Que otras costumbres o habilidades evidencian que tambien eran inteligentes

Que otras costumbres o habilidades evidencian que tambien eran inteligentes

30 signos inusuales de alta inteligencia en una persona

Hace más de 30 años, Carol Dweck y sus colegas se interesaron por la actitud de los estudiantes ante el fracaso. Se dieron cuenta de que algunos estudiantes se recuperaban, mientras que otros parecían devastados por los más pequeños contratiempos. Tras estudiar el comportamiento de miles de niños, la Dra. Dweck acuñó los términos mentalidad fija y mentalidad de crecimiento para describir las creencias subyacentes que tienen las personas sobre el aprendizaje y la inteligencia. Cuando los estudiantes creen que pueden ser más inteligentes, entienden que el esfuerzo les hace más fuertes. Por lo tanto, dedican más tiempo y esfuerzo, lo que conduce a un mayor rendimiento.

Los recientes avances de la neurociencia nos han demostrado que el cerebro es mucho más maleable de lo que nunca supimos. La investigación sobre la plasticidad del cerebro ha demostrado que la conectividad entre las neuronas puede cambiar con la experiencia. Con la práctica, las redes neuronales crean nuevas conexiones, refuerzan las existentes y crean un aislamiento que acelera la transmisión de los impulsos. Estos descubrimientos neurocientíficos nos han mostrado que podemos aumentar nuestro crecimiento neuronal mediante las acciones que llevamos a cabo, como el uso de buenas estrategias, la formulación de preguntas, la práctica y el seguimiento de buenos hábitos de nutrición y sueño.

trastornos de la alta inteligencia

La inteligencia se ha definido de muchas maneras: capacidad de abstracción, lógica, comprensión, autoconciencia, aprendizaje, conocimiento emocional, razonamiento, planificación, creatividad, pensamiento crítico y resolución de problemas. En términos más generales, puede describirse como la capacidad de percibir o inferir información, y de retenerla como conocimiento para aplicarla a conductas adaptativas dentro de un entorno o contexto.

La inteligencia se estudia sobre todo en los seres humanos, pero también se ha observado en animales no humanos y en plantas, a pesar de la controversia sobre si algunas de estas formas de vida presentan inteligencia[1][2] La inteligencia en los ordenadores u otras máquinas se denomina inteligencia artificial.

Se trata de una capacidad mental muy general que, entre otras cosas, implica la capacidad de razonar, planificar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia. No se trata de un mero aprendizaje de libros, de una estrecha habilidad académica o de la habilidad para hacer exámenes. Refleja más bien una capacidad más amplia y profunda para comprender nuestro entorno: “captar”, “dar sentido” a las cosas o “averiguar” qué hacer[9].

hábitos de las personas inteligentes

Varios usuarios de Quora señalaron que las personas inteligentes son flexibles y capaces de prosperar en diferentes entornos. Como escribe Donna F Hammett, las personas inteligentes se adaptan “mostrando lo que se puede hacer independientemente de las complicaciones o restricciones que se les impongan”.

Recientes investigaciones psicológicas apoyan esta idea: la inteligencia depende de la capacidad de cambiar los propios comportamientos para enfrentarse más eficazmente al entorno o hacer cambios en el entorno en el que se encuentra.

Las personas más inteligentes son capaces de admitir cuando no están familiarizadas con un concepto concreto. Como escribe Jim Winer, las personas inteligentes “no tienen miedo de decir: ‘No lo sé’. Si no lo saben, pueden aprenderlo”.

Esta apasionada curiosidad por el mundo que le rodea puede ser una de las claves de la inteligencia. Según el usuario de Quora Keyzurbur Alas, “las personas inteligentes se dejan fascinar por cosas que otros dan por sentadas”.

La buena noticia es que puedes cultivar activamente la curiosidad en tu vida diaria. Cada vez que escuches una presentación, anota al menos tres preguntas, aunque no llegues a formularlas.

señales corporales de genialidad

¿Ha conocido alguna vez a personas que parecen mantener siempre la calma, que son capaces de manejar incluso las situaciones sociales más incómodas con gracia y que siempre parecen hacer que los demás se sientan a gusto? Es muy probable que esas personas posean lo que los psicólogos denominan inteligencia emocional.

La inteligencia emocional consiste en la capacidad de comprender y gestionar las emociones. Los expertos coinciden en que este tipo de inteligencia desempeña un papel importante en el éxito, y algunos han sugerido que la inteligencia emocional, o EQ, podría ser incluso más importante que el coeficiente intelectual. En cualquier caso, la investigación ha sugerido que poseer habilidades de inteligencia emocional está relacionado con todo, desde la toma de decisiones hasta el rendimiento académico.

Entonces, ¿qué se necesita para ser emocionalmente inteligente? El psicólogo y autor Daniel Goleman ha sugerido que hay cinco componentes de la inteligencia emocional. Afortunadamente, se puede aprender a mejorar estas habilidades de inteligencia emocional. Trabajando e incrementando estas habilidades, se puede llegar a ser más inteligente emocionalmente.

  Fiestas y tradiciones chinas