¿Qué idioma hablan los huicholes?

¿Qué idioma hablan los huicholes?

Historia de los huicholes

La mayoría de los indios huicholes viven en el centro noroeste de México, en la Sierra Madre Occidental. Su territorio se encuentra a unos 100 km al este de San Blas, en la costa del Pacífico, al norte de Guadalajara. Es difícil calcular la población de huicholes, pero a finales de los años 70 había al menos 8.000.

Los huicholes son agricultores de subsistencia. Su principal cultivo es el maíz, pero también cultivan judías y calabazas y, ocasionalmente, crían ganado. La vegetación varía con la altitud, pero los árboles cubren gran parte del paisaje. Para cultivar aquí, los huicholes han talado y quemado la vegetación natural. El suelo es pobre y el rendimiento de los cultivos es bajo, por lo que la desnutrición es habitual. Los huicholes también cazan, sobre todo ciervos y otros animales pequeños.

La ganadería se ha convertido en un elemento importante de la sociedad huichol. Aunque rara vez comen carne de vacuno, se quedan con la leche y el queso. La venta de carne de vacuno supone una importante fuente de ingresos para los huicholes. Los huicholes también venden madera y maíz sobrante para comprar otros alimentos y más ganado.

El gobierno mexicano ha impuesto una presidencia para mediar en las disputas entre los huicholes y las partes externas. El gobierno mexicano también ha instituido la recaudación de impuestos y un sistema de aplicación de la ley. El sistema político está en proceso de cambio, ya que el gobierno intenta armonizar sus deseos con las costumbres tradicionales de los huicholes.

Religión huichol

Todo el mundo está de acuerdo en que el cora y el huichol están estrechamente relacionados entre sí, y las lenguas se agrupan bajo el nombre de coracholán, pero es una cuestión abierta si el náhuatl está más estrechamente relacionado con el coracholán que con las otras lenguas uto-aztecas de México.

Existen algunas similitudes significativas entre las tres lenguas, pero algunos estudiosos como Karen Dakin (2017) y Terrence Kaufman (2001) sostienen que estas similitudes se deben probablemente a préstamos entre las lenguas. En 1978, Lyle Campbell y Ronald Langacker propusieron que el nahuan y el coracholano habían sufrido un cambio de sonido compartido en el que todas ellas cambiaron la *u anterior del proto-utoazteca (PUA) a /ɨ/. Esto sugeriría que todas las lenguas empezaron como dialectos de una única lengua ancestral (protocorachol-nahuan) que a su vez era una lengua hija del proto-utoazteca del sur (PSUA). Karen Dakin, por su parte, ha argumentado que el náhuatl nunca sufrió este cambio, sino que el nahua cambió directamente la PUA *u por la /i/, y en algunos casos por la /e/.

Libro en lengua huichol

El cuatro por ciento de los hablantes indígenas de México son otomíes, un grupo nativo que viajó al norte con los españoles durante su conquista de México y se estableció en Jalisco, Nayarit y Guanajuato. El otomí forma parte del grupo lingüístico oto-mangueano[1].

En Nayarit también hay muchos hablantes de la lengua huichol. Los hablantes de huichol representan sólo el 0,59% de los hablantes indígenas de México, pero aunque su número sea pequeño, representan un grupo tenaz de los nativos americanos de México. Los huicholes fueron capaces de sobrevivir y preservar su lengua, su cultura y su religión incluso cuando los grupos vecinos sucumbieron a las enfermedades y a la asimilación. El mayor número de hablantes de huichol, alrededor del 55%, vive en Nayarit[2].

La mayoría de los materiales utilizados en la investigación mexicana están escritos en español. Sin embargo, no es necesario hablar o leer español para investigar en los registros mexicanos. Sin embargo, necesitará conocer algunas palabras y frases clave para entender los registros.

El idioma oficial de México es el español, que es hablado por el 90 por ciento de la población. Las lenguas indígenas de los aztecas, los mayas y otras tribus todavía se hablan en todo el país. Originalmente, puede haber habido más de 200 raíces de lenguas nativas.

Palabras huicholas

El centro de México es un punto neurálgico a nivel mundial en cuanto a diversidad lingüística y vegetal, pero también se enfrenta a numerosos y rápidos cambios ambientales y culturales. Para hacer frente a la disminución de la diversidad biológica, cultural y lingüística, estoy lanzando un nuevo proyecto con un equipo de especialistas para ayudar a preservar el conocimiento tradicional de las plantas y el lenguaje en el centro-oeste de México.

Con el apoyo de una reciente subvención de tres años del National Endowment for the Humanities, documentaremos el wixárika, una lengua uto-azteca en peligro de extinción también conocida como huichol. La cultura wixárika es ampliamente reconocida por su conjunto de conocimientos ecológicos tradicionales, que están integrados no sólo en su cosmología y arte, sino también en su lenguaje en lo que se refiere al uso y manejo de las plantas.

Las comunidades wixárika de la Sierra Madre Occidental han mantenido fuertes vínculos con sus prácticas agrícolas tradicionales, el uso de plantas silvestres comestibles y medicinales, y el manejo sustentable de los recursos vegetales. Sin embargo, la migración, la integración con culturas no wixárika, las escuelas monolingües de español y el estigma social han reducido a los hablantes nativos de wixárika a menos de 47.000 individuos y han amenazado los conocimientos y prácticas tradicionales.