Cultura y tradiciones de dinamarca

Cultura y tradiciones de dinamarca

Cultura y tradiciones de dinamarca

Cultura y estilo de vida en dinamarca

La cultura y las artes prosperan gracias a la gran cantidad de fondos gubernamentales que reciben, gran parte de los cuales son administrados por las autoridades locales para involucrar directamente a los ciudadanos[2]. Gracias a un sistema de subvenciones, los artistas daneses pueden dedicarse a su trabajo, mientras que los museos, los teatros y el instituto cinematográfico reciben apoyo nacional[3].

Las celebraciones de mitad de invierno eran una parte importante de la cultura escandinava desde la prehistoria, y el término se mantuvo para referirse a la “Navidad” después de la cristianización[8]. En muchos países la Navidad se celebra el 25 de diciembre, pero en Dinamarca, y en los demás países escandinavos, el día más importante para las celebraciones es la Nochebuena, el 24, cuando se reúne la familia. La mañana puede transcurrir de varias maneras, pero lo más frecuente es que se hagan los preparativos para la noche[9].

El folclore danés se compone de cuentos populares, leyendas, canciones, música, bailes, creencias populares y tradiciones, comunicadas en su mayoría por los habitantes de las ciudades y pueblos de todo el país. Muchas de ellas se transmiten de generación en generación de forma oral. Al igual que en los países vecinos, el interés por el folclore creció con un sentimiento emergente de conciencia nacional en la Dinamarca del siglo XIX. Los investigadores viajaron por todo el país recopilando innumerables cuentos populares, canciones y refranes, a la vez que observaban los trajes tradicionales de las distintas regiones. En la actualidad, el folclore forma parte del patrimonio nacional, representado sobre todo por las tradiciones nacionales y locales, las canciones, los bailes populares y la literatura.

  Costumbres del cocodrilo

Historia de dinamarca

La cultura y las artes prosperan gracias a la gran cantidad de fondos gubernamentales que reciben, gran parte de los cuales son administrados por las autoridades locales para involucrar directamente a los ciudadanos[2]. Gracias a un sistema de subvenciones, los artistas daneses pueden dedicarse a su trabajo, mientras que los museos, los teatros y el instituto cinematográfico reciben apoyo nacional[3].

Las celebraciones de mitad de invierno eran una parte importante de la cultura escandinava desde la prehistoria, y el término se mantuvo para referirse a la “Navidad” después de la cristianización[8]. En muchos países la Navidad se celebra el 25 de diciembre, pero en Dinamarca, y en los demás países escandinavos, el día más importante para las celebraciones es la Nochebuena, el 24, cuando se reúne la familia. La mañana puede transcurrir de varias maneras, pero lo más frecuente es que se hagan los preparativos para la noche[9].

El folclore danés se compone de cuentos populares, leyendas, canciones, música, bailes, creencias populares y tradiciones, comunicadas en su mayoría por los habitantes de las ciudades y pueblos de todo el país. Muchas de ellas se transmiten de generación en generación de forma oral. Al igual que en los países vecinos, el interés por el folclore creció con un sentimiento emergente de conciencia nacional en la Dinamarca del siglo XIX. Los investigadores viajaron por todo el país recopilando innumerables cuentos populares, canciones y refranes, a la vez que observaban los trajes tradicionales de las distintas regiones. En la actualidad, el folclore forma parte del patrimonio nacional, representado sobre todo por las tradiciones nacionales y locales, las canciones, los bailes populares y la literatura.

  Costumbres de la etica

Jueves santo

Muchas tradiciones danesas se basan en el calendario cristiano, siendo la Navidad, la Pascua y la Noche de San Juan (a finales de junio) algunas de las más importantes y que se suelen pasar en familia.

Otras celebraciones importantes son el carnaval “Fastelavn” en febrero, el Año Nuevo y el Gran Día de la Oración, que se estableció para combinar varias fiestas tradicionales en un solo día. También están el Primero de Mayo (Día del Trabajo) y el Día de los Inocentes, en el que los daneses se burlan unos de otros con bromas e historias extravagantes. En los últimos años, los daneses también han empezado a abrazar el Día de San Valentín y Halloween.

El Día de San Valentín, establecido en el año 500, es una conmemoración anual que se celebra en febrero y lleva el nombre de un mártir cristiano de los primeros tiempos llamado “Valentín”, para celebrar originalmente el amor y el afecto entre compañeros íntimos, pero hoy se ha extendido a la familia y los amigos. A principios de los años 90, los daneses empezaron a celebrar San Valentín como el gran día del amor, inspirados en la costumbre estadounidense. Son sobre todo los jóvenes y los enamorados quienes aprovechan el día para demostrar su amor mutuo.

Día de la constitución

Muchas de las tradiciones culturales de Dinamarca nacen del rico legado del paganismo nórdico que luego se mezcló con las ideologías cristianas. Hoy en día se ven muchos días festivos, tradiciones y festivales basados en el calendario cristiano. El nexo de unión de estas celebraciones, sea cual sea su origen, es el interés por pasar tiempo con la familia y los amigos.

Típicamente escandinavo, en Dinamarca se da menos importancia a la pompa y circunstancia de un evento, y más a la creación de un tipo de ambiente especial, conocido singularmente como Hygge. El Hygge es la base sobre la que se construyen las tradiciones danesas.

  Hombres musulmanes costumbres

No hay ningún idioma que contenga una traducción exacta de la palabra danesa Hygge. El concepto se traduce a veces de forma aproximada al inglés; hasta cierto punto significa reunirse con dos o más personas en un ambiente acogedor, a menudo encarnado por elementos de calidez, intimidad, alegría, vivacidad y tranquilidad, satisfacción total, buena comida y quizás incluso luces de velas o linternas. Hygge no es simplemente una de estas cosas, sino que es la suma de estas cosas y más. El significado puede cambiar sutilmente según el contexto en el que se utilice. Hygge es trascendental y puede utilizarse para describir un evento, una persona, un lugar o incluso un objeto. Las tradiciones danesas suelen tener un elemento hyggelig en su núcleo. Esperamos que, al celebrar su herencia y tradiciones danesas, descubra el arte del hygge en su hogar.