¿Qué tradiciones nos aportaron los africanos?

¿Qué tradiciones nos aportaron los africanos?

Historia afroamericana

¿Le gusta beber Coca-Cola? Puedes agradecérselo a los africanos esclavizados. Ellos llevaron la nuez de cola -una de las partes principales de la Coca-Cola- a lo que hoy es Estados Unidos. Los africanos occidentales masticaban la nuez por su cafeína.

Los africanos esclavizados también trajeron la sandía, el quimbombó, el ñame, los guisantes de ojo negro y algunos pimientos. Estos alimentos se consumen comúnmente en los Estados Unidos hoy en día. Muestran cómo los africanos obligados a la esclavitud -a partir del siglo XVI- influyeron en la dieta estadounidense.

Frederick Opie escribió un libro sobre algunos de los alimentos que conectan África y América. El libro se titula “Hog and Hominy: Soul Food from Africa to America”. Opie también enseña historia en el Babson College de Massachusetts.

Opie explica que las personas que traían a los africanos esclavizados a Norteamérica querían mantenerlos vivos y obtener un beneficio. Por ello, los africanos de los barcos de esclavos se alimentaban con alimentos que conocían y les gustaban. Esos alimentos desembarcaron junto con la gente.

Con el tiempo, las plantas de África pasaron lentamente de los jardines de los esclavizados a los de los ricos y poderosos. Por ejemplo, las casas de los presidentes estadounidenses George Washington y Thomas Jefferson tenían jardines plantados con semillas de África.

Valores de la cultura afroamericana

En el Día Internacional del Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos, el chef Pierre Thiam preparó un menú compuesto por una gran variedad de platos para ilustrar lo mucho que el arte culinario estadounidense toma prestado de África. Thiam, que también es autor y embajador cultural, habló con Jocelyne Sambira, de Africa Renewal.

El arroz con leche es simbólico. Lo elegí porque muchos no reconocen la contribución de África a la cocina americana. ¿Se imaginan a Estados Unidos sin arroz? La mayor parte de la economía de Carolina del Norte se basa en la producción de arroz. Este grano solía llamarse el “oro de Carolina”, pero la verdadera historia de cómo llegó a América es muy interesante. Durante la esclavitud, la gente fue arrancada de las regiones productoras de arroz. Casamance, una región del sur de Senegal de la que son originarios mis padres, es una de ellas. Allí hubo varias incursiones para encontrar esclavos que supieran cultivar el arroz y fueron enviados a las Carolinas o a México. El grano nunca existió en estas regiones antes de la llegada de los esclavos. Hay dos “familias” de arroz en el mundo. Una de ellas procede de Asia y la otra de África. El arroz africano, cuyo nombre científico es oryza glaberrima, llegó a América en los barcos negreros. Por eso, el “paso intermedio” o viaje de los esclavos desde la costa africana hasta Europa es importante porque ayudó a transformar el paisaje culinario de las Américas. Es una parte de la historia de la que no se habla a menudo.

Cultura afroamericana comida

La vida de los afroamericanos en Estados Unidos ha estado enmarcada por las migraciones, forzadas y libres. Una migración forzada desde África -la trata de esclavos transatlántica- llevó a los negros a las Américas. Una segunda migración forzada -la trata de esclavos interna- los transportó desde la costa atlántica hasta el interior del sur de Estados Unidos. Una tercera migración -esta vez iniciada en gran medida, pero no siempre, por los negros estadounidenses- llevó a los negros del sur rural al norte urbano. A finales del siglo XX y principios del XXI, la vida de los afroamericanos vuelve a ser transformada por otra migración, esta vez de carácter mundial, al entrar en Estados Unidos personas de ascendencia africana de todas las partes del mundo.

Si bien cada uno de estos movimientos masivos moldeó y reconfiguró la vida de los afroamericanos, ninguno fue más importante que el primero, el llamado Pasaje Medio de África a América. Más que ninguna otra migración, el Paso Medio ha llegado a personificar la experiencia de los afrodescendientes en todo el mundo atlántico. Las semanas y a veces meses de pesadilla encerrados en las bodegas de los apestosos barcos de esclavos hablan de la traumática pérdida de la libertad, la degradación de la esclavitud y los largos años de esclavitud que siguieron. Pero el Pasaje Medio también representa la voluntad de sobrevivir, la determinación de los negros de no dejarse deshumanizar por las circunstancias deshumanizadoras, y la confianza en que la libertad acabaría siendo suya y en que ocuparían el lugar que les correspondía como pueblo entre los pueblos.

Tradiciones y fiestas afroamericanas

“El ingrediente base de la Coca-Cola es la nuez de cola, originaria de África”, afirma Frederick Opie, profesor de historia y alimentación del Babson College de Wellesley (Massachusetts) y autor de varios libros, entre ellos “Hog and Hominy: Soul Food from Africa to America”.

Desde el siglo XVII, cuando los africanos fueron forzados a la esclavitud en el Nuevo Mundo, ellos y sus descendientes han tenido un profundo impacto en lo que los estadounidenses cultivan y comen. La sandía, el quimbombó, el ñame, los guisantes de ojo negro y algunos pimientos son originarios de África.

“Si se sabe lo que la gente come, se puede saber de dónde viene”, dice Opie. “Hay ciertas cosas que nos apetecen. A muchos afroamericanos les gusta la comida picante. Eso se debe a que somos del Sur. Pero también, somos originarios de una cultura, de un clima tropical cálido, y las comidas picantes crean una sudoración gastrointestinal que hace que te enfríes. Por eso a muchos afroamericanos les gusta la comida picante”.

“Cuando los africanos eran puestos en barcos de esclavos”, dice Opie, “la realidad de tratar de mantener tu carga viva y hacer dinero con ellos significaba que averiguabas lo que este grupo de personas comía, y te asegurabas de alimentarlos y darles eso cuando llegaban a las Américas.”