¿Quién es el dueño del palacio de Dueñas?

¿Quién es el dueño del palacio de Dueñas?

Duque de huéscar

En el palacio destaca la decoración con yeserías de patio, arcos mudéjares y columnas que suponen numerosas y variadas obras de arte con múltiples estilos. Desde obras pictóricas, tapices, colección arqueológica y esculturas. En el interior del lugar hay unas 700 obras de arte para ser admiradas por los visitantes, las especies botánicas y los jardines se unen a la riqueza artística del lugar.

No puedes perder la oportunidad de conocer la arquitectura y la historia de siglos de una manera original, puedes hacerlo dando un paseo mientras admiras importantes obras de arte pertenecientes a diferentes estilos de cientos de años, además de fundirte en un recuerdo bohemio de los maravillosos jardines. En cada rincón tendrá algo que descubrir, tómese el tiempo suficiente para admirar este hermoso lugar lleno de historia.

El Hotel Adriano está situado en el corazón de Sevilla, justo enfrente de la plaza de toros de la Maestranza y a pocos metros de los principales monumentos como la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias. Si decide alojarse con nosotros descubrirá una casa señorial del siglo XVIII con patios y habitaciones cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Conde de osorno

Observe las influencias góticas y moriscas mientras recorre con su audioguía los pasillos y las habitaciones. Vea los patios y jardines, y una enorme colección de pinturas, esculturas, tapices y muebles que adornan esta casa señorial.

El Real Alcázar de Sevilla es un palacio real de Sevilla, construido para el rey cristiano Pedro de Castilla. Ejemplo preeminente de la arquitectura mudéjar en la Península Ibérica, es reconocido como uno de los más bellos. Es el palacio real más antiguo aún en uso en Europa, y fue inscrito en 1987 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Esta catedral gótica, inscrita en la lista de la UNESCO, es oficialmente la más grande del mundo, con la friolera de 135 m de largo y 105 m de alto. También alberga el supuesto lugar de descanso final de Cristóbal Colón y cuenta con La Giralda, un campanario icónico que ofrece grandes vistas de Sevilla y más allá.

Casa de pilatos

Este íntimo, magnífico y lujosamente decorado palacio renacentista del siglo XV está considerado como una de las casas históricas más importantes de la ciudad. Tras haber cambiado de propietario en múltiples ocasiones a lo largo de los siglos, en la actualidad es propiedad de la Casa de Alba.

Los principales atractivos del Palacio son la arquitectura y la colección de arte. En cuanto a la primera, cabe destacar las influencias góticas y moriscas, los largos pasillos, la sala con techo octogonal, las numerosas columnas de mármol, el patio-jardín de estilo islámico, la capilla del siglo XV y las nueve fuentes.

Y aunque en la colección de arte hay muchos cuadros de maestros españoles de los siglos XIX y XX, uno de los principales atractivos es una acuarela pintada por Jackie Kennedy en 1960. La pintó durante su estancia aquí.

La nobleza española

En 2016, el actual (decimonoveno) duque de Alba, heredero de Cayetana de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, abrió al público el palacio, declarado Bien de Interés Cultural, para mostrar “el gran mecenazgo artístico y la labor de conservación que la Casa de Alba ha realizado a lo largo de los siglos”. La riqueza artística del palacio queda patente desde el momento en que el visitante pasa bajo el arco neoclásico de la entrada principal, coronado por un azulejo del siglo XVII que representa el escudo del Ducado de Alba.

Una vez dentro, y tras pasar por las famosas caballerizas, el bello patio principal del edificio ofrece uno de los mejores ejemplos del arte morisco sevillano, gracias a sus arcos de medio punto (adornados con yeserías del siglo XV) y a sus dos galerías de arcos escarzanos. El recorrido lleva al visitante por varias estancias del palacio, entre ellas el Salón de la Gitana, que toma su nombre de la escultura de bronce del artista valenciano Mariano Benlliure que preside este salón. Este espacio también está adornado con varios tapices de los talleres flamencos del tapicero bruselense del siglo XVII, Jan Frans van den Hecke. Antes de entrar en esta sala, los visitantes observarán la monumental escalera, adornada con cuadros de Napoleón III y la emperatriz Eugenia de Montijo. La escalera conduce al piso superior, que no está incluido en la visita, ya que es la residencia de invierno del actual duque de Alba.