¿Qué poderes tenian los druidas?

Poderes y habilidades de los druidas

La palabra “druida” fue la que dieron los pueblos de lengua celta que habitaban el noroeste de Europa hace unos 2.000 años a los expertos en prácticas mágicas y religiosas. Eso es todo lo que se puede decir definitivamente al respecto. Los que han intentado decir más se han basado en dos grupos de fuentes diferentes. El grupo más pequeño, pero más famoso, está formado por los escritos de los antiguos griegos y romanos. Estos tienen la virtud de ser el trabajo de gente que vivió cuando los druidas todavía existían. Su problema es que casi todos se basan en información de segunda mano de calidad desconocida, mucha de ella muy antigua incluso para su época. Además, ninguno escribió más que unas pocas frases sobre los druidas.

El único de estos escritores que pudo haberlos encontrado él mismo fue Julio César, que conquistó la Galia -la actual Francia, Bélgica y Renania- para el Imperio Romano. En un famoso pasaje describe a los druidas de la Galia como poseedores de un gran poder y aprendizaje y unidos en una organización nacional bajo un único líder. Ningún otro autor antiguo atribuye a los druidas este grado de sofisticación. Además, su famosa descripción de los druidas está aislada en medio de detallados relatos de las guerras en las que conquistó la Galia. Si los druidas hubieran sido tan poderosos y bien organizados como César insiste en que son, deberían haber aparecido constantemente en esas guerras, y sin embargo nunca aparecen en ellas. Por ello, muchos autores modernos le han acusado de exagerar la importancia y la organización de los druidas galos. Con ello, hizo que los galos parecieran más peligrosos y más dignos como adversarios y, por tanto, su propia conquista más gloriosa.

  ¿Qué es la Navidad para mí?

Significado del druida

Las primeras referencias conocidas a los druidas datan del siglo IV a.C. La descripción detallada más antigua procede del Commentarii de Bello Gallico de Julio César (años 50 a.C.). Tras la invasión romana de la Galia, las órdenes de druidas fueron suprimidas por el gobierno romano bajo los emperadores Tiberio y Claudio en el siglo I a.C., y desaparecieron de los registros escritos en el siglo II.

Ilustración imaginativa de “Un archidruida en su hábito judicial”, de The Costume of the Original Inhabitants of the British Islands (El traje de los habitantes originales de las islas británicas), de S.R. Meyrick y C.H. Smith (1815), con el collar de gorguera de oro copiando ejemplos de la Edad de Bronce irlandesa[18] Las fuentes grecorromanas y las irlandesas vernáculas coinciden en que los druidas desempeñaban un papel importante en la sociedad celta pagana. En su descripción, Julio César escribió que eran uno de los dos grupos sociales más importantes de la región (junto a los equites, o nobles) y que eran responsables de organizar el culto y los sacrificios, la adivinación y el procedimiento judicial en las sociedades galas, británicas e irlandesas. [Escribió que estaban exentos del servicio militar y del pago de impuestos, y que tenían el poder de excomulgar a la gente de las fiestas religiosas, lo que los convertía en parias sociales[19]. Otros dos escritores clásicos, Diodoro Sículo y Estrabón, escribieron sobre el papel de los druidas en la sociedad gala, afirmando que los druidas eran tenidos en tal estima que si intervenían entre dos ejércitos podían detener la batalla[20].

Templo druida celta

Ninguna información fidedigna sobre la religión de los irlandeses paganos nos llega del exterior: todo lo que sabemos de ella se deriva exclusivamente de la literatura nativa. Había muchos dioses, pero ningún dios supremo, como Zeus o Júpiter entre los griegos y los romanos.Había poca oración, y ninguna forma general de culto establecida.No había templos: pero había altares de algún tipo erigidos a los ídolos o a los dioses de los elementos (el sol, el fuego, el agua, &c.), que debían estar al aire libre.La religión de los irlandeses paganos se designa comúnmente como druidismo: y en las tradiciones irlandesas más antiguas los druidas figuran de manera conspicua. También había druidas en la Galia y en Gran Bretaña, pero los galos de Irlanda y Escocia estuvieron separados y aislados durante muchos siglos de las razas celtas de la Galia, por lo que su sistema religioso, al igual que su lengua, divergió de forma natural, de modo que el druidismo de Irlanda, tal y como se describe en los registros nativos, difería en muchos aspectos del de la Galia.

  ¿Cómo viven la tribu Himba?

Druidas en Inglaterra

En la literatura y la tradición celta, los druidas han sido denominados popularmente como magos que poseían poderes sobrenaturales. En la época del advenimiento del cristianismo, tanto en Irlanda como en Gran Bretaña, los druidas se identificaban con la palabra magi, un nombre utilizado para los sacerdotes de la antigua Persia que supuestamente tenían poder sobre entidades sobrenaturales.

En la literatura irlandesa y galesa, es común la referencia al druida como portador de poderes mágicos. Los druidas podían influir en el curso de los acontecimientos o controlar la naturaleza. Los primeros escritores cristianos celtas que creían en la magia druídica otorgaban estos poderes sobrenaturales a los santos de su iglesia.

Los druidas podían invocar nieblas y tormentas mágicas para destruir o dispersar a sus enemigos. Broichán, el principal druida del rey picto Bruide, levantó una terrible tormenta para impedir que Colmcille cruzara el lago Ness. El gran mago Mathgen convocó a las montañas para aplastar al enemigo proclamando: “Con mi poder puedo derribar todas las montañas de Irlanda en el Fomor, hasta que sus cimas rueden por el suelo. Y las doce montañas principales de Irlanda te traerán su ayuda y lucharán por ti”.