¿Qué es la cultura babilónica?

Imperio babilónico

Durante miles de años, el mito de Babilonia ha rondado la imaginación europea. La Torre de Babel y los Jardines Colgantes, el Festín de Belsasar y la Caída de Babilonia han inspirado a artistas, escritores, poetas, filósofos y cineastas.

La ciudad de Babilonia, situada a orillas del río Éufrates, en el sur de Mesopotamia, en lo que hoy es Irak, cobró importancia en el siglo XVIII a.C. cuando, mediante una combinación de alianzas políticas y campañas militares, Hammurabi (c. 1792-1750 a.C.) consiguió unir un gran estado bajo su dominio. A finales del segundo milenio a.C., el poder sobre Babilonia cambió de manos varias veces, y Babilonia cayó brevemente bajo la dominación asiria. En el siglo VII a.C., Nabopolasar y su hijo Nabucodonosor II (c. 604-562 a.C.) pasaron a gobernar la mayor parte de su antiguo imperio. Como rey de la nueva Babilonia, Nabucodonosor II reconstruyó gran parte de la ciudad, creando una capital imperial con vastos palacios y templos bien equipados, colosales murallas y un gran punto de entrada al norte, la Puerta de Ishtar, a la que se accede a través de una larga vía procesional bordeada de coloridos relieves de ladrillo vidriado que representan leones rugientes.

Mitología babilónica

En Babilonia, la abundancia de arcilla y la escasez de piedra propiciaron el uso de ladrillos de barro. Así, los templos babilónicos eran enormes estructuras de ladrillo tosco, sostenidas por contrafuertes. El uso del ladrillo condujo al desarrollo temprano de la pilastra y la columna, y de los frescos y los azulejos esmaltados. Las paredes tenían colores brillantes, y a veces estaban recubiertas de zinc u oro, además de azulejos. También se incrustaban en el yeso conos de terracota pintados para las antorchas. En Babilonia, en lugar del bajorrelieve, predominaban las figuras tridimensionales -los primeros ejemplos son las estatuas de Gudea- que eran realistas, aunque también algo torpes. La escasez de piedra en Babilonia hizo que cada guijarro fuera una mercancía y condujo a una gran perfección en el arte de la talla de gemas.

  ¿Cuáles son las costumbres del pueblo ladino?

Los babilonios introdujeron los conceptos de diagnóstico, pronóstico, examen físico y prescripción. El Manual de Diagnóstico introdujo además los métodos de terapia y etiología, esbozando el uso del empirismo, la lógica y la racionalidad en el diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento. Por ejemplo, el texto contiene una lista de síntomas médicos y observaciones empíricas a menudo detalladas junto con reglas lógicas utilizadas en la combinación de los síntomas observados en el cuerpo de un paciente con su diagnóstico y pronóstico. En particular, Esagil-kin-apli descubrió una serie de enfermedades y dolencias y describió sus síntomas en su Manual de diagnóstico, incluidos los de muchas variedades de epilepsia y dolencias relacionadas.

Datos de la cultura babilónica

Situada a 85 km al sur de Bagdad, la propiedad incluye las ruinas de la ciudad que, entre el 626 y el 539 a.C., fue la capital del Imperio neobabilónico. Incluye pueblos y zonas agrícolas que rodean la antigua ciudad. Sus restos, murallas exteriores e interiores, puertas, palacios y templos, son un testimonio único de uno de los imperios más influyentes del mundo antiguo. Sede de sucesivos imperios, bajo gobernantes como Hammurabi y Nabucodonosor, Babilonia representa la expresión de la creatividad del imperio neobabilónico en su apogeo. La asociación de la ciudad con una de las siete maravillas del mundo antiguo -los Jardines Colgantes- también ha inspirado la cultura artística, popular y religiosa a escala mundial.

Situado a 85 kilómetros al sur de Bagdad, este sitio del Patrimonio Mundial incluye las ruinas de la antigua ciudad de Babilonia, centro del Nuevo Reino Babilónico que existió desde el año 626 hasta el 539 a.C., así como las aldeas y zonas agrícolas asociadas. Sus restos, murallas externas e internas, puertas, palacios y templos son un testimonio único de la existencia de uno de los imperios más influyentes del mundo antiguo. Como sede de sucesivas dinastías, encabezadas por gobernantes como Hammurabi y Nabucodonosor, Babilonia representa la cima del desarrollo del reino de la Nueva Babilonia. La asociación de la ciudad con una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, los Jardines Colgantes de Semiramis, también sirvió para inspirar la cultura artística, popular y religiosa a escala mundial.

  ¿Quién es el dios Viracocha?

Historia de Babilonia

Este artículo trata sobre los imperios antiguos (anteriores a 539 a.C.). Para la región llamada Babilonia por las fuentes judías en el período posterior, talmúdico, véase Academias talmúdicas en Babilonia. Para otros usos, véase Babilonia (desambiguación).

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero carece de las correspondientes citas en línea. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Mayo de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Sumer – Kish – Egipto – Elam – Ebla – Hattianos – Nubia – Acad – Canaán – Asiria – Babilonia – Qatna – Amurru – Yamhad – Mitanni – Ugarit – Caldea – Hititas – Alasiya – Pueblos del Mar – Anatolia – Israel y Judá – Arabia – Bereberes – Fenicia – Persia.

A menudo se vio envuelta en una rivalidad con el estado más antiguo de Asiria, al norte, y con Elam, al este, en el antiguo Irán. Babilonia se convirtió brevemente en la principal potencia de la región después de que Hammurabi (fl. c. 1792-1752 a.C. cronología media, o c. 1696-1654 a.C., cronología corta) creara un imperio de corta duración, sucediendo al anterior Imperio Acadio, a la Tercera Dinastía de Ur y al Antiguo Imperio Asirio. El Imperio Babilónico se desmoronó rápidamente tras la muerte de Hammurabi y volvió a ser un pequeño reino.