¿Qué es el corazón en la vida espiritual?

¿Qué es el corazón en la vida espiritual?

Símbolo del corazón significado espiritual

Este artículo se ocupa de responder a la pregunta “¿qué es el corazón?” desde una perspectiva bíblica. El corazón, según la Biblia, forma parte de la constitución espiritual del hombre. Es el lugar donde comienzan las emociones y los deseos; es lo que impulsa la voluntad del hombre hacia la acción. El corazón físico es un órgano que bombea sangre. Los poetas también tienen mucho que decir sobre el corazón. Sin embargo, el corazón del hombre, tal como se describe en la Biblia, es principalmente un órgano espiritual que impulsa el comportamiento del hombre.

Tras este trasplante de corazón hay un dolor residual. Cuando Dios habló a través de Ezequiel, dijo que después de que el corazón de piedra había sido reemplazado por el corazón de carne, Su pueblo miraría hacia atrás en las cosas malas que hicieron y se avergonzaría y enfermaría por lo que habían hecho (Ezequiel 36:31). Pero el arrepentimiento sólo es posible a través de este cambio de corazón. Una persona debe salir a la luz para ver lo que estaba oculto, y a veces las cosas ocultas son difíciles de mirar. Pero Dios es fiel para perdonarnos y limpiarnos de todo aquello de lo que nuestros nuevos corazones no están orgullosos. Si no venimos a la luz, y admitimos que hemos pecado, no hay sanación posible (1 Juan 1:5-10).

El corazón en la Biblia

Ignacio prologó sus Ejercicios Espirituales con veinte notas que explican el propósito de sus ejercicios y ofrecen consejos y asesoramiento al director que guía el retiro. La primera de estas “ayudas preliminares” explica lo que entiende por ejercicios espirituales. El ejercicio físico pone a punto el cuerpo y favorece la salud. El ejercicio espiritual, escribe, es bueno para “fortalecernos y apoyarnos en el esfuerzo de responder cada vez más fielmente al amor de Dios”.

  ¿Cómo se saluda en gitano?

Nótese lo que Ignacio no dice. No dijo que los Ejercicios Espirituales están diseñados principalmente para profundizar nuestro entendimiento o para fortalecer nuestra voluntad. No prometió explicarnos los misterios espirituales ni iluminar nuestras mentes. Podemos salir de los Ejercicios con una mayor comprensión intelectual, pero ese no es el objetivo. El objetivo es una respuesta, un cierto tipo de respuesta. Ignacio busca una respuesta del corazón.

“Corazón” no significa las emociones (aunque incluye nuestras emociones). Se refiere a nuestra orientación interior, al núcleo de nuestro ser. Este tipo de “corazón” es al que se refería Jesús cuando nos dijo que acumuláramos tesoros en el cielo en lugar de en la tierra, “porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.” (Mateo 6:21) Este es el “corazón” que le preocupaba a Jesús cuando dijo “del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, la impudicia, el robo, el falso testimonio, la blasfemia.” (Mateo 15:19) Jesús observó que nuestro corazón puede desligarse de nuestras acciones: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí”. (Mateo 15:8) El corazón en este sentido -la totalidad de nuestra respuesta- es la preocupación de los Ejercicios Espirituales.

Significado de corazón puro

Una palabra común del Antiguo Testamento que expresa la verdad, emeth, habla de una realidad fiable que es sólida y vinculante. La verdad es la base de las relaciones humanas (Éxodo 20:16), que implica la integridad de los pensamientos, la palabra o las acciones.

Más de la mitad de los usos del Nuevo Testamento de la verdad, la palabra griega aletheia, se encuentran en el Evangelio de Juan. La verdad es la realidad. Lo que parece ser y lo que realmente es a menudo no es lo mismo. Como desarrollo en mi novela Engaño, “Las cosas no son como parecen”. Conocer la verdad es ver con exactitud.

  ¿Cuáles son las costumbres y tradiciones del país?

Dios ha escrito su verdad en los corazones humanos, en la conciencia (Romanos 2:15). Si la verdad se dice con gracia, muchos se sienten atraídos por ella, sabiendo instintivamente que llenará el vacío moral que sienten. Todo corazón anhela la verdad, incluso el que la rechaza.

Como seguidores de Cristo, debemos andar en la verdad (3 Juan 3), amar la verdad y creer la verdad (2 Tesalonicenses 2:9-12). Hemos de hablar la verdad, en contraste con “la astucia y la maña de los hombres en sus maquinaciones engañosas” (Efesios 4:14). Debemos “hablar la verdad con amor” (Efesios 4:15).

Qué es el corazón según la Biblia

¿Qué se necesita para iniciar una relación con Dios? ¿Es necesario dedicarse a obras religiosas desinteresadas? ¿Debes convertirte en una mejor persona para que Dios te acepte? Aprenda cómo puede conocer a Dios personalmente.

De vez en cuando, es necesario evaluarnos, hacernos preguntas para ver si estamos viviendo la vida que Cristo diseñó para nosotros. Si no nos examinamos, es posible que ni siquiera veamos un problema.

Las siguientes preguntas están diseñadas como un chequeo espiritual del corazón. Están destinadas a sacar a la luz el pecado en nuestras vidas; no para hacernos sentir condenados, sino para abrir una vía en la que el Espíritu Santo pueda señalar el pecado y luego obrar su poder milagroso.

Él quiere una intimidad sin obstáculos con nosotros, por lo que nos convence de pecado para provocar el arrepentimiento. La palabra griega traducida en la Escritura como “arrepentimiento” significa literalmente “cambiar de opinión”. El arrepentimiento no es culpa, remordimiento o incluso pena.

  ¿Que era una tradición navideña en el pasado?

Y apropiarse significa reconocer mi participación en el pecado, a pesar de las influencias externas que puedan contribuir a mi comportamiento. En otras palabras, el arrepentimiento requiere que deje de lado la “mentalidad de víctima” y me declare autor.