¿Qué hacía el indio Romulo?

Rômulo Neris, biofísico #Fulbright75 – Fulbright Brasil

S.E. el Embajador Jaideep Mazumdar hizo entrega de conjuntos de libros #BharatEkParichay a la Biblioteca Carlos P. Romulo del Foreign Service Institute de Filipinas el 13 de febrero de 2020. En nombre del FSI Filipinas, la Sra. Celeste Vinzon-Balatbat, OCI, aceptó los juegos de libros. Al acto asistieron el Subsecretario Meynardo Montealegre de Asuntos de Asia-Pacífico del Departamento de Asuntos Exteriores de la República de Filipinas, otros representantes del DFAE, la Biblioteca Carlos P. Romulo y la Embajada de la India en Manila.

5/18/2021 reunión especial de la comisión de planificación

McLarty Associates se entristece profundamente al enterarse del fallecimiento de nuestro buen amigo y antiguo miembro de la junta directiva, el embajador Roberto R. Romulo. El embajador Romulo era conocido en Filipinas y en todo el mundo como un exitoso hombre de negocios y estadista que representó a su nación hábilmente como embajador y Secretario de Asuntos Exteriores.

El embajador Romulo fue un valioso miembro de la Junta de Consejeros de McLarty durante más de 15 años: su formación en la Universidad de Georgetown y otras instituciones estadounidenses y su larga experiencia como alto ejecutivo de una empresa estadounidense lo convirtieron en un asesor especialmente valioso para nuestra empresa y nuestros clientes.    El vicepresidente John Negroponte y el director senior Thomas Hubbard, ambos ex embajadores de EE.UU. en Filipinas, echarán mucho de menos el valioso asesoramiento y apoyo de Bobby, al igual que los muchos otros miembros de nuestro equipo que tuvieron el placer de conocerlo.

“Los que tratamos con Asia sabemos el gran papel que ha desempeñado en la creación de las instituciones económicas regionales que han constituido la base del espectacular éxito económico de la región de Asia-Pacífico en los últimos años. Digno del legado de su ilustre padre, “Bobby” fue un patriota filipino, así como un internacionalista comprometido que abogó incansablemente por el progreso a través de prolíficos escritos hasta sus últimos días.  Fue un verdadero amigo de Estados Unidos”, dijo el embajador Thomas Hubbard.

  ¿Qué aportaciones culturales nos dejaron los toltecas?

Wonderful – India Arie (Tori Kelly Cover)

Rómulo Yanes, que en sus 26 años como fotógrafo de plantilla ayudó a definir la impactante identidad visual de la revista Gourmet al capturar la belleza natural de los alimentos sin depender únicamente de los adornos de los accesorios o de un elaborado estilismo, falleció el 16 de junio en su casa de Tampa, Florida. Tenía 62 años.

Con el arte de un fotógrafo de retratos, Yanes imprimió un aire de refinada deseabilidad a pavos asados atados con cuerdas, pasteles de chocolate, tazas de bolas de melón, eslabones de salchicha de hígado y una vieira cruda que presentó de forma tan prístina que su carne rolliza parecía prácticamente comestible. En su estudio, situado en el edificio de Condé Nast en Times Square, contiguo a las cocinas de prueba de la revista, Yanes fotografiaba docenas de platos al día. Para entender mejor sus temas, los comía.

Una de sus primeras portadas de Gourmet presentaba un trío de copas de martini con cócteles afrutados; las fotografiaba desde un ángulo bajo que les daba un aspecto casi noble. Su imagen de un tarro moteado de mermelada de moras a la sartén adornó la portada del número de agosto de 2004, evocando las alegrías desordenadas de un tentempié veraniego. (Ese número también contenía el histórico ensayo de David Foster Wallace “Consider the Lobster”, en el que visitaba el Festival de la Langosta de Maine y exploraba la moralidad del consumo del crustáceo). Para el número de enero de 2000, su pintoresca fotografía de un plato cubierto de exuberantes granadas se convirtió en una de las portadas más conocidas de Gourmet. Es un ejemplo típico de la firma visual de la publicación bajo la alabada dirección de Ruth Reichl.

  ¿Qué celebraban los sumerios?

Landry Cantrell – “Indian Summer (feat. Kelsey Hicks)”

El 17 de julio de 1918, Carlos Rómulo (1899-1985), entonces director del periódico estudiantil de la Universidad de Filipinas, dirigió a un grupo de 500 estudiantes furiosos a la oficina del Manila Times, de propiedad estadounidense, exigiendo la retractación de un editorial que consideraban de motivación racial. En el contexto de la dominación colonial de Estados Unidos en Filipinas, Rómulo y sus compañeros trataron de desafiar lo que era una mayor denigración de los filipinos por parte de los representantes de sus ocupantes imperiales. Obligado a subirse a una mesa para dirigirse a la multitud, el atribulado director estadounidense del Manila Times aceptó publicar la respuesta del periódico estudiantil, aunque el Times no se retractó del editorial ofensivo. Rómulo y los estudiantes aceptaron este hecho como una victoria, y volvieron animados al campus universitario.

Esta disputa de la prensa se le quedó grabada a Rómulo, que siguió una ilustre carrera como editor de periódicos en las décadas de 1920 y 1930, dirigiendo los dos mayores periódicos de Filipinas en el transcurso de los años de entreguerras. Siguió comprometido con la libertad de prensa, pero también con la idea de que la prensa tenía la responsabilidad de cubrir las noticias con franqueza. Los periódicos de Rómulo mantuvieron una línea anticolonial consistente, y como parte de este proyecto político Rómulo también trató de desafiar los relatos de la supremacía blanca sobre el atraso filipino, por lo que destacó la necesidad de informar de las noticias sin el sesgo de los prejuicios raciales. Rómulo consideraba que esto podría aplicarse si los sujetos del periodismo tuvieran el derecho de responder a los artículos que encontraran objetables, como él y sus compañeros habían hecho en 1918. Rómulo llevaría esta idea al centro de la política mundial después de la Segunda Guerra Mundial, haciendo una contribución no occidental crucial al discurso moderno de los derechos humanos a través de la lucha por lo que se conoció como la Libertad de Información.

  ¿Qué museos son gratis en Washington DC?