¿Qué tradiciones posee el estado Lara?

¿Qué tradiciones posee el estado Lara?

Oliphant contra suquamish

Los exploradores Hume y Hovell llegaron a Lara el 16 de diciembre de 1824, creyendo que habían llegado a la bahía de Westernport. Registraron que los aborígenes describieron la bahía como Djillong y la tierra como Corayo, lo que sugiere el origen de los nombres de Geelong y Corio.

La zona se llamaba originalmente Kennedy’s Creek, pero también recibió varios nombres diferentes, como Duck Ponds, Hovell’s Creek, Cheddar, Swindon y Lara Lake. El área de Lara no era más que unas pocas granjas en esta época.

El ferrocarril que atraviesa el pueblo se inauguró en 1857 junto con la estación de tren local,[2] anunciándose entonces varias subdivisiones. El 1 de marzo de 1858 se abrió una oficina de correos con el nombre de Duck Ponds, que pasó a llamarse Hovell’s Creek en 1872 y, finalmente, Lara en 1884[3].

Varias escenas de la película Mad Max de 1979 se rodaron en los alrededores de Lara, así como varias escenas del falso documental de la Australian Broadcasting Corporation We Can Be Heroes: Finding The Australian of the Year, en el que el pueblo llevaba el nombre ficticio de “Dunt”.

La historia de la ciudad se conserva en el Museo y Centro Histórico de Lara, situado en la esquina de Forest y Canterbury Roads. Esta propiedad histórica, antiguamente el Lake Bank Hotel (alrededor de 1860), fue renovada por el empresario local Lino Bisinella y cedida en 2013 al grupo comunitario que gestiona el museo, Lara Heritage and Historical Inc.

Estado de Monagas

Las comunidades caribeñas de habla inglesa han hecho su mayor inversión cultural en la empresa del cricket. Los ciudadanos han llegado a medir el grado de desprendimiento de la comunidad de la garra opresiva del andamiaje colonial en términos de la excelencia competitiva del equipo internacional de la región. Desde 1886, cuando se reunió la primera generación de jugadores de críquet y se envió al extranjero como equipo de la región, esta inversión ha dado buenos resultados y los jugadores han aportado al Caribe un honor, una dignidad y un respeto considerables.

  ¿Por qué el Dalai Lama está exiliado?

Cuando el siglo XXI abrió sus puertas, Brian Charles Lara entró como el genio universalmente reconocido del críquet caribeño y mundial. Su despliegue de brillantez señaló la determinación de los caribeños de abordar el nuevo tiempo con confianza, aplomo y asertividad cultural. CLR James, el difunto decano caribeño de los escritores de cricket mundial, nos ofreció una forma de ver los logros y el legado del joven cuando afirmó en referencia al gran hombre del cricket inglés de finales del siglo XIX, W.G. Grace “Como todos los hombres verdaderamente grandes, se encuentra en dos épocas”… Saliendo de la cuadra del siglo XX de superjugadores de críquet como Sir Frank Worrell, Sir Garfield Sobers y Sir Vivian Richards, héroes de la sociedad antillana en la era del nacionalismo posterior a la década de 1950, Lara llevó al críquet de las Indias Occidentales al turbulento e inexplorado campo del críquet en la era de la globalización. Lo hizo con actuaciones récord que aseguraron a la sociedad antillana un lugar especial en la agenda de la excelencia mundial.

Maturín venezuela

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) es el organismo especializado en agricultura del Sistema Interamericano que apoya los esfuerzos de los Estados Miembros para lograr el desarrollo agrícola y el bienestar rural.

El Instituto presta servicios de cooperación mediante un trabajo estrecho y permanente con sus 34 Estados Miembros, atendiendo oportunamente sus necesidades. Sin duda, el activo más valioso del IICA es la estrecha relación que mantiene con los beneficiarios de su trabajo. Tenemos una amplia experiencia en áreas como

  ¿Quién fue el creador del reggae?

Estados de Venezuela

Lara Bazelon es profesora de Derecho y directora de los Programas Clínicos de Justicia Penal Juvenil y Justicia Racial de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Francisco. De 2012 a 2015, fue profesora clínica asociada visitante en la Facultad de Derecho de Loyola y directora del Proyecto de la Facultad de Derecho de Loyola para los Inocentes. La profesora Bazelon fue abogada litigante en la Oficina del Defensor Público Federal en Los Ángeles durante siete años. Antes de eso, fue asistente legal del Honorable Harry Pregerson en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Noveno Circuito.

La profesora Bazelon colabora con Slate y Politico Magazine, donde sus artículos de opinión y periodismo de largo aliento aparecen con regularidad, incluyendo una serie de larga duración en Slate sobre cuestiones derivadas de las condenas injustas. Sus ensayos y artículos de opinión se han publicado también en el New York Times, Washington Post, Atlantic, San Francisco Chronicle y Los Angeles Times.

El libro de la profesora Bazelon Rectify: The Power of Restorative Justice After Wrongful Conviction fue publicado en octubre de 2018. Ha recibido un premio de residencia para escritores de la MacDowell Colony en 2016 y de Mesa Refuge en 2017, donde fue nombrada becaria Jacob y Valeria Langeloth por su excelencia en la escritura sobre temas relacionados con el sistema de justicia penal.