¿Qué tiene de especial Alemania?

Cómo se ve a Alemania en el mundo

Hay algo innegablemente artístico en la forma en que se despliega el paisaje de Alemania: las costas onduladas y bordeadas de dunas del norte; los bosques sombríos, los valles fluviales románticos y los vastos viñedos del centro; y el esplendor fuera de serie de los Alpes, esculpidos en una gloria escarpada por los glaciares y los elementos. Todo ello forma parte de una matriz natural mágica que hará que las baterías de su cámara se agoten. Salga de la carretera y adéntrese en la naturaleza para empaparse de los épicos paisajes que hacen que cada delicioso, lento y sinuoso kilómetro sea tan precioso.

Encontrará la historia en ciudades cuyas calles fueron trazadas mucho antes de que Colón zarpara, y en castillos que se asoman por encima de primitivos pueblos con entramados de madera en los que las jardineras ondean con geranios carmesíes. Las grandes ciudades, como Berlín, Múnich y Hamburgo, tienen más sabores que un tarro de gominolas, pero todas ellas le sorprenderán con un caleidoscopio cultural que abarca desde los museos de arte y la ópera de alto nivel hasta el cabaret travieso y los clubes clandestinos. Y dondequiera que vaya, los clásicos románicos, góticos y barrocos se codean con las creaciones arquitectónicas de maestros modernos como Daniel Libeskind, David Chipperfield y Frank Gehry.

¿Por qué es conocida Alemania?

La historia, la cultura y la belleza natural son quizá los factores que mejor describen la esencia de las vacaciones en Alemania. Con sus numerosas ciudades históricas y pintorescos pueblecitos, junto con la abundancia de bosques y montañas, los visitantes tienen mucho donde elegir cuando se trata de elegir lugares únicos para visitar en esta hermosa parte de Europa.

  ¿Por qué los niños usan disfraces en Halloween?

Aquellos que deseen hacer turismo o disfrutar del arte deben dirigirse a las grandes áreas metropolitanas, como Múnich, Fráncfort o Hamburgo. Los que busquen actividades de ocio, pueden visitar lugares como los majestuosos Alpes bávaros, la Selva Negra o el Valle del Rin.

Por todas partes hay hermosas catedrales antiguas y grandes palacios. Y en las ciudades y pueblos más pequeños, algunos con cascos antiguos medievales aún intactos (Altstadt), se siguen practicando muchas tradiciones centenarias, como los tradicionales mercados, festivales y ferias de Navidad.

En el corazón cultural de Alemania se encuentra la capital, Berlín. Esta vibrante ciudad, que alberga numerosos museos y galerías de arte, es un punto de partida ideal para explorar los muchos otros placeres que ofrece el país. Y para los amantes de la naturaleza, hay todo un mundo de posibilidades en los grandes espacios naturales de Alemania.

Alemania no tiene cultura

Alemania es famosa por ser el país de los poetas y los pensadores. Desde inventos vitales hasta tradiciones navideñas, pasando por las salchichas y la cerveza, en Alemania hay mucha cultura, historia y leyes extravagantes. Alemania también es conocida por sus grandes ciudades, la Selva Negra, los Alpes y el Oktoberfest.

El anterior alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, dijo: “Berlin ist arm, aber sexy” – “Berlín es pobre, pero sexy”. Bueno, ciertamente ya no es pobre, pero definitivamente sigue atrayendo a visitantes de todo el mundo.

En Berlín también se encuentra Berghain, uno de los clubes más exclusivos del mundo. No se permiten cámaras en su interior y hay un 50% de posibilidades de que te rechacen por razones desconocidas. También hay una sauna y una casa de baños cerca de Ida-Wolff Platz donde ponen música tecno bajo el agua.

  Ecos de las marismas las tradiciones de siempre

Te recomiendo que hagas un recorrido a pie cuando visites la ciudad: sólo dura un par de horas y te llevan a todos los puntos interesantes del camino.  Las paradas incluyen el Checkpoint Charlie, la Puerta de Brandenburgo y el Memorial del Holocausto.

Alemania es famosa por ser llamada la Tierra de los Poetas y Pensadores (Das Land der Dichter und Denker), y es bien merecido. Gracias a los alemanes del pasado y del presente, el mundo se ha beneficiado de cientos de años de teorías científicas, literarias y filosóficas.

10 datos curiosos sobre alemania

La Puerta de Brandemburgo es uno de los lugares más emblemáticos del vibrante Berlín actual. Más que la única puerta histórica de Berlín que se conserva, este lugar llegó a simbolizar la división de Berlín en Este y Oeste durante la Guerra Fría y, desde la caída del Muro, la reunificación de Alemania. Desde el punto de vista arquitectónico, la Puerta de Brandeburgo de piedra arenisca es uno de los primeros y más atractivos ejemplos de edificio neoclásico de Alemania.

Construida entre 1788 y 1791, la Puerta de Brandemburgo fue el primer edificio de estilo griego de Berlín. Diseñada por Carl Gotthard Langhans, arquitecto de la corte prusiana, se inspiró en la monumental puerta de entrada a la Acrópolis de Atenas. La Puerta de Brandemburgo tiene 26 metros de altura, 65,5 metros de longitud y 11 metros de profundidad, y está sostenida por dos filas de seis columnas dóricas.

En 1793, la puerta fue coronada por la estatua de la Cuadriga, diseñada por Johann Gottfried Schadow. Esta estatua también tiene su propia historia. En 1806, cuando el ejército de Napoleón tomó Berlín, el emperador francés hizo transportar la Cuadriga a París como botín de guerra y señal de su victoria. En 1814, tras la abdicación forzada de Napoleón, la Cuadriga fue devuelta a Berlín, donde volvió a adornar la Puerta de Brandemburgo, orientada hacia el este y el centro de la ciudad.

  ¿Cuáles son los hechos folkloricos que se conocen en la region larense?