¿Qué hace el tercer ojo de Shiva?

¿Qué hace el tercer ojo de Shiva?

Tatuaje del tercer ojo de Shiva

El tercer ojo se refiere a la puerta que conduce a los reinos interiores y a los espacios de conciencia superior. En la espiritualidad, el tercer ojo suele simbolizar un estado de iluminación. El tercer ojo se asocia a menudo con las visiones religiosas, la clarividencia, la capacidad de observar los chakras y las auras,[3] la precognición y las experiencias extracorporales. Las personas que se dice que tienen la capacidad de utilizar su tercer ojo se conocen a veces como videntes. En el hinduismo y el budismo, se dice que el tercer ojo está situado en el centro de la frente, ligeramente por encima de la unión de las cejas, y que representa la iluminación que se alcanza mediante la meditación[4][5] Los hindúes también colocan una “tilaka” entre las cejas como representación del tercer ojo,[6] que también se ve en las expresiones de Shiva. [Los budistas consideran el tercer ojo como el “ojo de la conciencia”, que representa el punto de vista desde el que se alcanza la iluminación más allá de la vista física, y utilizan un urna con el mismo efecto que los hindúes[4].

En el taoísmo y en muchas sectas religiosas chinas tradicionales, como el chan (llamado zen en japonés), el “entrenamiento del tercer ojo” consiste en centrar la atención en el punto del entrecejo con los ojos cerrados y mientras el cuerpo está en varias posturas de qigong. El objetivo de este entrenamiento es permitir a los estudiantes sintonizar con la “vibración” correcta del universo y obtener una base sólida sobre la que alcanzar un estado meditativo más avanzado. El taoísmo enseña que el tercer ojo, también llamado ojo de la mente, está situado entre los dos ojos físicos y se expande hasta la mitad de la frente cuando se abre. El taoísmo afirma que el tercer ojo es uno de los principales centros energéticos del cuerpo situado en el sexto Chakra, formando parte del meridiano principal, la línea que separa los hemisferios izquierdo y derecho del cuerpo[7] En las tradiciones alquímicas taoístas, el tercer ojo es la parte frontal del “Dan Tien superior” (campo de cinabrio superior) y recibe el evocador nombre de “bolita de barro”.

  ¿Qué se celebra el 20 de octubre?

Chakra del tercer ojo

El tercer ojo se refiere a la puerta que conduce a los reinos interiores y a los espacios de conciencia superior. En la espiritualidad, el tercer ojo suele simbolizar un estado de iluminación. El tercer ojo se asocia a menudo con las visiones religiosas, la clarividencia, la capacidad de observar los chakras y las auras,[3] la precognición y las experiencias extracorporales. Las personas que se dice que tienen la capacidad de utilizar su tercer ojo se conocen a veces como videntes. En el hinduismo y el budismo, se dice que el tercer ojo está situado en el centro de la frente, ligeramente por encima de la unión de las cejas, y que representa la iluminación que se alcanza a través de la meditación[4][5] Los hindúes también colocan una “tilaka” entre las cejas como representación del tercer ojo,[6] que también se ve en las expresiones de Shiva. [Los budistas consideran el tercer ojo como el “ojo de la conciencia”, que representa el punto de vista desde el que se alcanza la iluminación más allá de la vista física, y utilizan un urna con el mismo efecto que los hindúes[4].

En el taoísmo y en muchas sectas religiosas chinas tradicionales, como el chan (llamado zen en japonés), el “entrenamiento del tercer ojo” consiste en centrar la atención en el punto del entrecejo con los ojos cerrados y mientras el cuerpo está en varias posturas de qigong. El objetivo de este entrenamiento es permitir a los estudiantes sintonizar con la “vibración” correcta del universo y obtener una base sólida sobre la que alcanzar un estado meditativo más avanzado. El taoísmo enseña que el tercer ojo, también llamado ojo de la mente, está situado entre los dos ojos físicos y se expande hasta la mitad de la frente cuando se abre. El taoísmo afirma que el tercer ojo es uno de los principales centros energéticos del cuerpo situado en el sexto Chakra, formando parte del meridiano principal, la línea que separa los hemisferios izquierdo y derecho del cuerpo[7] En las tradiciones alquímicas taoístas, el tercer ojo es la parte frontal del “Dan Tien superior” (campo de cinabrio superior) y recibe el evocador nombre de “bolita de barro”.

  ¿Qué cultura hay en Huancayo?

La historia de Shiva

Hay una historia sobre cómo Shiva abrió su tercer ojo. En la India, hay un dios del amor y la lujuria llamado Kamadeva. Kama significa lujuria. La lujuria es algo que a la mayoría de la gente no le gusta enfrentar de frente. Quieres algo de estética alrededor de ella, ¡así que la conviertes en amor! La historia cuenta que Kama se escondió detrás de un árbol y disparó una flecha al corazón de Shiva. Shiva se perturbó un poco. Así que abrió su tercer ojo, que es un ojo de fuego, y redujo a Kama a cenizas. Esta es la historia que generalmente se le cuenta a todo el mundo.

Pero, por favor, pregúntate, ¿tu lujuria surge dentro de ti o detrás de un árbol? Surge dentro de ti, por supuesto. La lujuria no se refiere sólo al sexo opuesto. Todo deseo es lujuria, ya sea por la sexualidad, el poder o la posición. La lujuria significa esencialmente que hay una sensación de incompletud dentro de ti, un anhelo de algo que te hace sentir: “Si no tengo eso, no estoy completo”.

Basándose en esto, la historia de Shiva y Kama tiene una dimensión yóguica. Shiva estaba trabajando hacia el Yoga, lo que significa que no sólo estaba trabajando para estar completo, sino para ser ilimitado. Shiva abrió su tercer ojo y vio que Kama, su propia lujuria, se acercaba y lo quemaba. Las cenizas salieron lentamente de su cuerpo, mostrando que todo lo que había en su interior había sido puesto a descansar para siempre. Al abrir el tercer ojo, percibió una dimensión dentro de sí mismo que está más allá de lo físico, y todas las compulsiones de lo físico desaparecieron.

  ¿Cuáles son los juegos tradicionales del estado Guárico?

La ciencia del tercer ojo

La ilustración de la portada representa al Señor Shiva, el tercer dios de la Trinidad hindú (Trimurti), representado por el Señor Brahma, el Señor Vishnu y el Señor Shiva, el Creador, el Preservador y el Destructor del universo, respectivamente. Algunos sostienen que la palabra “destructor” se utiliza por error, ya que la disolución para la creación, como el otoño para la primavera, es una parte esencial del proceso cíclico de creación, conservación, disolución y recreación.La imagen de Shiva, tal como se representa entre los hindúes, contiene símbolos comunes representativos de su superioridad. Uno de estos …