¿Qué dioses adoraban los babilonios?

¿Qué dioses adoraban los babilonios?

Dios Shamash

Las deidades de la antigua Mesopotamia eran casi exclusivamente antropomórficas[2]. Se creía que poseían poderes extraordinarios[2] y a menudo se las imaginaba de un tamaño físico tremendo[2]. [Las deidades solían llevar melam, una sustancia ambigua que “los cubría de un esplendor aterrador”[3] y que también podían llevar los héroes, los reyes, los gigantes e incluso los demonios[4] El efecto que tiene ver el melam de una deidad en un humano se describe como ni, una palabra que designa el “reptar físico de la carne”. [Tanto el sumerio como el acadio contienen muchas palabras para expresar la sensación de ni,[4] incluida la palabra puluhtu, que significa “miedo”[5] Las deidades casi siempre se representaban con gorros con cuernos,[6][7] que consistían en hasta siete pares de cuernos de buey superpuestos[8] También se les representaba a veces con ropas con elaborados adornos de oro y plata cosidos en ellas[7].

Los antiguos mesopotámicos creían que sus deidades vivían en el cielo[9], pero que la estatua de un dios era una encarnación física del propio dios[9][10] Por ello, las estatuas de culto recibían un cuidado y una atención constantes[11][9] y se asignaba un conjunto de sacerdotes para atenderlas[12]. Estos sacerdotes vestían a las estatuas[10] y les ofrecían festines para que pudieran “comer”. [Se creía que el templo de una deidad era su lugar de residencia literal[13]. Los dioses tenían barcos, barcazas de tamaño completo que normalmente se guardaban dentro de sus templos[14] y se utilizaban para transportar sus estatuas de culto a lo largo de las vías fluviales durante diversos festivales religiosos. [Los dioses también tenían carros, que se utilizaban para transportar sus estatuas de culto por tierra[15] A veces, la estatua de culto de una deidad se transportaba al lugar de una batalla para que la deidad pudiera ver el desarrollo de la misma. [Se creía que las principales deidades del panteón mesopotámico participaban en la “asamblea de los dioses”,[6] a través de la cual los dioses tomaban todas sus decisiones[6]. Esta asamblea se consideraba una contrapartida divina al sistema legislativo semidemocrático que existía durante la Tercera Dinastía de Ur (c. 2112 a.C. – c. 2004 a.C.)[6].

  ¿Qué se celebra el 28 de octubre de 1826 como celebra esta fecha el pueblo de Lampa?

Dioses babilónicos

Dioses de Babilonia hechos para niños Datos de la Enciclopedia InfantilLa religión babilónica estaba muy influenciada por la religión sumeria, por lo que muchos dioses babilónicos eran simplemente antiguos dioses sumerios con los mismos o nuevos nombres.

Babilonia se centró principalmente en el dios Marduk, que es el dios nacional del imperio babilónico. Era uno de los “nuevos” dioses mesopotámicos que Sumeria no tenía antes. Sin embargo, también había otros dioses que eran adorados.

Utu, más tarde conocido como Shamash, es el antiguo dios mesopotámico del Sol, que también era venerado como el dios de la verdad, la justicia y la moralidad. Se creía que el dios del Sol veía todo lo que ocurría durante el día y que ayudaba a los mortales en apuros. Junto a su hermana Inanna, Utu era el ejecutor de la justicia divina.

Nanna, Enzu o Zuen (“Señor de la Sabiduría”) en sumerio, posteriormente alterado como Suen y Sin en acadio, es el antiguo dios mesopotámico de la Luna. El dios de la Luna desempeña un papel importante entre los dioses principales, ya que se considera que simboliza el pleroma (la suma de todos los poderes de los dioses). La media luna del dios Luna figuraba en la cúspide de los templos mesopotámicos.

Dioses mesopotámicos

El nombre Marduk se pronunciaba probablemente Marutuk[6] La etimología del nombre Marduk se conjetura que deriva de amar-Utu (“hijo inmortal de Utu” o “becerro del dios del sol Utu”)[5] El origen del nombre de Marduk puede reflejar una genealogía anterior, o haber tenido vínculos culturales con la antigua ciudad de Sippar (cuyo dios era Utu), que data del tercer milenio a.C.[7].

  ¿Qué festividades se celebran en Puno?

Los textos neoasirios se habían vuelto más críticos con los reyes mesopotámicos. La ubicación de la estatua de Marduk, en Babilonia o no, estaba relacionada con la relación entre la realeza extranjera y la religión tradicional babilónica. En el siglo XII a.C., durante el reinado de Nabucodonosor I, la estatua de Marduk (previamente capturada por los elamitas) fue devuelta a Babilonia. La Profecía de Marduk es un texto profético que habla de tres ocasiones en las que Babilonia es abandonada por Marduk. Algunos de los detalles están oscurecidos por una laguna. Se cree que la referencia al reinado de Marduk en Hatti corresponde a la captura de la estatua de Marduk por parte del rey hitita Mursili I (posteriormente devuelta a Babilonia por el rey casita Agum II). Marduk bendice y vive en Asur, una referencia a otro conflicto, esta vez entre el rey asirio y el rey casita Kastilias IV, que terminó con el traslado de la estatua de Marduk de Babilonia a Asiria. Según el texto Babilonia cae en el caos mientras Marduk está en Elam, refiriéndose a la derrota de Babilonia a manos del rey elamita. Dice que un nuevo rey se levantará para renovar el templo de Ekursagila, probablemente una referencia a la victoria de Nabucodonosor I sobre Elam y la restauración de la estatua de Marduk en Babilonia[10].

Nombres mesopotámicos

El panteón de dioses babilónicos es un panteón de deidades compartidas. Es muy difícil identificar un dios babilónico original, aparte de Marduk o Nabu. Dado que Babilonia fue influenciada por la antigua Sumeria, no es de extrañar que este panteón de dioses sea compartido por las dos culturas.

  ¿Qué tipo de música canta la Banda Recodo?

En la época en que Hammurabi tomó el timón de Babilonia, las deidades cambiaron sus propósitos, gravitando más hacia la destrucción, la guerra y la violencia, y los cultos a las diosas femeninas disminuyeron. La historia de los dioses mesopotámicos es una historia de creencias, política y roles de género. Este artículo cubrirá algunos de los primeros dioses y diosas de la humanidad.

Marduk se considera la deidad principal de Babilonia y una de las figuras más centrales de la religión mesopotámica. Marduk era considerado el dios nacional de Babilonia y a menudo se le llamaba simplemente “Señor”.

En las primeras etapas de su culto, Marduk era visto como un dios de las tormentas eléctricas. Como suele ocurrir con los dioses antiguos, las creencias cambian con el tiempo. El culto a Marduk pasó por muchas etapas. Se le conocía como el Señor de 50 nombres o atributos diferentes, como el Dios del cielo y la tierra, y de toda la naturaleza y la humanidad.