¿Qué lleva una mesa de Shabat?

Mantel de Shabat

La cena de Shabat es una magnífica oportunidad para relajarse, disfrutar de una buena comida y compañía, y conectar con la tradición judía. Pero organizar una cena de Shabat por primera (o segunda o tercera) vez puede ser intimidante. Así que aquí tiene una guía rápida.1) RelájeseLa gente suele estar encantada de que la inviten a una comida en casa de alguien. (Y si no es así, es que estás invitando a las personas equivocadas). Si no estás acostumbrado a ser el anfitrión de las cenas, es bueno recordar que partir el pan juntos realmente rompe el hielo. Seguramente te resultará más cómodo de lo que crees.2) Reúne tus provisiones

¿Te abruma la lista? Si es la primera vez que lo haces, puedes reducirla. Además, no todo el mundo hace todo esto. Empieza con las velas, el Kiddush y el Hamotzi. Puedes añadir más cosas más tarde.5) Cocinar y preparar la mesa: la mesa puede tener muchas formas, desde la más informal a la más formal y elegante, dependiendo de tu estilo personal. Pero hacerla especial es una gran idea. Si te mueres por tener una excusa para usar ese mantel tan raro o la vajilla de tu abuela, ésta es tu oportunidad.6) Diviértete.Recuerda que el Shabat es un día de descanso y renovación. Aunque estés un poco estresado por ser el anfitrión de esta cena por primera vez, pronto te convertirás en un profesional y es de esperar que la práctica se convierta en una nueva fuente de satisfacción, relaciones más profundas y revitalización. ¡Shabat shalom!

Artículos de Shabat

El Shabat es el periodo que va desde el crepúsculo del viernes hasta el anochecer del sábado. Es el momento más precioso de toda la semana en el calendario judío. El Shabat es un momento de paz, armonía, tranquilidad, comunidad y espiritualidad que no tiene parangón con ningún otro día.

  ¿Cuáles son las costumbres del departamento de Beni?

Las velas se encienden en la noche del viernes que precede al Shabat (sábado) como parte de Shalom Bayit (armonía en el hogar), y Oneg Shabat (alegría del sábado). Antes de la electricidad, encender velas garantizaba que hubiera luz en la habitación, que la gente pudiera ver lo que había en la habitación y evitar accidentes, y que el Shabat fuera más agradable que si se observaba en una habitación oscura. Los rabinos exigían que la gente encendiera velas para aumentar el Oneg Shabat y el Shalom Bayit. No se limitaban a sugerir que la gente usara velas, sino que lo exigían por una sencilla razón: sin el incentivo de que los rabinos lo exigieran, mucha gente pobre habría pasado el Shabat en la oscuridad (las sinagogas solían tener fondos para ayudar a los congregantes pobres a costear las “necesidades” del Shabat, como las velas). Dios “nos santificó con Sus mandamientos y nos ordenó encender la luz del Shabat”. Las velas deben estar en la habitación donde se come el viernes por la noche.

Velas de Shabat

La imagen de una mujer encendiendo dos velas para dar comienzo al Shabat es un icono del pensamiento judío. Las velas del Shabat significan dos aspectos clave del día: simbolizan el honor del Shabat y el disfrute del Shabat, y son un potente recordatorio visual de que durante 25 horas a la semana, los judíos viven en un plano diferente, disfrutando del lado espiritual de la vida en Shabat.

Aunque muchas mujeres encienden dos velas, otras tienen la costumbre de encender más. Una tradición común es encender una vela por cada miembro de la familia. Algunas mujeres prefieren encender lámparas de aceite. Las velas de Shabat se encienden al anochecer, justo antes del comienzo del Shabat, y lo ideal es que duren hasta el final de la cena de Shabat. Después de encender las velas, las mujeres judías se cubren los ojos y recitan la siguiente bendición, llevando el Shabat a su hogar:

  ¿Cuánto pesa la señera?

El Shabat se llama a menudo “la reina del Shabat” y se compara con la realeza. Al igual que limpiaríamos nuestras casas y pondríamos una mesa preciosa si una reina de la vida real estuviera planeando pasar por aquí, es costumbre prepararse para el Shabat como para invitados exaltados. Incluso si sólo somos nosotros y nuestros hijos los que nos sentamos a la mesa del Shabat, hay algo encantador y mágico en sentarse a una mesa bellamente preparada y comer una comida más formal de lo que estamos acostumbrados. Las comidas de Shabat son muy diferentes de las comidas de la semana y nos dan la oportunidad de interactuar con los demás en un entorno diferente y a un nivel más profundo.

Shabat shalom

En el Shabat, el sábado judío, recordamos el descanso de Dios tras los seis días de la creación y lo observamos descansando nosotros mismos. Es un momento en el que nos tomamos un descanso consciente de las rutinas de la vida cotidiana, comemos una comida festiva alrededor de la mesa del Shabat y nos reconectamos con la familia y los amigos después de una larga semana de trabajo y escuela.  El Shabat comienza con la puesta de sol del viernes por la noche y dura hasta que hay tres estrellas en el cielo el sábado por la noche, cuando comienza la ceremonia de Havdalah.

Para la mayoría de las familias, la observancia central del Shabat tiene lugar en la mesa del viernes por la noche. Entonces, ¿cómo se prepara la cena del viernes por la noche? Poniendo la mesa del Shabat, lo que se nos dice que debemos hacer antes de que comience el Shabat al atardecer. En Shabat, cada casa se convierte en su propio santuario, o una versión en miniatura del Templo Sagrado. Y, por lo tanto, la mesa de Shabat en la que comemos puede ser comparada con el Altar que una vez estuvo en el Templo Sagrado. En la mesa del Shabat se colocan importantes objetos rituales para ayudarnos con las diversas tradiciones del Shabat.

  ¿Dónde nació el ceviche?