¿Qué importancia tiene la tradición oral para la formación de valores en los niños y en los jóvenes desde del hogar?

¿Qué importancia tiene la tradición oral para la formación de valores en los niños y en los jóvenes desde del hogar?

¿Qué nos enseñan los libros?

Health Promot Perspect. 2020; 10(1): 13-23. Publicado en línea el 28 de enero de 2020. doi: 10.15171/hpp.2020.05PMCID: PMC7036210PMID: 32104653Literatura infantil para promover el desarrollo global y el bienestar de los alumnosManuela Pulimeno,

Los mitos, las fábulas y los cuentos de hadas -que se basan en la tradición oral- han permitido a los adultos comunicarse con los jóvenes en un proceso ininterrumpido hasta nuestros días.1 Los cuentos se han contado en todas partes y en todas las épocas para educar, entretener y concienciar a los individuos sobre los principios morales y las costumbres, por lo que representan una parte importante del patrimonio tradicional, así como una forma de reforzar la tolerancia y el conocimiento mutuo entre diferentes poblaciones.2

Leer o escuchar cuentos puede considerarse una práctica comunitaria importante, capaz de influir en las generaciones jóvenes, capacitándolas y preparándolas para el futuro.3 Dado que la cultura es crucial para el aprendizaje, los cuentos desempeñan un papel fundamental en la formación del papel del individuo en la sociedad, convirtiéndose en un recurso útil desde el punto de vista didáctico, psicológico/terapéutico y pedagógico.4

Características del libro infantil

La tradición oral es importante en todas las sociedades, a pesar de la dependencia de algunas culturas de los registros y relatos escritos. Estas tradiciones dan cuenta de cómo son las cosas y, a menudo, de cómo deberían ser, y ayudan a la gente a educar a los jóvenes y a enseñarles importantes lecciones sobre el pasado y sobre la vida. Dado que muchas tradiciones orales están muy estructuradas y se cuentan fielmente sin alteraciones, pueden ser tan fiables como otras formas no orales de registrar y transmitir experiencias. Aunque las tradiciones orales pueden variar de un narrador a otro, las variaciones también están abiertas a la contradicción de la misma manera que los relatos escritos. De este modo, la fuerza de la tradición oral puede continuar a través de las generaciones, aunque los pequeños detalles del relato puedan cambiar. Por ello, las tradiciones orales que relatan acontecimientos pasados y se han transmitido a lo largo del tiempo no pueden descartarse simplemente como “mito” en el sentido en que la sociedad occidental polariza las diferencias entre “mito” y “ciencia” o “hecho”. Las ideas sobre la verdad, la racionalidad, la lógica, la causalidad y las formas de conocer el mundo están contextualizadas en todas las sociedades; son totalmente válidas dentro de sus contextos culturales y deben respetarse como tales.

Literatura en la escuela primaria

La tradición oral es la información, los recuerdos y los conocimientos mantenidos en común por un grupo de personas, a lo largo de muchas generaciones; no es lo mismo que el testimonio o la historia oral[1][8] En un sentido general, la “tradición oral” se refiere al recuerdo y la transmisión de un conocimiento textual y cultural específico y conservado a través de la expresión vocal[2][9] Como disciplina académica, se refiere tanto a un conjunto de objetos de estudio como al método por el que se estudian[10].

El estudio de la tradición oral es distinto de la disciplina académica de la historia oral,[11] que consiste en el registro de los recuerdos e historias personales de quienes vivieron épocas o acontecimientos históricos[12] La tradición oral también es distinta del estudio de la oralidad, definida como el pensamiento y su expresión verbal en sociedades en las que las tecnologías de la alfabetización (especialmente la escritura y la imprenta) son desconocidas para la mayoría de la población[13] El folclore es un tipo de tradición oral, pero otros conocimientos distintos del folclore se han transmitido oralmente y, por tanto, se han conservado en la historia de la humanidad[14][15].

Historia de la literatura infantil

Comportamientos de escritura compartida/interactivaCon el tiempo y con muchas oportunidades de escuchar y hablar sobre los textos narrativos y con una comprensión en desarrollo de los detalles de las narraciones, así como de la habilidad y la fluidez de la escritura, los cuentos de los niños mostrarán progresivamente una mayor aplicación de las características de organización del texto y del lenguaje.- Fellowes y Oakley (2014, p. 383)A través de estas actividades de escritura compartida los niños desarrollan un sentido de propiedad del texto.Comportamientos de escritura independienteEn los entornos de la primera infancia, es importante pensar en las pedagogías de la escritura anteriores como fluidas y dinámicas, en lugar de fijas o separadas. En estas experiencias, los educadores pueden modelar y andamiar a diferentes niveles de apoyo según las necesidades del niño. Esto permite a los educadores crear experiencias de aprendizaje que son receptivas, intencionales y que atienden a las necesidades de aprendizaje de cada niño (es decir, centradas en el niño) (VEYLDF, 2016). Facilitar la expresión escrita multimodal

Otra ventaja de fomentar el dibujo como escritura emergente es que puede actuar como ancla para las ideas de los niños cuando empiezan a experimentar con las letras y a participar en experiencias (Mackenzie, 2011). Por lo tanto, valorar el dibujo y dar tiempo y espacio a los niños para que participen en experiencias significativas de dibujo puede facilitar la expresión escrita emergente (Mackenzie, 2011). Esto significa proporcionar herramientas para que los niños se expresen a través del dibujo, y valorar las marcas, los garabatos y los dibujos de los niños como una forma de comunicar un mensaje. Las experiencias de escritura compartida e interactiva permiten a los niños observar los comportamientos de escritura modelados por los educadores y contribuir en colaboración a la creación de textos tempranos.