundo, ya que son una parte sagrada de la cultura mexicana en general, y su arte se distingue de otros grupos indígenas del mundo.

Telas de lino con brillantes bordados. Rosas, morados, azules y verdes brillantes se cosen en elaboradas flores y formas de animales sobre el algodón blanco puro de vestidos, blusas y camisas. Los sombreros se engalanan con plumas para protegerse del sol, mientras que las hebras añaden más color a sus atuendos.

Su arte está enraizado en la religión. Como la mayoría de los aspectos de los huicholes, el arte también se rige por los colores vivos y va desde diseños de colores brillantes hasta pinturas de hilo con diferentes patrones. Cada pieza es única para los huicholes, ya que encuentran sus diseños en la inspiración sagrada, no en los estampados estándar.

No olvides mantener los ojos abiertos la próxima vez que visites Riviera Nayarit para encontrar los símbolos de la cultura huichol en cada rincón y trata de conseguir un recuerdo para llevarte un pedazo de México a casa.

Related PostsEl mejor regalo navideño en 2021 – La guía definitiva20 de diciembre de 2021 ¿Por qué Riviera Nayarit es un must en 2021? (Bodas, convenciones y eventos)June 15, 2021 ¿Buscas la escapada perfecta? 13 de septiembre de 2021

Joya de Cerén

C. M. Favier Dubois.Derechos y permisosImpresiones y permisosSobre este artículoCite este artículoFavier Dubois, C.M., Storchi Lobos, D., Lunniss, R. et al. Estructuras pesqueras prehispánicas conservadas en la costa central de Ecuador.

  Costumbres ancestrales

J Mari Arch 14, 107-126 (2019). https://doi.org/10.1007/s11457-018-9202-6Download citaCompartir este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Obtener enlace compartibleLo sentimos, actualmente no hay un enlace compartible disponible para este artículo.Copiar al portapapeles

PERÚ: LAS TUMBAS PREHISPÁNICAS ESTÁN SIENDO SAQUEADAS PARA

Situado en el estado de Veracruz, El Tajín tuvo su apogeo desde principios del siglo IX hasta principios del XIII. Se convirtió en el centro más importante del noreste de Mesoamérica tras la caída del Imperio Teotihuacano. Su influencia cultural se extendió a lo largo del Golfo y penetró en la región maya y en los altiplanos del centro de México. Su arquitectura, única en Mesoamérica, se caracteriza por sus elaborados relieves tallados en las columnas y el friso. La “Pirámide de los Nichos”, obra maestra de la antigua arquitectura mexicana y americana, revela el significado astronómico y simbólico de los edificios. El Tajín ha sobrevivido como un ejemplo destacado de la grandeza e importancia de las culturas prehispánicas de México.

Situado en el estado de Veracruz, El Tajín floreció desde principios del siglo IX hasta principios del siglo XIII y se convirtió en el centro más importante del noreste de América Central tras la caída del Imperio Teotihuacano. Su influencia cultural se extendió a lo largo de toda la costa del Golfo y se extendió a la región maya y al altiplano del centro de México. La arquitectura de la ciudad, única en Centroamérica, se caracteriza por sus elaborados relieves en columnas y frisos. La “Pirámide con nichos”, obra maestra de la antigua arquitectura mexicana y americana, tiene un significado astronómico y simbólico. El Tajín ha llegado hasta nosotros como un ejemplo destacado de la grandeza y la importancia de la cultura prehispánica de México.

  ¿Cómo se construyen los roles?

Morelia histórica, México – el proyecto del Mundo de las Maravillas

América Latina cuenta con un rico, variado y valiosísimo patrimonio bibliográfico y documental. Es la expresión de un pasado común en el que confluye la identidad y diversidad cultural, política y social de nuestras naciones. En él se encuentra gran parte de la experiencia -buena y mala- y de la memoria colectiva de los habitantes de la región: los largos y dolorosos siglos de dominación por parte de España y Portugal, los turbulentos esfuerzos por establecer gobiernos independientes en el siglo XIX y la irrenunciable demanda de más justicia y vida democrática, que ha caracterizado el siglo XX.

Las bibliotecas latinoamericanas son la memoria de esta cultura colectiva -una cultura frecuentemente olvidada e ignorada por el mundo occidental- y es su deber dar a conocer este inestimable patrimonio bibliográfico y documental. Esto debe hacerse no sólo en la comunidad iberoamericana, sino también en el mundo globalizado, a través de proyectos de cooperación internacional y del uso de las nuevas tecnologías de la información. Sólo a partir de este conocimiento y de su difusión, nuestra sociedad logrará apropiarse de este valioso patrimonio, fuente de identidad de nuestro pueblo e inspiración para enfrentar los desafíos de un futuro lleno de incertidumbres.