¿Qué mares hay en el Mediterráneo?

Datos sobre el mar Mediterráneo

La cuenca del Mediterráneo es uno de los mares más valorados del mundo. La región comprende un vasto conjunto de ecosistemas costeros y marinos que aportan valiosos beneficios a todos sus habitantes costeros, incluyendo lagunas de agua salobre, estuarios o zonas de transición; llanuras costeras; humedales; costas rocosas y zonas costeras cercanas a la costa; praderas de hierbas marinas; comunidades coralígenas; sistemas frontales y afloramientos; montes submarinos; y sistemas pelágicos. El Mediterráneo no solo es complejo desde el punto de vista ecológico, sino también desde el punto de vista sociopolítico: veintiún países bordean este mar tan utilizado (PNUMA/MAP, 2012).

La región del Mediterráneo ha sido históricamente el escenario de una intensa actividad humana. El mar Mediterráneo y sus costas son la fuente de muchos de los recursos que se cosechan en la región, pero también la correa de transmisión del comercio, y a menudo el sumidero de los impactos acumulados de estas actividades. El Mediterráneo es un mar relativamente pequeño y cerrado, con un intercambio limitado con las cuencas oceánicas, una intensa circulación interna de mesoescala y una gran diversidad de ecosistemas sensibles. Estas características, combinadas con la complejidad política de la región, significan que la gestión y protección del medio ambiente costero y marino requerirá acuerdos y reglamentos medioambientales multilaterales, acatados a nivel supranacional. Este enfoque es esencial para el desarrollo sostenible de todas las naciones que bordean las masas de agua que se extienden más allá de sus fronteras.

Alemán del Mediterráneo

El nombre Mediterráneo deriva del latín mediterraneus, que significa “tierra adentro” o “en medio de la tierra” (de medius, “medio” y terra, “tierra”). Tiene una superficie aproximada de 2,5 millones de km², pero su conexión con el Atlántico (el estrecho de Gibraltar) sólo tiene 14 km de ancho. El Estrecho de Gibraltar es un estrecho que conecta el Océano Atlántico con el Mar Mediterráneo y separa Gibraltar y España en Europa de Marruecos en África. En oceanografía, a veces se le llama Mar Mediterráneo Eurafricano o Mar Mediterráneo Europeo para distinguirlo de los mares mediterráneos de otros lugares[3][4].

  ¿Cuáles son los 25 bailes típicos de la región Caribe?

Fue una importante ruta para los comerciantes y viajeros de la antigüedad que permitió el comercio y el intercambio cultural entre los pueblos emergentes de la región. La historia de la región mediterránea es crucial para entender los orígenes y el desarrollo de muchas sociedades modernas.

Un esquema moderno de clasificación geográfica cuenta con siete océanos en el mundo: El Océano Pacífico Norte, el Océano Pacífico Sur, el Océano Atlántico Norte, el Océano Atlántico Sur, el Océano Índico, el Océano Austral y el Océano Ártico.

Mapa del mar Mediterráneo

El mar Mediterráneo es un mar en gran parte cerrado, con una temperatura y salinidad elevadas, y con una disminución del agua dulce debido a las presas y a los desvíos de los ríos. Con el cambio de régimen climático, la temperatura de la superficie del mar y la salinidad aumentarán. La biodiversidad, la conservación, la calidad del agua, la cantidad y los flujos estacionales se verán significativamente afectados. Los impactos negativos de la contaminación y los nutrientes pueden aumentar. Dependiendo de las características locales, la erosión, la deposición de sedimentos, la sequía, la desertificación y las inundaciones pueden intensificarse o desplazarse. El turismo costero y de playa es también una importante fuente de ingresos en las regiones del Mediterráneo y del Atlántico Sur, y la viabilidad económica permanente de estas regiones y de las comunidades locales puede depender del mantenimiento de los ecosistemas costeros y marinos de los que dependen la actividad turística y otras actividades como la pesca.

Todos estos usos deben considerarse en el contexto del cambio climático. Por ejemplo, en el caso del Mediterráneo, las complejas interacciones entre la sobrepesca y el cambio climático podrían facilitar los cambios en los ecosistemas. Un ejemplo es la presencia de floraciones de algas y medusas en el Mediterráneo debido a la combinación de temperaturas más altas del agua, la sobrepesca y la afluencia de nutrientes. Las floraciones de algas se ven favorecidas por la afluencia de nitratos y fosfatos procedentes de la agricultura y los desechos humanos, y las medusas se benefician de la reducción de los depredadores naturales, como las tortugas bobas y el atún rojo, que se han reducido drásticamente por la sobrepesca. Una vez que las medusas son predominantes, puede ser difícil para las poblaciones de peces juveniles restablecer la relación depredador-presa anterior. La reducción de los caudales de los ríos durante los veranos más calurosos también puede provocar un aumento del número de medusas cerca de la costa, ya que las corrientes de agua dulce ya no mantienen a las medusas lejos de la costa. El predominio de medusas y floraciones de algas en las aguas costeras y adyacentes a las playas también reduce el atractivo turístico de las mismas.

  ¿Qué tradiciones de la época colonial todavia perduran?

Países del Mediterráneo

El mar Mediterráneo es un mar del océano Atlántico casi completamente cerrado por tierra: al norte por Europa, al sur por África y al este por Asia. Tiene una superficie aproximada de 2,5 millones de km², pero su conexión con el Atlántico (el estrecho de Gibraltar) sólo tiene 14 km de ancho. En oceanografía, a veces se le llama Mar Mediterráneo Eurafricano o Mar Mediterráneo Europeo, para distinguirlo de los mares mediterráneos de otros lugares.Fue una superautopista de transporte en la antigüedad, que permitió el comercio y el intercambio cultural entre los pueblos emergentes de la región: las culturas mesopotámica, egipcia, semítica, persa, fenicia, cartaginesa, griega, romana y turca. La historia del Mediterráneo es importante para comprender el origen y el desarrollo de la civilización occidental.

En la actualidad, “The Med” es una contracción común del inglés británico para referirse al Mar Mediterráneo y sus regiones circundantes cuando se emplea en el habla informal. “The Med” (y más a menudo “the Eastern Med” o “the Western Med”) son casi excluyentes de otros términos en el uso informal en la Armada estadounidense. Historia