¿Cuál es la importancia de los chibchas?

¿Cuál es la importancia de los chibchas?

Nombres de chibcha

Los muiscas (también llamados chibchas) son un pueblo y una cultura indígena del Altiplano Cundiboyacense, Colombia, que formaban la Confederación Muisca antes de la conquista española. Este pueblo hablaba el muysccubun, una lengua de la familia lingüística chibcha, también llamada muysca y mosca[2]. Fueron encontrados por los conquistadores ordenados por el Imperio español en 1537 en la época de la conquista. Los subgrupos de los muiscas se identificaban principalmente por sus lealtades a tres grandes gobernantes: el hoa, centrado en Hunza, que gobernaba un territorio que abarcaba aproximadamente el sur y el noreste de Boyacá y el sur de Santander; el psihipqua, centrado en Muyquytá y que abarcaba la mayor parte de Cundinamarca y los Llanos occidentales; y el iraca, gobernante religioso de Suamox y el noreste de Boyacá y el suroeste de Santander.

El territorio de los muiscas abarcaba un área de unos 25.000 km2 desde el norte de Boyacá hasta el Páramo de Sumapaz y desde las cumbres hasta la porción occidental de las cordilleras orientales. Su territorio limitaba con las tierras de los Panche en el oeste, los Muzo en el noroeste, los Guane en el norte, los Lache en el noreste, los Achagua en el este y los Sutagao en el sur.

Tribu Chibcha

La conquista española de las naciones chibchas se refiere a la conquista por parte de la monarquía española de las naciones de lengua chibcha, principalmente la muisca y la tairona que habitaban la actual Colombia, dando inicio a la colonización española de América[1].

Los primeros habitantes de Colombia fueron miembros migratorios de los mesoamericanos que se establecieron en la zona hacia el 1200 a.C., seguidos de otras dos oleadas hacia el 500 a.C. y una tercera entre el 400 y el 300 a.C. Más tarde, el grupo de arahuacos procedentes del sur de Sudamérica se hizo presente en la zona, y una tercera oleada de grupos migratorios, los caribes guerreros, se estableció en las tierras bajas y empujó a los mesoamericanos a las montañas. Las zonas del sur de la actual Colombia también formaron parte del Imperio Inca[2].

  ¿Qué tradiciones culturales formaron la cultura occidental?

En el siglo XVI, los chibchas se dividieron en dos grupos principales: los muiscas, ubicados en las mesetas de Cundinamarca y Boyacá, y los taironas, que se asentaron a lo largo de la estribación norte de la Sierra Nevada de Santa Marta en los actuales departamentos de Magdalena, Cesar y La Guajira.

Arte chibcha

De Clements Markham, 1912: “Estaban empezando a levantar importantes edificios de piedra para templos y palacios .  . .  Barrientos encontró el sitio de un templo de piedra, en Ramiriqui en la provincia de Tunja.  . . . Había veintisiete pilares cíclicos, muy bien trabajados, que estaban cerca unos de otros”.

Este obelisco no es identificado como calendárico por Restrepo. Es un ejemplo de elaboración por parte de un pueblo que también había desarrollado un calendario de figuras jeroglíficas que representaban números y hacían referencia a las fases de la luna y a las estaciones de la agricultura.

Su semana constaba de tres días, su mes de diez semanas y su año de veinte meses.  Los sacerdotes también utilizaban un año astronómico de treinta y siete meses que conciliaba la diferencia entre el año lunar y el solar.

Lengua chibcha

Cultura de San Agustín: El Parque Arqueológico de San Agustín (San Agustín, departamento de Huila, Colombia) contiene la mayor colección de monumentos religiosos y esculturas megalíticas de América Latina y se considera la mayor necrópolis del mundo. Las fechas de las estatuas son inciertas, pero se cree que fueron talladas entre el 50 y el 400 d.C. Arriba a la izquierda: Plataforma de una tumba con estatuas de apoyo. Arriba a la derecha: Rostro tallado con colmillos de jaguar. Abajo a la izquierda: una figura de pie con rasgos de jaguar. Abajo a la derecha: Colgante de pez, ca. 0-900 d.C. en el Museo del Oro (Bogotá, Colombia).

  ¿Que no debo usar en mi boda?

El complejo arqueológico de San Agustín está situado en la región del Alto Magdalena, en el departamento del Huila, y está dividido en dos provincias por el río Guacacallo. Fue un eminente centro ceremonial y un importante lugar de enterramiento para las jerarquías tribales; sin embargo, había una población sedentaria que vivía de la agricultura, la caza y la pesca.

El sentimiento religioso condicionó su expresión artística, plasmada en excepcionales obras de piedra. La estatuaria agustiniana -que expresaba sus creencias y su fe- fue concebida en función de las construcciones funerarias. Este arte se ceñía fuertemente a estrictos cánones simbólicos, y expresaba libremente el tratamiento artístico de las formas, haciendo que cada una de las esculturas fuera diferente de las demás, individual, a pesar de su apariencia superficial homogénea. Estas esculturas tenían estructuración vertical y horizontal, frontalidad, simetría -como consecuencia de su función religiosa- y se ajustaban a normas lineales. Sus temas incluían: dioses, sacerdotes y chamanes, guerreros y grandes dignatarios, imágenes de difuntos -talladas en las lápidas de los sarcófagos-, animales simbólicos, postes y pilastras. Los motivos más utilizados eran las serpientes y las estilizaciones de aves. En el periodo “Clásico Regional” destaca la estatuaria monumental con mandíbulas felinas e insignias jerárquicas que debían estar realizadas en oro. En arquitectura, su obra esencial fue el templo funerario.