¿Qué es la cultura romana?

¿Qué es la cultura romana?

Inventos romanos

Una cuestión que me preocupa sobre la antigua Roma es si ésta tenía una cultura autóctona propia o si siempre fue una fusión de influencias culturales etruscas al norte y griegas de las colonias griegas al sur. Sé que Roma se originó en el Lacio, pero estaba en la frontera y muy influenciada por los etruscos. ¿Cómo se diferenciaban culturalmente los latinos de sus vecinos? 9 comentarioscompartirinformar83% votadosEntrar o registrarse para dejar un comentarioEntrarSign UpOrganizar por: mejor

Cultura de Roma

Los primeros romanos adoptaron la cultura de sus vecinos, los griegos y los etruscos en particular, pero imprimieron su sello único a sus préstamos. El Imperio Romano difundió esta cultura a lo largo y ancho, afectando a diversas áreas del mundo moderno. Por ejemplo, todavía tenemos coliseos y sátiras para el entretenimiento, acueductos para suministrar agua y alcantarillas para drenarla. Los puentes construidos por los romanos aún atraviesan los ríos, mientras que las ciudades lejanas se encuentran a lo largo de los restos de las verdaderas calzadas romanas. Yendo más lejos y más alto, los nombres de los dioses romanos salpican nuestras constelaciones. Algunas partes de la cultura romana ya no existen, pero siguen siendo intrigantes. La principal es la de los gladiadores y los juegos de muerte en la arena.

El Coliseo de Roma es un anfiteatro encargado por el emperador romano Flavio entre los años 70 y 72 de nuestra era. Se desarrolló como una mejora del Circo Máximo para los combates de gladiadores, las luchas de fieras (venationes) y los simulacros de batallas navales (naumachiae).

En la antigua Roma, los gladiadores luchaban, a menudo hasta la muerte, para entretener a multitudes de espectadores. Los gladiadores se entrenaban en ludi ([sg. ludus]) para luchar bien en los circos (o en el Coliseo), donde la superficie del suelo estaba cubierta de harena, o arena, que absorbía la sangre (de ahí el nombre de “arena”).

Ascendencia romana

Músicos: un detalle del mosaico de Zliten (siglo II d.C.). El mosaico completo los mostraba acompañando los combates de gladiadores y los eventos con animales salvajes en la arena: desde la izquierda, la tuba, el hydraulis (órgano de tubos de agua) y dos cornua

La cultura de la Antigua Roma creció a lo largo de los casi 1200 años de civilización de Roma. Los romanos conquistaron muchos pueblos y trajeron de sus guerras muchas cosas de cada tierra. Su modo de vida era una mezcla de muchas culturas, influencias y religiones. A partir del siglo II a.C., la influencia griega se hizo muy importante. La arquitectura, la pintura, la escultura, las leyes y la literatura alcanzaron un alto nivel[1] Los esclavos y los cristianos eran tratados de forma diferente por los distintos gobernantes. Roma era una nación comercial que mantenía el control militar sobre un amplio abanico de pueblos, principalmente alrededor del Mediterráneo.

En Roma había cuatro clases de personas: los aristócratas, los ecuestres, los ciudadanos comunes y los esclavos. La clase aristócrata contaba con unas 300 familias, en su mayoría senadores. La clase aristócrata era muy poderosa. Los ecuestres o “equites” eran comerciantes, constructores del gobierno y banqueros, que solían ser menos ricos[1] Los ciudadanos comunes eran agricultores, trabajadores industriales y la plebe de la ciudad. Los esclavos tenían que trabajar duro y solían ser liberados cuando envejecían[1] Algunos esclavos eran entrenados para ser gladiadores para que la gente los viera. Otros esclavos trabajaban en las casas de los ricos como porteros, portadores de literas, mensajeros o sirvientes. Algunos esclavos griegos eran maestros que enseñaban su lengua, o médicos.

La religión romana

La cultura de Roma en Italia se refiere a las artes, la alta cultura, la lengua, la religión, la política, las bibliotecas, la cocina, la arquitectura y la moda en Roma, Italia. Roma se fundó supuestamente en el año 753 a.C. y desde entonces ha sido la capital del Imperio Romano, uno de los principales centros del cristianismo, la sede de la Iglesia Católica Romana y la sede de la República Italiana. Debido a su importancia histórica y social, Roma ha recibido el apodo de Caput Mundi, o “capital del mundo”[1][2].

A menudo pasado por alto, el patrimonio medieval de Roma es uno de los más importantes de las ciudades italianas. Entre las basílicas que datan de la época paleocristiana se encuentran la de Santa Maria Maggiore y la de San Paolo Fuori le Mura (la segunda reconstruida en gran parte en el siglo XIX), ambas con preciosos mosaicos del siglo IV d.C. Posteriormente, también se pueden encontrar notables mosaicos y frescos medievales en las iglesias de Santa Maria in Trastevere, Santi Quattro Coronati y Santa Prassede. Los edificios laicos incluyen varias torres, siendo las más grandes la Torre delle Milizie y la Torre dei Conti, ambas junto al Foro Romano, y la enorme escalinata que conduce a la basílica de Santa Maria in Ara Coeli.