¿Qué función tiene el mate dentro de la cultura Argentina?

Por qué es importante el mate para los que lo toman

Una de las mejores maneras de conocer realmente un lugar, un pueblo o una comunidad es experimentar la cultura local a través de las tradiciones y costumbres. Se puede conocer la vida y el estilo de vida de la gente y esto lleva a una mejor comprensión y apreciación del mundo que nos rodea. América del Sur es una hermosa mezcolanza de culturas y costumbres, de alguna manera conectadas y entrelazadas por el hilo conductor de la geografía. Como comparte con nosotros Heather Markel, de The Inspired Nomads, son similares pero diferentes. Ella tuvo la oportunidad de experimentar Argentina y la cultura argentina de primera mano a través de la Yerba Mate y comparte su visión con nosotros.

De Heather, he estado viajando por el mundo a tiempo completo durante los últimos 18 meses, lo que significa que he experimentado las capas intrincadas de las culturas, en lugar de las experiencias superficiales habituales. Hablo con los lugareños, los conozco y aprendo lo que les importa.

No creo que se pueda conocer realmente un lugar sin probar las tradiciones locales. He comido alimentos extraños (el único del que me arrepiento es el conejillo de indias), me he reunido con chamanes, he vertido vino en la tierra para honrar a la Pachamama (la madre tierra), he cocinado con agricultores locales. Pero la tradición que realmente me ha llegado al corazón es la de beber yerba mate. Dentro de esta tradición está el corazón de la cultura argentina, y de gran parte de Sudamérica.

Bebida de mate

La yerba mate es una bebida popular parecida al té que se consume ampliamente en muchos países sudamericanos, como Paraguay, Brasil y Argentina. Descubierta y consumida originalmente por los nativos paraguayos, la producción masiva de yerba mate no comenzó hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI. Sus técnicas de cultivo se desarrollaron con el tiempo, lo que permitió que la producción se extendiera a otros países, entre ellos Argentina, el mayor productor de yerba mate de la actualidad. En Argentina, la yerba mate ha pasado de ser simplemente una bebida estimulante a ser un claro reflejo de la cultura y los valores del país. Los usos de la yerba mate en la literatura argentina -Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, las letras de tango- demuestran la importancia de la bebida en la vida cotidiana y en las normas sociales. Otras conexiones entre la yerba y la cultura argentina incluyen el compartir la paja con la comunicación táctil, la supresión del apetito con los altos estándares de belleza, y el contenido de cafeína con la ajetreada vida de la ciudad y el laborioso trabajo del campo. Estas ideas se exploran en este trabajo para afirmar que las cualidades propias de la yerba mate proyectan aspectos clave de la cultura argentina, solidificando su continua popularidad en los años venideros.

  ¿Cómo viven los gauchos?

Cuándo es común tomar mate

Esta infusión verde se consume desde hace mucho tiempo, incluso antes de la colonización española. De hecho, dado que la yerba proviene de un árbol que crece en la región litoral argentina y en Paraguay y Uruguay, el mate es una de las pocas costumbres que los pueblos originarios transmitieron a los conquistadores. La historia cuenta que los jesuitas acabaron por aceptarlo tras comprobar que los guaraníes eran más vigorosos y enérgicos y nada perezosos. Porque, al fin y al cabo, el mate tiene interesantes beneficios para la salud: estimula el sistema nervioso central sin provocar insomnio, aporta vitaminas y minerales, es diurético y contiene sustancias antioxidantes.

En cuanto al estatus social, el mate no hace diferencias entre ricos y pobres, es como la Coca-Cola: igual para todos. Además, el mate no es una bebida para quisquillosos: limpiar la pajita antes de tomar mate se toma como un gesto de desprecio y descortesía. No lo hagas.

Sin un término fijo, el ritual del mate puede extenderse durante todo el día. La mayoría de la gente lo toma como desayuno o por la tarde para sustituir el café o el té, pero algunos fundamentalistas toman mate entre las comidas casi como si fuera una receta médica. En cuanto al sabor, el consenso es unánime: se bebe amargo; los que intentan “suavizarlo” le añaden azúcar.

Yerba mate

La yerba mate argentina: una tradición centenaria. El arte de elaborar esta especial bebida de infusión tiene su origen en los tiempos de los nativos sudamericanos, que ya en la colonización tomaban mate. Desde el siglo XIX, la bebida de té amargo, que se elabora con las hojas secas del arbusto del mate, se cultiva principalmente en Paraguay, Argentina y Brasil.

  ¿Cómo es vista la Argentina en el mundo?

Compartir el mate entre amigos o familiares se considera un signo de hospitalidad. El mate argentino, a través de su preparación tradicional, proporciona rituales fijos en las reuniones. Embárquese en un fascinante viaje por Sudamérica y descubra esta forma diferente de tomar té.

El mate es uno de los tés cuya fermentación se detiene durante el proceso de fabricación. Para ello, primero se cortan las ramas completas del arbusto del mate y luego se voltean las hierbas del mate (“la yerba”) en tambores de alambre sobre el fuego. El proceso difiere así para la selección de otros tés, en los que sólo se recogen y procesan las hojas. Las enzimas que se encuentran en las hojas se destruyen para detener la fermentación. Hay varias variedades de mate, llamadas mate verde (“taragin”) o mate tostado (“chá mate”). En la variedad verde, las hojas se fermentan a 50 o 60 °C durante más de un mes y luego se calientan a más de 400 °C durante un minuto aproximadamente.