Tradiciones de los vikingos

Tradiciones de los vikingos

Tradiciones de los vikingos

sagastad

La religión nórdica no fue en ningún momento homogénea, sino un conglomerado de costumbres y creencias relacionadas. Éstas podían ser heredadas o tomadas en préstamo,[2] y aunque las grandes distancias geográficas de Escandinavia daban lugar a diversas diferencias culturales, la gente entendía las costumbres, las tradiciones poéticas y los mitos de los demás[3] El sacrificio (blót) desempeñaba un papel importante en la mayoría de los rituales que se conocen hoy en día, y los festines comunales con carne de animales sacrificados, junto con el consumo de cerveza o hidromiel, desempeñaban un gran papel en las fiestas del calendario. En la práctica cotidiana, es probable que se utilizaran otros alimentos, como el grano, en su lugar. La finalidad de estos sacrificios era asegurar la fertilidad y el crecimiento. Sin embargo, las crisis o transiciones repentinas, como los nacimientos, las bodas y los entierros, también podían ser el motivo. En aquella época existía una clara distinción entre la fe privada y la pública, por lo que los rituales estaban ligados al hogar y al individuo o a las estructuras de la sociedad[4].

No se sabe con certeza hasta qué punto los mitos conocidos se corresponden con las creencias religiosas de los escandinavos en la época precristiana, ni cómo actuaba la gente ante ellos en la vida cotidiana. Los escandinavos no dejaron fuentes escritas sobre su práctica religiosa, y los textos cristianos sobre el tema están marcados por malentendidos y sesgos negativos, ya que los cristianos consideraban las creencias nórdicas como superstición y adoración del diablo. Se han descubierto algunas evidencias arqueológicas, pero son difíciles de interpretar aisladas del material escrito[5].

borre

La religión nórdica no fue en ningún momento homogénea, sino un conglomerado de costumbres y creencias relacionadas. Éstas podían ser heredadas o tomadas en préstamo,[2] y aunque las grandes distancias geográficas de Escandinavia daban lugar a diversas diferencias culturales, la gente comprendía las costumbres, las tradiciones poéticas y los mitos de los demás[3] El sacrificio (blót) desempeñaba un papel importante en la mayoría de los rituales que se conocen hoy en día, y los festines comunales con carne de animales sacrificados, junto con el consumo de cerveza o hidromiel, desempeñaban un gran papel en las fiestas del calendario. En la práctica cotidiana, es probable que se utilizaran otros alimentos, como el grano, en su lugar. La finalidad de estos sacrificios era asegurar la fertilidad y el crecimiento. Sin embargo, las crisis o transiciones repentinas, como los nacimientos, las bodas y los entierros, también podían ser el motivo. En aquella época existía una clara distinción entre la fe privada y la pública, por lo que los rituales estaban ligados al hogar y al individuo o a las estructuras de la sociedad[4].

No se sabe con certeza hasta qué punto los mitos conocidos se corresponden con las creencias religiosas de los escandinavos en la época precristiana, ni cómo actuaba la gente ante ellos en la vida cotidiana. Los escandinavos no dejaron fuentes escritas sobre su práctica religiosa, y los textos cristianos sobre el tema están marcados por malentendidos y sesgos negativos, ya que los cristianos consideraban las creencias nórdicas como superstición y adoración del diablo. Se han descubierto algunas evidencias arqueológicas, pero son difíciles de interpretar aisladas del material escrito[5].

centro vikingo de jorvik

Desde finales del siglo VIII hasta finales del siglo XI se practicaron algunos rituales vikingos bastante inusuales. No es ningún secreto que los vikingos eran fieros guerreros con fama de asaltar naciones y brutalizar a sus habitantes. Estos intensos marinos escandinavos mataban a docenas de personas y llevaban a cabo severas ejecuciones rituales. Lo que se sabe es que la época vikinga está plagada de algunos rituales extremos de la religión nórdica, pero también de algunas tradiciones extrañas que los vikingos practicaban exclusivamente.

las tradiciones vikingas en la actualidad

La religión nórdica no fue en ningún momento homogénea, sino un conglomerado de costumbres y creencias relacionadas. Éstas podían ser heredadas o tomadas en préstamo,[2] y aunque las grandes distancias geográficas de Escandinavia daban lugar a diversas diferencias culturales, la gente comprendía las costumbres, las tradiciones poéticas y los mitos de los demás[3] El sacrificio (blót) desempeñaba un gran papel en la mayoría de los rituales que se conocen hoy en día, y los festines comunales con carne de animales sacrificados, junto con el consumo de cerveza o hidromiel, desempeñaban un gran papel en las fiestas del calendario. En la práctica cotidiana, es probable que se utilizaran otros alimentos, como el grano, en su lugar. La finalidad de estos sacrificios era asegurar la fertilidad y el crecimiento. Sin embargo, las crisis o transiciones repentinas, como los nacimientos, las bodas y los entierros, también podían ser el motivo. En aquella época existía una clara distinción entre la fe privada y la pública, por lo que los rituales estaban ligados al hogar y al individuo o a las estructuras de la sociedad[4].

No se sabe con certeza hasta qué punto los mitos conocidos se corresponden con las creencias religiosas de los escandinavos en la época precristiana, ni cómo actuaba la gente ante ellos en la vida cotidiana. Los escandinavos no dejaron fuentes escritas sobre su práctica religiosa, y los textos cristianos sobre el tema están marcados por malentendidos y sesgos negativos, ya que los cristianos consideraban las creencias nórdicas como superstición y adoración del diablo. Se han descubierto algunas evidencias arqueológicas, pero son difíciles de interpretar aisladas del material escrito[5].

  Tradiciones vilanova i la geltru