¿Por qué se conocia como el azote de Dios?

Azotando

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos más traumáticos de la historia de la humanidad. En todo el mundo, los conflictos existentes se conectaron, enredando a las naciones en una vasta red de violencia. Se luchó en tierra, mar y aire, tocando todos los continentes habitados. Murieron más de 55 millones de personas, algunas de ellas combatientes, otras civiles atrapadas en la violencia y otras asesinadas por sus propios gobiernos.

La autora del best seller del New York Times, Margaret George, capta a la reina más apasionante de la historia, enfrentándose a los rivales de su trono y de su corazón. George, una de las mejores novelistas históricas de la actualidad, deslumbra aquí al abordar su tema más difícil hasta la fecha: la legendaria Isabel Tudor, reina del enigma: la reina virgen que tuvo muchos pretendientes; la vencedora de la Armada que odiaba la guerra; la mujer magníficamente vestida y adornada con joyas que pellizcaba centavos.

La mayor dinastía real de Inglaterra, los Plantagenet, gobernaron Inglaterra durante ocho generaciones de reyes. Su extraordinario reinado hizo que Inglaterra saliera de la Edad Media y se convirtiera en un reino altamente organizado que abarcaba una vasta extensión de Europa. El gobierno de los Plantagenet fue testigo del establecimiento de leyes y de la creación de obras de arte, monumentos y tumbas que sobreviven hasta nuestros días, y que siguen hablando de su sofisticación, brutalidad y secretos. Dan Jones aporta una nueva visión de esta historia marcada por las batallas.

Operación attila ww2

Considerado por muchos como uno de los comandantes militares más brutales y sobrecogedores, Atila el Huno fue el líder del Imperio Húnico que infligió un dolor y una miseria inimaginables en lugares tan lejanos como los Balcanes, Europa central y oriental, y Asia central. Este caudillo del siglo V d.C. dirigió a sus feroces guerreros hunos en muchas campañas militares, incluidas las que se llevaron a cabo en el Imperio Romano de Occidente y de Oriente. La brutalidad de Atila durante sus expediciones militares fue tal que llegó a ser conocido como el “azote de Dios” (en latín, Flagellum Dei).

  ¿Qué se celebra el 12 de octubre y por qué?

El líder de los hunos, Atila, era un líder tan hambriento de poder que hizo todo lo posible por deshacerse de cualquiera que se interpusiera en su camino. Atila y su hermano Bleda crecieron en una familia gobernante muy influyente. A la muerte de sus tíos, los dos hermanos sucedieron en el trono, gobernando conjuntamente el Imperio Húnico. Atila y Bleda realizaron muchas conquistas juntos, dejando un nivel de destrucción inimaginable allá donde iban. Según algunos relatos, Atila se cansó rápidamente de compartir el poder y por ello mandó matar a su hermano Bleda. No hay pruebas que apoyen esto; sin embargo, no es improbable, ya que Atila era un megalómano muy violento.

Soy el castigo de Dios

El Azote de Dios es el primer escenario de la campaña de Atila el Huno en Age of Empires II: Los Conquistadores. Se basa en la época en que Atila era co-rey de los hunos con su hermano mayor Bleda en el 434 – c. 445 d.C., pero con el orden de los acontecimientos cambiado por razones dramáticas.

El antiguo sacerdote se quedó mirando por la ventana durante mucho tiempo, recordando días pasados. Yo estuve allí”, dijo finalmente. En la batalla de los Campos Catalaunos… luchando junto a Aecio y Teodorico el Godo”. Sabía que había habido una batalla aquí, hace décadas. Los campesinos siguen volcando esqueletos y escudos rotos con sus arados de vez en cuando.

Fueron los hunos quienes expulsaron a muchos de estos otros bárbaros antes que ellos. Eran guerreros aterradores procedentes de las estepas de Asia, sus cuerpos desfigurados por las cicatrices rituales, sus piernas deformadas por una vida casi entera en la silla de montar.

  ¿Cuáles son los valores culturales que se deben respetar?

A pesar de su temible aspecto, los hunos podrían haber sido poco más que asaltantes, si no fuera por el liderazgo de Atila. Se llamaba a sí mismo el Azote de Dios. Atila y su hermano Bleda dirigieron a los hunos no sólo para asaltar, sino para devastar Escitia y Persia.

Héroes legendarios alemanes

Segunda campaña de Atila en los Balcanes. Un terremoto daña las murallas de Constantinopla. Los hunos asedian y toman Naissus y muchas otras ciudades, y (probablemente) avanzan hacia Constantinopla, para encontrar que las murallas han sido reparadas. El emperador Teodosio pide la paz y acuerda un tributo anual a los hunos de 2.100 libras de oro.

Atila avanza por el Danubio hasta el Rin, marcha por el Mosela e invade la Galia. Su avance es detenido por Aetius en Orleans. Se retira, es derrotado por Aetius en la batalla de las llanuras de Catalaunia, pero se le permite escapar