¿Qué se celebra el Jueves y Viernes Santo?

¿Qué se celebra el Jueves y Viernes Santo?

¿Qué es el Jueves Santo?

Este día forma parte de la Semana Santa que precede a la Pascua. El Jueves Santo viene después del Miércoles Santo, y es seguido inmediatamente por el Viernes Santo, el Sábado Santo y luego la Pascua. Estas ocasiones, en el cristianismo, corresponden a los acontecimientos que conducen a la resurrección de Jesucristo tras su crucifixión.

Durante la Última Cena, Jesús lavó los pies de sus 12 discípulos mientras compartían su última comida. El significado de lavar los pies tiene varias capas: se dice que en el mundo antiguo, un anfitrión ofrecía agua para que los invitados se lavaran los pies (las sandalias eran el calzado de la época). Por tanto, lavar los pies es un signo de hospitalidad, de acogida y cuidado.

También es un acto de humildad, ya que se dice que los sirvientes suelen lavarse los pies. ¿El hijo de Dios, como creen los cristianos que es Jesús, haciendo algo tan humilde? Los cristianos han llegado a interpretar el lavado de pies de Jesús como una ilustración de una humilde misión de servicio.

Probablemente hayas visto el icónico cuadro de Leonardo da Vinci (llamado) la Última Cena, y si no, probablemente hayas visto las muchas referencias a él en la cultura popular, desde Battlestar Galactica hasta El Código Da Vinci.

Significado de Maundy

El Jueves Santo es una celebración cristiana en Estados Unidos. Es el día anterior al Viernes Santo y tiene lugar durante la Semana Santa. Conmemora la última cena de Jesucristo y la iniciación de la Santa Cena (la Eucaristía), observada en muchas iglesias cristianas.

Muchos servicios del Jueves Santo, sobre todo en las iglesias católicas, se celebran por la noche y ofrecen la Comunión (o Eucaristía) a la congregación. Algunos sacerdotes o ministros lavan los pies de los feligreses en recuerdo de la historia de Jesús lavando los pies de sus discípulos. Los óleos sagrados se bendicen para simbolizar que los sacramentos tienen su origen en Jesucristo, según la creencia cristiana. En algunos servicios religiosos se suelen cantar himnos como el Pange Lingua, el Gloria o el Ubi Caritas, durante esta época del año.

Algunas iglesias ofrecen una cena para los miembros de la congregación después del servicio del Jueves Santo. Si se recogen donativos de las cenas, suelen destinarse a causas benéficas. El Jueves Santo sirve para que algunos cristianos donen dinero a los pobres.    Algunas personas también preparan una comida que incluye cordero asado, hierbas amargas y vino en esta época del año.

Por qué un buen viernes

El Jueves Santo se llama Jueves Santo por el antiguo nombre latino del día, “Dies Mandatum”, es decir, “el día del nuevo mandamiento”, en referencia al mandato dado por Cristo en la Última Cena, de que nos amemos los unos a los otros antes de lavar los pies a sus discípulos.

Precediendo al Viernes Santo, también desempeñó un papel en las costumbres rurales. Una suposición popular es que se llama jueves “verde” por las verduras verdes que se comen en este día de ayuno, siendo las espinacas las favoritas. En Alemania, la tradición es comer una gran ensalada fresca.

Las iglesias católicas no tocan las campanas, se callan hasta la Pascua. El lugar de las campanas lo ocupan las matracas y otros ruidos, que llaman a los fieles al servicio. “Las campanas han volado a Roma”, decía la gente.

En el Reino Unido, la tradición de que el soberano dé limosna a los pobres el Jueves Santo se remonta al menos al siglo XII y hay registros continuos desde el reinado de Eduardo 1. Desde la Edad Media, el número de receptores refleja los años del soberano. En 2021, la reina Isabel II, de 94 años, entregará las limosnas del Jueves Santo a 188 personas, 94 hombres y 94 mujeres.

Jueves Santo 2021

El Jueves Santo es el inicio de los días más sagrados del calendario litúrgico, conocidos como el Triduo Pascual: la Misa de la Cena del Señor, el Viernes Santo de la Pasión del Señor y la Misa de la Resurrección del Señor.

El Jueves Santo marca el final del Tiempo de Cuaresma, y la Iglesia celebra un triple aniversario: la Institución de la Sagrada Eucaristía, la Institución del Sacerdocio Ministerial, y el Mandamiento de amarnos unos a otros como Cristo nos ha amado primero.

El Jueves Santo nos ofrece una oportunidad perfecta para reflexionar sobre el significado espiritual del Santo Sacrificio de la Misa. Nuestra fe nos enseña que cada Misa nos une a la Cruz. En el altar, cuando el sacerdote levanta la Hostia o el Cáliz, nos unimos a Jesús, a los ángeles, a los santos y a todos los fieles. Como Cuerpo de Cristo, todos estamos unidos en este hermoso misterio de nuestra fe.

El Viernes Santo, la Iglesia conmemora la Crucifixión y Muerte de nuestro Señor. De manera orante y solemne, la Iglesia se une en la reflexión sobre el gran signo de nuestra salvación, la Cruz. La Liturgia de la Pasión del Señor nos ofrece la oportunidad de abrazar este misterio.