¿Que fueron las Tradiciones en salsa verde?

¿Que fueron las Tradiciones en salsa verde?

Salsa verde de hierbas

¿Cuál es la diferencia entre la salsa roja y la verde? La respuesta corta (aparte del color): Las salsas rojas se hacen con chiles que están maduros, mientras que las verdes se hacen con chiles que han tenido menos tiempo para madurar.

Piensa en un chile como en un pimiento: los pimientos rojos y los verdes tienen un sabor diferente, aunque sean esencialmente la misma cosa. Esto se debe a que los pimientos rojos se han dejado madurar más tiempo, por lo que son más dulces. Los pimientos verdes se recogen antes, por lo que su sabor es más amargo.

Los chiles maduros hacen salsa roja, los chiles menos maduros hacen salsa verde. Parece sencillo, ¿verdad? Piénsalo de nuevo. Aparte de la maduración del chile, cuando se trata de elaborar una salsa roja o verde, las reglas no son nada rígidas.

Algunas salsas rojas utilizan tomates, lo que aumenta el tono rojo. Otras no. Las salsas verdes suelen utilizar tomatillos. Otras salsas verdes los omiten. (Nueva pregunta: ¿Qué son los tomatillos? Son frutos similares a pequeños tomates verdes, pero menos acuosos y más ácidos).

¿Otra regla general? La salsa roja es más picante que la verde. Pero, de nuevo, hay excepciones. La consistencia de una salsa también puede cambiar. Suave, con trozos o intermedia; depende de la adición de ingredientes como chiles secos, cebollas, aguacate, incluso mango, y de cómo se preparen estos ingredientes (a la parrilla, hervidos, salteados, carbonizados, servidos crudos).

Salsa verde frankfurt

Gentl & HyersChimichurriSi tu ingrediente principal es un poco más contundente y robusto, como el bistec, cúbrelo con una salsa verde a base de vinagre para cortar la pesadez, como el chimichurri. La salsa rápida (ajo, perejil, cilantro, vinagre de vino tinto y aceite de oliva) es particularmente buena para el bistec de falda, de percha y de tri-tip de cocción rápida, pero puede ser buena para cualquier carne.

  ¿Cuánto dinero se necesita para una boda?

Foto de Alex LauPesto y salsa verdeSi estás cocinando algo más suave -como pescado, pasta, pollo o verduras- un pesto a base de aceite o una salsa verde a base de mayonesa es probablemente una mejor manera de añadir más sabor y más grasa. Lo ideal es no querer grasa sobre grasa. El pesto se puede hacer de un millón de maneras diferentes, con distintas verduras -incluso col rizada y berzas-, aceite de oliva, queso y frutos secos. Pruébalo con pollo a la parrilla, y luego utiliza las sobras para la pasta o la ensalada de patatas.Esta salsa verde está hecha con aguacates Y tomatillos.

Ingredientes de la salsa verde de Frankfurt

Nils Vollmann: “En Semana Santa siempre se reúne toda la familia. Por supuesto, no puede faltar la buena comida. Siempre tenemos algo típicamente alemán: salsa verde con huevos y patatas cocidas. A todo el mundo le encanta este plato”.

Nils Vollmann: “Tradicionalmente, el fin de semana antes de Pascua vamos a dar un paseo por el bosque. Durante el paseo, los niños recogen musgo de los árboles para construir los nidos de Pascua. Las construcciones son cada año más espectaculares. Después, por supuesto, comemos salsa verde con huevos y patatas cocidas. Toda la familia está siempre deseando que llegue este momento”.

Nils Vollmann: “Tradicionalmente, el domingo de Pascua escondemos huevos pintados y caramelos en el jardín para que los niños los encuentren. Hace unos años dejé salir a nuestro perro al jardín en la mañana del Domingo de Pascua, sin recordar que las golosinas ya estaban escondidas. Podéis adivinar el desenlace de la historia… Puedo revelar: El perro ha encontrado los escondites antes que los niños y la decepción con los niños fue en consecuencia enorme.”

  ¿Qué actividades no son saludables?

La mejor salsa verde frankfurt

Los restos de verduras que a menudo se tiran a la basura pueden servir de base para un delicioso caldo de verduras, un pesto de zanahorias o incluso una corteza de sandía confitada.  Le sugerimos que se familiarice con la parte verde de las hortalizas de raíz y el tallo de sus ramos de cilantro, que no sólo son sabrosos sino también densos en nutrientes.

Aunque el desperdicio de alimentos es un problema sistémico de distribución de recursos, creemos firmemente que las actitudes individuales pueden influir en el curso de nuestra sociedad.  Los alimentos que no se coman pueden ser procesados en su lugar de entrega de compost local, pero mientras tanto, siga la ola de chefs que están desviando los alimentos del flujo de residuos al tiempo que mejoran la intensidad del sabor.

Dependiendo del sabor y la textura de las verduras que utilices, tendrás que ajustar la cantidad de aceite, sal y ácido (zumo de limón o vinagre) al gusto. Si se trata de hacer un adobo, que sea bastante ácido y salseado. Si es para la pasta, la quieres suave como la seda, así que mezclar el aceite poco a poco es la clave. A veces quiero que sea más picante, así que añado copos de pimienta roja o un poco de chile fresco. Detenga la licuadora para probar a medida que avanza.