¿Cuáles son las tradiciones culturales de la Guajira?

¿Cuáles son las tradiciones culturales de la Guajira?

Religión wayuu

Conocerlos es proyectarse en un entorno natural agreste en el que cada gota de agua cuenta, pero también es descubrir un entorno extraordinario, en medio de las arenas, en el que el hombre ha vuelto a emplear mucha creatividad e invención para sobrevivir.

En contacto con los colonos, los “guajiros” desarrollaron el comercio, la cría y la artesanía, al tiempo que luchaban por el control de su territorio, a menudo al precio de la sangre. Lejos de los centros de decisión y de poder de la Corona española y luego de los incipientes Estados, este pueblo pudo sin embargo resistir durante siglos la asimilación sistemática de los indígenas por parte de los colonizadores.

Poco a poco, esta independencia se fue reduciendo al mínimo con el desarrollo de proyectos mineros en la región, como en El Cerrejón (una de las mayores minas de carbón del mundo), o de extracción de petróleo, como en Maracaibo.

Imparte justicia, llamada Sukuaipa, utilizando la palabra como medio de pacificación de la moral. Es un líder comunitario, social y cultural que actúa como mediador en los conflictos de la vida cotidiana, como juez y tomador de decisiones. Además, la UNESCO ha reconocido esta práctica de justicia de los palabreros como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Bolsas Wayuu

Viajar a la Guajira es sin duda una experiencia única. Allí encontrarás hermosas playas perdidas entre el desierto, sus inolvidables paisajes, naturaleza, cultura y exquisitos platos que conservan el sabor de generación en generación. Quiero mostrarte las razones por las que La Guajira debe ser tu próximo destino; seguro que te enamoras.

La Guajira es una de las regiones colombianas con mayor diversidad de paisajes; puedes disfrutar de la belleza de los Flamencos, de las increíbles vistas desde el cerro Pilón de Azúcar, de los mejores atardeceres y de la armonía de su gente que siempre tiene una sonrisa que ofrecer.

Aunque no sea muy cómodo dormir en una hamaca, deberías disfrutar de esta experiencia única al menos una vez en la vida. Allí tendrá la posibilidad de entrar en contacto directo con los habitantes de esta región, conocer sus costumbres y su gastronomía.

Un lugar perdido en el desierto te da la bienvenida con su majestuosa playa de arenas ocres, sus aguas tranquilas te permiten refrescarte después de un largo paseo entre cactus. Allí encontrarás una colina, en su parte superior descansa la estatua de la Virgen de Fátima. Este lugar es muy significativo para el pueblo wayuu, pues la leyenda cuenta que es allí donde consiguen comunicarse con sus antepasados. Muchos suben al cerro para dejar ofrendas y hacer peticiones; otros suben con el único fin de disfrutar de la brisa y la vista que se puede ver desde este lugar

Tradiciones Wayuu

La provincia de La Guajira, en la costa norte del Caribe colombiano, alberga el territorio sagrado ancestral del pueblo indígena wayuu. Los Wayuu se reparten entre la provincia de La Guajira, en Colombia, y el estado de Zulia, en Venezuela, y son la mayor comunidad indígena de ambos países.

Su comunidad se basa en un sistema orgánico matrilineal compuesto por clanes donde el tío materno es la autoridad que debe mantener la cohesión de su grupo. Esta organización de gobierno descentralizada funciona mediante un sistema normativo basado en la palabra. Para el pueblo wayuu es vital que los niños sean educados en el marco de estos sistemas ancestrales fuertemente ligados a su territorio sagrado, ya que está relacionado con todos los aspectos de la vida de los wayuu. Sin embargo, a menudo se ven amenazados por el desplazamiento forzado, y los niños se ven obligados a asistir a un sistema de educación formal alijuna (extranjera).

Al identificar la necesidad de hacer que las escuelas estatales sean relevantes para los niños wayuu, y con el fin de fortalecer la transmisión de su patrimonio vivo como respuesta a las amenazas que ponen en peligro su sustento, el pueblo wayuu decidió emprender un proceso social para construir un proyecto etnoeducativo para una educación integral wayuu.

Mitología wayuu

En cuanto a la sede y el barrio: Partiendo de una antigua casa situada en el barrio de La Almedina, el corazón del casco histórico, justo a los pies del monumento más representativo de la ciudad, la Alcazaba, deconstruimos una casa para adaptarla a las necesidades de un espacio multifuncional. Fueron seis largos meses en la obra, reciclando todo tipo

de materiales, para hacer posible el sueño de construir sin dinero, con la fuerza de la ilusión, el compañerismo y la solidaridad. Finalmente, el 16 de junio de 2012 inauguramos la sede. Desde el principio, nuestro marco de actuación lo conforman los vecinos del barrio, en su mayoría con escasos recursos económicos, la ciudadanía en general y el vecindario

Otra cultura es posible: Trabajamos en formas alternativas de economía colectivizada, de donación y/o trueque, con instrumentos como el banco de tiempo y la moneda social. Estos permiten ampliar el espectro de participación/colaboración con personas de bajos o nulos recursos económicos, a través de acciones que pueden ser: