¿Qué mitos colombianos hay?

¿Qué mitos colombianos hay?

Criaturas míticas colombianas

Colombia tiene muchos cuentos e historias tradicionales sobre criaturas legendarias que se transmiten oralmente y se guardan para las generaciones venideras. Algunos de ellos son comunes con otros países latinoamericanos. El folclore colombiano tiene fuertes influencias de la cultura española, con elementos de las culturas africana y nativa americana.

Estas entidades folclóricas están presentes en los carnavales y festivales de todo el país. Los “Desfiles de Mitos y Leyendas” son parte importante de estos eventos en la mayoría de las ciudades y municipios colombianos. Ejemplos de estos desfiles son el Carnaval de Barranquilla, la Feria de Cali y el Festival de las Flores, donde el desfile de criaturas legendarias tiene lugar en el Pueblito Paisa de Medellín, en la cima del cerro Nutibara. Las criaturas legendarias también han sido aceptadas en muchas facetas de la cultura popular y la memoria colectiva. Hay quienes creen en su existencia, afirmando haberlas escuchado o incluso encontrado.

Pueblos indígenas – Conquista española – Nuevo Reino de Granada – Virreinato de la Nueva Granada – Patria Loca – Provincias Unidas de la Nueva Granada – Carrera militar de Simón Bolívar (Independencia) – Gran Colombia – República de la Nueva Granada – Confederación Granadina – Estados Unidos de Colombia – República de Colombia – Guerra de los Mil Días – Separación de Panamá – Guerra Colombia-Perú – La Violencia – Frente Nacional – Conflicto armado interno actual

Dioses de la mitología colombiana

El mes pasado, en la undécima edición de la Expo Cafés de Colombia, en Bogotá, la Federación Colombiana de Cafeteros y el Instituto de Calidad del Café (CQI) se unieron en un taller centrado en las ideas que rompen los mitos sobre el procesamiento del café. Durante la mañana, exportadores y productores colombianos participaron en conversaciones, conferencias y degustaciones sobre la relación entre el café, la calidad y el procesamiento.

Para los participantes, aprender sobre el procesamiento fue un esfuerzo valioso porque les dio información clave para diferenciar su café. “Soy la cuarta generación de una familia cafetera, y llevamos mucho tiempo haciendo lo mismo de la misma manera”, dice Juan Pablo Echeverry, gerente de la Hacienda Venecia, en el departamento colombiano de Caldas. “Pienso que los colombianos éramos expertos en crear un solo tipo de peinado y hemos tenido el mismo corte durante muchos años. Hubo muchas razones para ello, y tuvo éxito en su momento, pero ahora necesitamos ser más punk, necesitamos tener un nuevo estilo, y que sea aceptado y valorado por los consumidores. Pero no se trata sólo de cambiar, sino de desarrollar técnicas, ciencia con parámetros de medición. Este tipo de talleres nos acercan a los métodos que debemos aplicar para cambiar esa misma forma de pensar, conectándonos más con el mundo”.

Supersticiones colombianas

Colombia cuenta con cuentos populares tradicionales e historias sobre criaturas legendarias, que se transmiten oralmente y pasan a las nuevas generaciones. Algunos de ellos son comunes con otros países latinoamericanos. El folclore colombiano tiene fuertes influencias de la cultura española, con elementos de las culturas africana y nativa americana.

Estas entidades folclóricas están presentes en los carnavales y festivales de todo el país. Los “Desfiles de Mitos y Leyendas” son una parte importante de estos eventos en la mayoría de las ciudades y municipios colombianos. Ejemplos de estos desfiles son el Carnaval de Barranquilla, la Feria de Cali y el Festival de las Flores, donde el desfile de criaturas legendarias tiene lugar en el Pueblito Paisa de Medellín, en la cima del cerro Nutibara. Las criaturas legendarias también han sido aceptadas en muchas facetas de la cultura popular y la memoria colectiva. Hay quienes creen en su existencia, afirmando haberlas oído o incluso haberlas encontrado.

El mohán

A muchos de nosotros, cuando crecemos, nos cuentan cuentos nuestros padres y abuelos. Historias como la de los tres cerditos o la de Humpty Dumpty. Todas estas historias son bonitas y agradables, pero en Colombia y otros países latinoamericanos se contaban historias sobre “La Llorona” y “El Coco” para asustarnos y que fuéramos buenos niños. Aunque suene perverso, al final funcionó. Por otro lado, se contaban otras leyendas sobre “La Madre monte” que se toma la justicia por su mano y le disgusta la gente que es injusta y se esfuerza por causarles todos los problemas posibles.

La Llorona es una historia que se suele contar en la que una mujer que ha perdido a sus hijos llora junto al río mientras los busca. En esta leyenda urbana, aquellos que escuchan los gritos de la mujer suelen sufrir alguna desgracia en sus vidas. Hay varias versiones de esta historia, pero la más común es la de una hermosa mujer llamada María que ahoga a sus hijos en el río para vengarse de que su marido la haya dejado por una mujer más joven. Luego se da cuenta de lo que ha hecho y empieza a llorar y finalmente se ahoga. En una combinación de religión con cuento y leyenda, se dice que se le negó la entrada al cielo por sus atroces acciones. La Llorona acaba encontrando a sus hijos pero se queda viviendo en esta tierra en el limbo por la eternidad. Esta historia me la contaron de pequeña para evitar que yo y mis hermanas saliéramos por la noche porque la Llorona vendría a buscarte. Se dice que la Llorona secuestra y mata a los niños.