¿Qué fiestas hay en el País Vasco?

¿Qué fiestas hay en el País Vasco?

Fiesta de la Tamborrada

El elemento más representativo del pueblo vasco es su lengua, el euskera, considerada la más antigua del continente europeo. Esta antigua lengua está profundamente arraigada en el pueblo vasco. Ha servido de vehículo para las costumbres, tradiciones, mitos y leyendas del País Vasco. Es un claro elemento diferenciador ya que esta lengua no se parece a ninguna otra del mundo. Distinguen entre los “euskaldunak” (los que tienen la lengua vasca) y los “erdeldunak” (que tienen una lengua no vasca).

En todas las fiestas vascas siempre salen sus danzas. Está, por ejemplo, el Aurresku, una danza solemne y elegante en la que la mujer no baila, sino que es bailada. Los hombres entran en la plaza e invitan a las mujeres más importantes del pueblo a entrar en sus rondas de baile, terminando con un desafío entre las más hábiles bailarinas. La Mutildantza del Baztán es otro baile exclusivamente masculino. La Mascarada Suletina, llamada así por su aspecto un tanto carnavalesco y la Ezpatadantza, simboliza el homenaje a un soldado muerto en defensa de su patria. Hay un gran número de fiestas populares que se extienden a lo largo del año.

Tradiciones vascas

En Bizkaia se celebran numerosas fiestas a lo largo del año. Forman parte de la historia y las tradiciones de la capital, de los diferentes pueblos y de los Territorios Históricos del País Vasco en general.

El ambiente festivo sale a la calle y atrae tanto a los residentes como a los forasteros, invitándoles a participar. Hay comida tradicional, deportes rurales, danza, comidas al aire libre, bertsolaris, conciertos, fuegos artificiales, desfiles, verbenas, bandas y pasacalles… Las fiestas están abiertas a todo el mundo: vecinos, recién llegados y personas que viven en los Territorios Históricos por motivos de trabajo o estudio.

Las celebraciones de la Aste Nagusia comienzan con el lanzamiento del txupin (cohete pirotécnico) por parte de la txupinera y el pregonero, y se prolongan durante nueve días, llenando la capital de alegría y jolgorio.

Durante la Aste Nagusia hay varios puntos neurálgicos: plazas, calles, teatros donde se puede ver un espectáculo o divertirse en familia. Hay espectáculos callejeros, conciertos al aire libre, txikigune (actividades infantiles), quioscos, concursos de cocina, números de circo y otras actividades de entretenimiento. En total, 300 opciones para todo tipo de público.

Fiesta vasca 2022

Un equipo de regatas de traineras levanta sus remos para celebrar que ha ganado la bandera de Bilbao. Las traineras son un medio para llevar al mercado las capturas del día de anchoas y sardinas, y los patrones compiten por ser los primeros en volver para recibir el mejor precio.

El País Vasco es una región que traspasa fronteras. Situado en el norte de España y el suroeste de Francia, a caballo entre los Pirineos, su espíritu se puede sentir en las montañas cubiertas de ovejas de Idaho, en las comunidades pesqueras desde Escocia hasta Terranova, y en los pueblos de México y Argentina.

Los vascos han sido durante mucho tiempo líderes en la industria, y ayudaron a iniciar la Revolución Industrial tras descubrir ricas bandas de mineral de hierro en sus montañas. Prosperaron durante el movimiento cooperativo de mediados del siglo XX y ahora son innovadores en la fabricación de piezas de automóviles, energía sostenible, transporte e ingeniería.

Aunque la cultura vasca es innovadora y orientada al exterior, sus habitantes mantienen fuertes raíces culturales. Constituyen una de las comunidades más antiguas de Europa, y hoy en día aproximadamente un millón de personas en todo el mundo hablan vasco, o euskera, una lengua que en su día estuvo al borde de la extinción y que ahora es un ejemplo de revitalización lingüística con éxito. Para muchos vascos, la lengua es un componente clave de su identidad.

La cultura vasca

BOISE, Idaho – Con más de 300 libras de chorizo en su congelador y 5.000 porciones de paella al estilo vasco preparadas con antelación, Tara McElhose-Eiguren dice que finalmente se está quedando sin espacio en su cocina en previsión de ayudar a alimentar a los asistentes al tradicional festival Jaialdi en el suroeste de Idaho.

“Llevamos cocinando desde la semana pasada”, dice la copropietaria del Basque Market, que se encuentra junto al pequeño edificio de ladrillo que albergó a algunos de los primeros pastores vascos de Idaho a principios del siglo XX. “Pero el espacio es limitado. Hemos bromeado diciendo que empezamos a estresarnos demasiado pronto”.

Se calcula que entre 35.000 y 50.000 personas asistirán a la fiesta de cinco días como escaparate de la cultura que comienza el martes en Boise. Muchos de los que lo celebren acudirán a la llamada “manzana vasca” de Boise, llena de bares y restaurantes donde los descendientes de vascos se reúnen para celebrar bodas y el festival vasco anual de San Inazio.

Jaialdi, que en euskera significa “Fiesta Grande”, comenzó en 1987, y desde entonces se celebra cada cinco años a partir de 1990. El evento incluye deportes tradicionales, coros, músicos y bailes folclóricos, así como servicios religiosos para la comunidad vasca, mayoritariamente católica.