Costumbres religiosas de los musulmanes

Costumbres religiosas de los musulmanes

Costumbres religiosas de los musulmanes

La cultura musulmana

La cultura islámica incluye generalmente todas las prácticas que se han desarrollado en torno a la religión del Islam. Existen variaciones en la aplicación de las creencias islámicas en las distintas culturas y tradiciones[1].

La literatura árabe surgió en el siglo V, y antes sólo aparecieron fragmentos de la lengua escrita. El Corán, (el libro sagrado del Islam) considerado por la gente como la mejor obra literaria en lengua árabe,[2] tendría el mayor efecto duradero en la cultura árabe y su literatura. La literatura árabe floreció durante la Edad de Oro islámica, pero ha seguido siendo vibrante hasta nuestros días, con poetas y prosistas de todo el mundo árabe, así como del resto del mundo, que han alcanzado un éxito cada vez mayor.

Descrita como una de las grandes literaturas de la humanidad[6], incluso Goethe la calificó como uno de los cuatro cuerpos principales de la literatura mundial[7], la literatura persa tiene sus raíces en las obras que se conservan del persa medio y del persa antiguo, estas últimas se remontan al año 522 a.C., fecha de la inscripción aqueménida más antigua que se conserva, la Inscripción de Behistun. Sin embargo, la mayor parte de la literatura persa que se conserva procede de la época posterior a la conquista árabe de Persia, hacia el año 650 de la era cristiana. Tras la llegada al poder de los abasíes (750 d.C.), los iraníes se convirtieron en los escribas y burócratas del imperio árabe y, cada vez más, en sus escritores y poetas. La literatura en lengua neopersa surgió y floreció en Jorasán y Transoxiana por razones políticas, ya que las primeras dinastías iraníes, como los tahiríes y los samánidas, tenían su sede en Jorasán[8].

Zoroastria

Entre los musulmanes suníes, las prácticas clave del islam se denominan “Los cinco pilares” e incluyen: la shahadah (declaración de fe), el salat (oración cinco veces al día), el zakat (donación de una parte de los bienes propios, normalmente el 2,5% de la riqueza anual, a través de las mezquitas u organizaciones locales), el sawm (ayuno desde la salida hasta la puesta del sol en el mes de Ramadán) y el Hayy (peregrinación a la Ka’bah en La Meca durante el mes de Dhu’l-Hijjah). Aunque estas cinco prácticas clave son observadas por otras confesiones musulmanas, los musulmanes chiíes añaden otras como el khums (impuesto anual entregado a los imanes) y la walayah (aceptación y adoración de los imanes). Las prácticas islámicas también dialogan constantemente con los cambios y avances de la sociedad.

  Fiestas y tradiciones francesas

“La rectitud no consiste en volver el rostro hacia Oriente u Occidente. Los verdaderamente buenos son los que creen en Dios y en el Último Día, en los ángeles, en la Escritura y en los profetas; los que regalan parte de su riqueza, por mucho que la aprecien, a sus parientes, a los huérfanos, a los necesitados, a los viajeros y a los mendigos, y para liberar a los esclavizados; los que mantienen la oración (salat) y pagan la limosna prescrita (zakat); los que cumplen las promesas siempre que las hacen; los que son firmes en la desgracia, en la adversidad y en los momentos de peligro. Éstos son los que son verdaderos, y son los que conocen a Dios”. (Corán 2:177, traducido por Abdel Haleem).

Cultura islámica

En general, la mayoría de los musulmanes de Israel dicen adherirse a los principios básicos de su fe. Por ejemplo, más de tres cuartas partes de los musulmanes (83%) dicen que ayunan durante el mes sagrado del Ramadán, y aproximadamente dos tercios dicen que dan el zakat (una donación anual de un porcentaje de su riqueza a los necesitados o a una mezquita).

Los cristianos de Israel también son generalmente observantes de su fe. Por ejemplo, una gran mayoría afirma haber recibido el sacramento anual del óleo santo, un ritual estrechamente relacionado con el cristianismo ortodoxo, pero que también practican la mayoría de los católicos en Israel.

En la encuesta no se hicieron preguntas específicas a los drusos sobre su religión, más allá de su afiliación y observancia general. En general, se sabe que los drusos son reacios a hablar de sus creencias y prácticas religiosas. Hay varias razones para ello: Para conocer mejor las creencias espirituales de su comunidad, los drusos tienen que someterse a un proceso de iniciación formal que implica varias etapas de estudio. Muchos drusos no se han sometido a la iniciación y, por lo tanto, pueden carecer de conocimientos detallados sobre su fe. Y debido a una historia de persecución religiosa, los drusos pueden ser reacios a hablar de religión en general. Para más información sobre los drusos, véase el recuadro que aparece más adelante en este capítulo.

  Tradiciones irlandesas en navidad

El evangelio en el islam

Los musulmanes estadounidenses, al igual que los de otros países, aceptan mayoritariamente ciertas creencias religiosas básicas, como la convicción de que hay un solo Dios y de que Mahoma es su profeta. Sin embargo, los musulmanes estadounidenses tienden a ser menos observadores que los musulmanes de muchos países encuestados cuando se trata de prácticas como la oración diaria y la asistencia a la mezquita. Además, los musulmanes estadounidenses se distinguen de otros musulmanes encuestados en la cuestión de la ortodoxia: Los musulmanes de EE.UU. se inclinan mucho más por decir que el islam está abierto a múltiples interpretaciones, más que a una única interpretación correcta.

Casi todos los musulmanes estadounidenses se adhieren a los principios centrales de la fe islámica, según las encuestas del Pew Research Center realizadas a musulmanes estadounidenses en 2011 y 2007. Por ejemplo, el porcentaje de musulmanes estadounidenses que creen en un solo Dios (96%) y en el profeta Mahoma (96%) es aproximadamente el mismo que el porcentaje medio de los países incluidos en el presente estudio que suscriben estos principios fundamentales (97%). Más de ocho de cada diez musulmanes estadounidenses afirman que el Corán es la palabra de Dios, incluido el 50% que dice que debe leerse literalmente. En comparación, alrededor de nueve de cada diez o más musulmanes de todos los países encuestados en el África subsahariana -la única región de la encuesta actual en la que se formuló la pregunta- dicen que el Corán es la palabra de Dios, y alrededor de tres cuartas partes o más en la mayoría de los países subsaharianos dicen que el libro sagrado islámico debe leerse literalmente, palabra por palabra. Al mismo tiempo, la proporción de musulmanes estadounidenses que dicen creer en la existencia de los ángeles (90%) está en consonancia con las actitudes de los musulmanes de otras partes del mundo (una mediana del 88% dice que los ángeles existen).

  Tradiciones de boda española